Rankia Colombia Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Encuentra el mejor broker
¿Qué son los bonos? Tipos de bonos y cómo invertir

¿Qué son los bonos? Tipos de bonos y cómo invertir

Si estás interesado en invertir en la Bolsa de Valores, es importante que conozcas los bonos y qué ventajas te brindan. Como inversionista debes procurar una cartera de inversiones bien diversificada, donde logres el equilibrio entre las acciones o inversiones de renta variable y los bonos o inversiones de renta fija.

De esta manera puedes superar la volatilidad del mercado mientras captura el crecimiento en el camino.

Conoce en este artículo todo lo que necesitas saber sobre esta alternativa de inversión de renta fija, que son los bonos, su clasificación y tipos. De esta manera podrás empezar a considerar esta inversión en el mercado bursátil como una opción más que te ofrece el mercado aparte de las acciones.

Bonos: ¿Qué son?

Estos instrumentos financieros son títulos que representan una deuda, que tiene la entidad emisora con las personas naturales o jurídicas que los adquieren.

La ilustración más simple de cómo funciona un bono es un inversionista que hace un préstamo a un emisor de bonos, a cambio de la devolución del capital del inversionista más los intereses. El inversor que otorga el préstamo es un tenedor de bonos. Empresas, corporaciones y gobiernos emiten bonos para financiar diversas actividades y proyectos.

Cuando compras un bono te conviertes en acreedor del emisor. Esta es la distinción clave entre acciones y bonos. Cuando posees una acción eres propietario parcial de la empresa.

Como propietario, puedes participar en las ganancias de la empresa a través de los dividendos y la apreciación del precio de sus acciones.

Si eres tenedor de un bono, no participas en las ganancias de una empresa. El interés y el capital que recibes no cambian, sin importar cuán rentable sea la empresa, por lo que los tenedores de bonos nunca tienen que preguntarse cuánto se les pagará.

A diferencia de los dividendos, que las empresas pueden optar por no pagar, los pagos a los tenedores de bonos están garantizados y tienen preferencia de pago en caso de quiebra de la empresa

¿Por qué invertir en bonos?

Los bonos tienden a ofrecer un flujo de efectivo confiable, lo que los convierte en una buena opción de inversión.

Una cartera de bonos bien diversificada puede proporcionar rendimientos predecibles, con menos volatilidad que las acciones y un mejor rendimiento que los fondos del mercado monetario.

 Incluso cuando las tasas de interés son bajas, las opciones de inversión en bonos, como la deuda de alto rendimiento o los bonos de mercados emergentes, pueden satisfacer tu necesidad de ingresos como inversionista, aunque con un riesgo sustancialmente mayor.

Clasificación de los Bonos

Los bonos se clasifican en dos grandes grupos:

Bonos de deuda privada:

 Estos son emitidos por las entidades del sector privado, en las que el gobierno nacional no cuenta con una posición dominante o mayoritaria. La colocación de estos bonos permite a los emisores obtener financiación a largo plazo, a tasas de interés competitivas y eventualmente en grandes montos. Además, pueden hacer amortizaciones parciales de la deuda o el pago total al vencimiento.

Bono de deuda pública:

Estos son emitidos por las entidades del sector público o aquellas en las cuales la participación del gobierno supera el 51%.

Existen bonos de deuda pública interna y externa mediante los cuales el gobierno nacional obtiene recursos para financiar sus actividades.

 

Tipos de bonos:

Dependiendo del tipo de bonos, al momento de la emisión de los bonos, se fija lo siguiente:

  • El valor nominal, que corresponde al monto que será reintegrado al término del respectivo plazo;
  • El plazo del préstamo y, por tanto, el vencimiento de los bonos;
  • La existencia y frecuencia de los pagos de intereses;
  • El tipo de interés aplicable, que puede ser fijo o variable.

Los diferentes tipos de bonos que se pueden adquirir son:

Bonos Ordinarios:

Estos poseen las características generales de los bonos, en las cuales la emisión establece los activos que garantizan que se cumpla con las obligaciones, en caso de ser necesario, y en donde el patrimonio del emisor respalda la emisión.

Bonos convertibles en acciones:

 Estos son los que redime el emisor y le entrega al inversionista acciones emitidas por el emisor del bono en lugar de capital de dinero, ya sea de forma obligatoria o ejerciendo esta facultad por parte del tenedor.

Bonos obligatoriamente convertibles en acciones:

Son aquellos en los cuales, al momento de su maduración o vencimiento, tanto el pago del capital como de los rendimientos representados en tal valor consiste en la entrega de acciones, y esta decisión no depende del inversionista. Estos valores se denominan BOCEAS.

Bonos facultativamente convertibles en acciones:

 En estos la entrega de acciones como pago del capital y los rendimientos del bono al momento de su vencimiento es una decisión que solo depende del inversionista.

Para ambos casos la ley exige que existan acciones en reserva necesarias por el emisor para la conversión de los bonos.

Bonos de riesgo:

Fueron creados por la Ley 550 de 1999, eran emitidos por empresas que se encontraban sujetas a reestructuración empresarial y representaban la capitalización de pasivos de dichas empresas. Para emitir y colocar las acciones y bonos de riesgo solo era necesario incluirlos en el acuerdo del reglamento de suscripción, y no era necesario trámite o autorización para la colocación de dichos valores.

Bonos sindicados:

Son aquellos que son emitidos por varios emisores y que se encuentran sujetos a las siguientes condiciones:

o   Que sea suscrito un aval por todas las obligaciones resultantes del bono, o que se prevea el carácter solidario de todos los emisores sindicados, lo cual implica que se pueda cobrar a todos y cada uno de ellos la totalidad del valor del bono.

o   Que exista un acuerdo escrito entre los emisores sindicados, en la cual se definan las condiciones básicas de la emisión.

o   Que la administración de la emisión se le confiera a una sola entidad fiduciaria o a un depósito centralizado de valores.

Bonos emitidos por organismos multilaterales:

De acuerdo con la ley, la emisión de este tipo de bonos se debe realizar obligatoriamente de forma desmaterializada. Y adicional a esto, como este procedimiento, conlleva que se realice una operación de una persona no residente en Colombia denominada en moneda local, que implica se transfieran recursos al exterior, será una operación de cambio, que no será canalizable a través del mercado cambiario obligatoriamente.

Bonos hipotecarios:

 Son títulos valores de contenido crediticio que emiten los establecimientos de crédito, y tienen como finalidad exclusiva cumplir contratos de crédito para construir vivienda y para su financiación a largo plazo.

Aquellos créditos que obtienen financiación mediante la emisión de bonos hipotecarios deberán estar garantizados con hipotecas de primer grado o primer orden de prelación que no garanticen ninguna otra obligación, adicional a esto no pueden ser vendidos, cedidos o transferidos de alguna manera, ni pueden ser sometidos a algún gravamen o utilizados como garantías por el emisor de respectivos bonos.

¿Cómo comprar bonos?

Puedes comprar bonos en el mercado primario y secundario.

Mercado primario:

Se refiere a los bonos que no han sido operadas previamente y se ofrecen a través de:

Oferta privada: Es dirigida a menos de 100 personas determinadas o a menos de 500 accionistas del emisor.

Oferta pública: Cuando la oferta está dirigida a personas no determinadas o a 100 o más personas determinadas, y tenga por objeto la suscripción, adquisición de valores emitidos en serie o en masa.

Para adquirir bonos en el mercado primario puedes hacerlo a través de dos mecanismos:

Oferta underwriting: es cuando se suscriben los bonos de deuda privada o deuda pública no nacional por medio de un agente colocador o intermediario de valores. Este se encarga de realizar la oferta.

Subasta holandesa: A través de este mecanismo, el emisor lleva a cabo la colocación de la emisión a través de una subasta, en donde define una tasa de corte y adjudica, total o parcialmente, todas las ofertas cuya tasa sea menor o igual.

Mercado secundario:

El mercado secundario se refiere a la Bolsa de Valores. Puedes adquirirlos a través de las plataformas electrónicas que administran la Bolsa de Valores de Colombia y el Banco de la República, respectivamente.

También a través del mercado mostrador llamado Over the counter (OTC), se refiere a la compra y venta de bonos por fuera de los sistemas electrónicos donde generalmente se negocian los bonos de menor liquidez.

Si por el contrario estás interesado en invertir en letras del tesoro americano o en el Bund alemán, debes acudir a brokers internacionales que ofrezcan bonos.

Existen muy pocos que ofrezcan este producto para inversionistas minoristas. Hemos podido encontrar a 

Otras vías es añadir estos productos de forma indirecta invirtiendo en ETFs o Fondos de inversión especializados en bonos.

 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
TradeStation Global

Plataforma de trading galadornada con acceso a acciones, futuros y Forex

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading valorada en más de $200 mensuales

Ver más
  • Bolsa
  • Bonos
  • Bolsa de Valores Colombia (BVC)
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker