Hipotecar una casa es una decisión financiera muy importante ya que implica llevar a cuestas una deuda que tomará varios años en ser cancelada. Sin embargo, es la vía que muchos eligen para adquirir un inmueble o bien para obtener un préstamo con garantía hipotecaria. Si ya tienes una hipoteca pero necesitas dinero puede que te preguntes: ¿Puedo hipotecar mi casa 2 veces?

 

¿Puedo hipotecar mi casa 2 veces?

 

 

¿Puedo hipotecar mi casa 2 veces?

Solicitar un crédito hipotecario para adquirir una vivienda es un proceso complicado debido a la cantidad de requisitos que piden los bancos y al tomar este crédito estás adquiriendo una obligación de pago que toma años en ser cancelada. En este período de tiempo puedes verte en situaciones en las que necesites dinero por lo que te preguntes si puedes hipotecar tu casa 2 veces.

Pues bien, si piensas en solicitar una segunda hipoteca con una entidad distinta a la actual, es poco probable que puedas hipotecar tu casa 2 veces. ¿Por qué? Porque ya tienes una deuda donde dicho bien inmueble es el aval en otro banco. Si incumplieras con ambas obligaciones, la casa se vendería y la prioridad sería pagarle al banco que emitió la primera hipoteca, dejando la segunda hipoteca precisamente como segunda en nivel de importancia, lo que puede hacer que este segundo acreedor no reciba la totalidad del dinero adeudado, ya que hipotecó un bien inmueble que ya tenía una carga crediticia. Esto hace que las segundas hipotecas tengan tasas de interés más altos, lo que aumenta considerablemente tu deuda actual.

La opción más viable si quieres hipotecar tu casa 2 veces es solicitar una ampliación de la hipoteca original en la misma entidad bancaria, cambiando los términos y condiciones del contrato original. En este caso, el banco hace un estudio para determinar cuánto puede prestar adicional sobre el valor de la vivienda, manteniendo la hipoteca como garantía de pago. Este proceso se conoce como novación, el cual supone el cambio en las condiciones originales del contrato de la hipoteca, lo cual lógicamente se hace con el mismo banco.

En cualquier caso es importante que te preguntes: ¿es la mejor decisión el hipotecar mi casa 2 veces? Debes tener en cuenta que si ya de por sí necesitas solicitar una segunda hipoteca por falta de liquidez significa que tu situación financiera no es la mejor actualmente por lo que ya es difícil pagar una primera deuda. Ahora imagina tener que pagar dos cuotas de dos hipotecas. La solución de liquidez será de muy corto plazo ya que en poco tiempo estarás de nuevo ahogado en deudas, lo que te hace muy susceptible a perder tu vivienda por impago.

Si no puedes pagar tu préstamo hipotecario, una buena opción en lugar de pensar en hipotecar tu casa 2 veces es hacer una subrogación del préstamo hipotecario, es decir, transferir tu deuda de un banco a otro con mejores condiciones, algo así como una compra de cartera. De esta manera podrás obtener una mejor condición para tu cuota mensual y probablemente puedas pagarla. Esto es diferente a la novación ya que estás pasando tu deuda de un banco a otro, lo que puede acarrearte costos adicionales.

 

En resumen, técnicamente sí es posible hipotecar tu casa 2 veces a través de una novación con tu banco para hacer una ampliación del préstamo y obtener liquidez. Sin embargo, ten en cuenta que es muy difícil, por no decir imposible, que otro banco te apruebe un crédito con garantía hipotecaria cuando ya la vivienda tiene otra hipoteca.

 

¡Sé el primero en comentar!

Preguntas frecuentes


Es un acuerdo entre un prestamista y un cliente, donde se otorga al prestamista el derecho de tomar la vivienda o propiedad en el caso de que no se produzca el pago más los intereses.


Hay créditos en UVR o en pesos. Debemos tener en cuenta que lps créditos en UVR tienen cuotas más bajas en un principio y en el caso de créditos en pesos las cuotas más bajas se dan finalizando el crédito. Los créditos en pesos son más estables porque no varían según el cambio de UVR. Más información ➝


Hipoteca abierta

Hipoteca cerrada


No, la mayoría de los bancos prestan un máximo del 80%-90% del valor de la propiedad.