Acceder

¿Cómo se fija el Precio de las Acciones?

Las acciones se consideran inversiones de alto riesgo. Una de los elementos que les da estas características a las acciones es la variación de su precio, es decir las subidas y bajadas, la volatilidad de este.

Si quieres saber más sobre las acciones y la forma como se fija su precio, te invito a que leas el presente post donde se describen los aspectos que inciden en la fijación del precio de las acciones. Además, no te pierdas algunos conceptos importantes que te ayudarán en tu camino de inversionista o como educación financiera.

 

¿Cuál es el precio de una acción?

El precio de una acción es la cantidad de pesos, dólares, euros o cualquier otra moneda que hay que pagar para comprar una acción. No hay que olvidar que una acción es una parte proporcional del capital de una empresa y que quien compra una acción se convierte en dueño de una parte de esa empresa.

Se puede ilustrar un poco más que es el precio de una acción si nos logramos ubicar en el mercado donde se negocia con ellas, la bolsa:  es la cifra que un comprador está dispuesto a pagar por una acción (demanda), que coincide con la cifra que un vendedor está dispuesto a venderla (oferta), siempre en un momento determinado. Y este último aspecto es importante, porque el precio oscila en el tiempo en función del mercado

 

¿Cómo se fijan los precios de las acciones?

La forma en que se generan los precios de las acciones se basa en las normas estructuradas por las bolsas, para que durante las sesiones no se sobrepasen unos límites de variación máxima y mínima. Cuando estas sesiones finalizan se obtienen dos precios de referencia:

El precio de cierre y el precio medio ponderado

Las fases que se siguen para llegar a dichos precios son principalmente tres:

Hablar de formación o fijación de precios de las acciones, es hablar de algo muy amplio. Pues la formación de precios se puede establecer de diferentes maneras como:

 pues se puede dar cuando una acción se introduce en el mercado de la bolsa (OPV) se negocia de forma diaria y varía continuamente.

Fijación de precios de las acciones a través de una OPV

Pues cuando una empresa decide emitir acciones y salir a Bolsa, lo hace a través de una Oferta pública de venta (OPV o IPO, por sus siglas en inglés). Y dentro de este proceso se fija el precio inicial al que van a cotizar las acciones de la compañía.

La empresa emisora recurre en una OPV a una o varias entidades que dirigen la colocación de las acciones en el mercado. Normalmente, el agente colocador o alguna otra entidad, realiza una valoración de la empresa, analizando los activos que posee, sus beneficios actuales y las previsiones de ingresos a futuros.

De acuerdo a la anterior descripción se observa que la fijación del precio tiene un carácter subjetivo, lo que provoca que algunas OPVs tengan éxito porque fueron bien valoradas o fracasen porque salen al mercado con un precio excesivo que, según los inversores, sobrevalora la empresa.

 Por lo general la empresa oferente y el agente colocador acuerdan entonces un valor inicial de las acciones, que a menudo surge de dividir la cifra en que se ha valorado la compañía por el número de acciones que han decidido ponerse a la venta. Por lo general comienza entonces un periodo de suscripción en el que los inversores pueden apuntarse a la OPV. En realidad, se trata de ajustar la oferta y la demanda.

Determinación del precio de las acciones por distintas órdenes de compra y de venta:

Los inversores introducen diferentes órdenes de compra y ventas de acciones en el mercado. Pues por un lado están los inversores que quieren comprar y otros que quieren vender.

Por un lado, están los inversores que quieren comprar y por otro los que quieren vender. En las pantallas de información bursátil estos 2 precios siempre son distintos, ya que cuando se igualan se cruza la operación y esas acciones que estaban a la compra y/o a la venta desaparecen de la pantalla de posiciones. El libro de órdenes lo forman todas las órdenes limitadas que han introducido todos los inversores en el mercado y aún no se han ejecutado por no haber ningún inversor, de momento, que esté dispuesto a comprar/vender esas acciones a esos precios

Determinación del precio de las acciones por rendimiento y rentabilidad de la compañía:

El precio de las acciones de una compañía fluctúa y es influenciado por el rendimiento y rentabilidad de una compañía, al igual que por el sentimiento general del mercado y el público hacia la compañía.

¿Qué factores afectan la formación de los precios de las acciones?

Los inversores requieren comprender mejor el mercado de valores y la formación de los precios de las acciones, para tomar las mejores decisiones, por lo que deben conocer algunos factores específicos que pueden afectar a la fijación del precio de las acciones. Dentro de estos factores se tiene:

La oferta y la demanda: es el factor principal en la determinación del precio de una acción. La oferta se refiere a la disponibilidad de una acción particular y la demanda se refiere al deseo de adquirir dicha acción. La baja oferta y alta demanda elevan el precio de una acción, mientras que la alta oferta y la baja demanda lo disminuyen.

Las finanzas y el rendimiento corporativo: Los informes y el rendimiento subsiguiente de una compañía, luego de la emisión de dichos informes, puede afectar la oferta y demanda de las acciones de la compañía, por lo que el buen rendimiento aumenta la demanda de las acciones y el mal rendimiento la disminuye, por lo que termina afectando la formación del precio.

La economía: los precios de las acciones tienden a subir durante las expansiones económicas y a caer durante las recesiones. Las tasas de interés también afectan los precios de las acciones.  

 

¿Cómo saber si una acción está cara o barata?

Para saber si una acción se ha encarecido o no su precio, se requiere conocer ciertos términos entre los cuales se tiene:

BPA: el beneficio por acción.

El beneficio por acción (BPA) o EPS ( Earnings Per Share ) divide el beneficio neto del ejercicio entre el número total de acciones. Es la base para el cálculo del PER.

PER: Price to Earnings Ratio o ratio de precio a beneficio compara el precio de mercado de una empresa con sus beneficios (PER = precio / BPA). Refleja lo que el mercado está dispuesto a pagar hoy en función de los beneficios pasados o futuros (en este caso en base a las estimaciones de los próximos años).

-   Un PER elevado indica que el precio es alto comparado con sus beneficios: Acción cara

-   Un PER bajo indica que hasta la fecha considerada está dando muchos beneficios en comparación con su precio: acción barata.

PEG: es una evolución del PER, porque además incluye la tasa de crecimiento de los beneficios. Por tanto, el Price to Earnings to Growth ratio , compara el precio de una acción con los beneficios que genera ahora y los que se esperan en el futuro .

PBR: el Price-to Book Ratio o precio a valor contable o simplemente precio en libros calcula el valor real de la compañía que, si precio y valor fueran el mismo concepto, coincidieron —ya hemos visto que no es así —. Hay que mirar el balance. Se obtiene al dividir el precio del total de acciones de la empresa entre el valor neto de sus activos (activos totales – pasivos totales).

El PBR muestra el diferencial entre el precio que “asigna” el mercado y su valor contable.

¿Cómo analizar los cambios de los precios de las acciones?

Para analizar los cambios en el precio de una acción, se puede usar los análisis técnicos y fundamentales. Pues al utilizar estos análisis como parte de la estrategia de trading, se puede predecir los cambios en el precio de la acción y encontrar oportunidades de inversión.

El análisis fundamental: es un método para estudiar en profundidad las finanzas de una empresa y los factores externos a ésta, para calcular así el valor de sus acciones. El análisis fundamental suele usar varias ratios para determinar el valor de la acción y calcular los movimientos de precio, como la ratio precio-beneficio (PER), la rentabilidad por dividendo y el rendimiento de capital (ROE).

Análisis técnico: es una manera de utilizar gráficos históricos para predecir cambios en el precio de una acción. Los precios históricos son una forma útil de predecir los precios futuros


 

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Bolsa
  • acciones
  • Mercado bursátil
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo
El mejor broker para ti

Te ayudamos a encontrar el bróker que mejor se adapta a ti

    Productos disponibles
    Frecuencia
Acepto que mis datos sean tratados por Rankia S.L. con el objeto de informarme de productos y servicios relacionados con brokers.