Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

¿Sabes que es una hipoteca abierta o cerrada? ¿Cuáles son sus principales características? En este post te explicamos todo lo relacionado a las hipotecas abiertas y cerradas, para que elijas la que más te conviene.

¿Debo elegir una hipoteca abierta o cerrada?

 

 

¿Qué es una hipoteca?

Una hipoteca es una garantía constituida sobre un inmueble, que asegura que el deudor pagará al banco o acreedor el préstamo concedido. Si el deudor no paga el dinero prestado, entonces el acreedor tiene el derecho a solicitar la venta del inmueble dado como garantía para recuperar el dinero adeudado.

En otras palabras, una hipoteca es un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble. 

 Una hipoteca está conformada por 3 componentes esenciales: 

  • El capital: Corresponde a la cantidad de dinero que el banco presta mediante un crédito.
  • El plazo: es el tiempo en el cual se pacta la devolución del préstamo más los intereses.
  • El interés: es el porcentaje que el deudor debe pagar ala banco por el capital prestado. El interés puede ser fijo (las cuotas son constante) o variable (las cuotas cambiaran cada periodo de revisión).

 

¿Cuáles son los tipos de hipoteca que existen?

Los tipos de hipoteca se pueden dividir entre hipoteca abierta e hipoteca cerrada. A continuación te explicaremos la definición de cada una de ellas.

 

¿Qué es una hipoteca abierta?

Una hipoteca abierta, es un producto financiero que permite la disposición del capital para cualquier finalidad. Ofrece tasas de interés más altas que las hipotecas cerradas e incluye plazos más cortos (entre 6 meses y un año). Si el prestamista hace pagos mayores a lo previsto, no es sancionado.

 

¿Qué es una hipoteca cerrada?

Una hipoteca cerrada es aquella que se constituye con el fin de garantizar única y exclusivamente una obligación determinada, y no ampara ninguna otra que el deudor pueda contraer. La hipoteca cerrada ofrece una tasa de interés más bajo que una hipoteca abierta, y también ofrece un plazo más amplio que puede llegar de  25 - 30 años. Adicionalmente si el prestamista hace un pago mayor a lo previsto, es sancionado.  

 

¿Debo elegir una hipoteca abierta o cerrada?

A la hora de solicitar una hipoteca se puede presentar la interrogante de cuál es la hipoteca que debo elegir, pues bien, conociendo de que trata cada una de ellas, consideramos que se deben tomar en cuenta los siguientes puntos para que escoja la que se adapte a sus necesidades.  

Primeramente si opta por una hipoteca cerrada, puede  que sea más recomendable si eres una persona que cuenta con un presupuesto fijo que no espera cambios en sus ingresos. Además suele ser más recomendable escoger una hipoteca cerrada cuando usted vea que no va a ser factible realizar pagos adicionales y de esta forma se puede ver beneficiado por una tasa de interés mucho más baja.

Por otra parte, si opta por una hipoteca abierta existe la posibilidad de pagar el préstamo en su totalidad o en parte sin penalización alguna, lo que podría ahorrarte bastante a largo plazo. Por lo general, este tipo de hipoteca, permite solicitar dinero en cuanto se necesite y le deja con fondos disponibles cuando no se cuenta con ellos. Sin embargo, se tiene que tener en consideración que en una hipoteca abierta se está más propenso a ser afectado por las fluctuaciones de mercado, dado el menor plazo y las altas tasas de interés. 

Del mismo modo también es importante escoger el tipo de tasa de interés, ya que una hipoteca con una tasa fija garantiza que las cuotas no varíen durante el plazo, lo que representa los usuarios seguridad. En cambio en una hipoteca con tasa variable,  las cuotas se verán modificadas lo que puede permitir ahorrar dinero, ya que generalmente las cuotas en las tasas variables son menores a la tasa fija.

 

Conclusión

En conclusión, al momento de elegir una hipoteca abierta o cerrada debes evaluar varios aspectos, tales como analizar las tasas de intereses de los créditos hipotecarios, posibles gastos adicionales, el nivel de ingreso y la estabilidad con la que cuentas. 

¿Te parece útil esta información sobre hipotecas abiertas y cerradas? Cuéntanos tu opinión. 

 

  1. en respuesta a Juan David Rojas
    #2
    Karinak

    Son diferentes conceptualmente

  2. #1
    Juan David Rojas

    Muchas gracias por la publicación muy buena, tengo una pregunta respecto a los tipos de hipoteca: ¿estos se distinguen de acuerdo a alguna norma especifica o es por doctrina que se distinguen estas?

Preguntas frecuentes


Es un acuerdo entre un prestamista y un cliente, donde se otorga al prestamista el derecho de tomar la vivienda o propiedad en el caso de que no se produzca el pago más los intereses.


Hay créditos en UVR o en pesos. Debemos tener en cuenta que lps créditos en UVR tienen cuotas más bajas en un principio y en el caso de créditos en pesos las cuotas más bajas se dan finalizando el crédito. Los créditos en pesos son más estables porque no varían según el cambio de UVR. Más información ➝


Hipoteca abierta

Hipoteca cerrada


No, la mayoría de los bancos prestan un máximo del 80%-90% del valor de la propiedad.

2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...