Rankia Colombia Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Encuentra el mejor broker
Riesgos al invertir en Bolsa: tipos y cómo evitarlos

Riesgos al invertir en Bolsa: tipos y cómo evitarlos

¿Cuáles son los tipos de riesgos de invertir en bolsa? Una de las primeras preguntas que todo inversionista debe hacerse antes de invertir en cualquier tipo de producto, ya sea en bolsa o en cualquier otro mercado es: ¿qué  riesgos afronto al invertir mi dinero en bolsa y cómo puedo evitarlos?

En este post daremos respuesta a estas preguntas, y podrás conocer qué riesgos tienes al invertir y cómo evitar los mismos.

Riesgo ¿qué es?

Cuando hablamos de los riesgos de invertir, nos referimos a la posibilidad de que el inversor no recupere el dinero invertido o no tenga acceso a la rentabilidad deseada. Es importante entender que toda inversión está sujeta a riesgo ya que es parte de la dinámica económica.

Así que, independientemente de dónde destines tu dinero, existe la posibilidad de que no lo recuperes o no tengas la rentabilidad esperada.

Sin embargo, el tipo y el nivel de riesgo varían mucho según los diferentes tipos de inversiones. Así, hay asignaciones que presentan un riesgo bajo, mientras que otras son más riesgosas.

¿Qué significa tomar riesgos en el mercado de valores?  

Antes de saber cuáles son los riesgos en el mercado de valores, es necesario que entiendas lo que significa decir que este mercado está lleno de riesgos.

En el mercado de valores, riesgo significa incertidumbre. En el mundo de las inversiones, los riesgos se clasifican en sistemáticos o específicos.

Los riesgos sistemáticos afectan al mercado en su conjunto, de forma amplia, a diferencia de los riesgos específicos, que perjudican solo a una parte del mercado, como un emisor o un comprador, por ejemplo.

Es importante tener en cuenta que los riesgos no pueden simplemente eliminarse . Se pueden gestionar o minimizar. Todo inversor de capital necesita vivir con riesgos y aprender a gestionarlos adecuadamente.

Tipos de riesgos al invertir en bolsa

Los riesgos de inversión se clasifican en dos grandes grupos: riesgos sistemáticos y no sistemáticos.

Si como inversionista tienes conocimiento de estos dos conceptos, puedes armar un portafolio de inversión protegido ante cualquier coyuntura del mercado.

Conoce como el riesgo diversificable (no sistemático) y el riesgo no diversificable (sistemático) afectan la rentabilidad y seguridad de tus inversiones:

Riesgo sistemático

El riesgo sistemático, es aquel que afecta a la economía en general. En otras palabras, es el riesgo al que está sujeto no solo uno u otro activo, sino todo el sistema y las empresas que se insertan.

Un ejemplo sería un colapso en el sistema financiero o de capital que afecta a toda la economía colombiana.

Evidentemente, algunas empresas o sectores sufrirán más o menos que otros, pero de una forma u otra, todos los componentes de este sistema se verán afectados.

El riesgo sistemático también se conoce como riesgo no diversificable, ya que no se puede cancelar a menos que el inversor tenga recursos para invertir fuera de ese sistema.

Es de hacer notar que algunos países tienen un riesgo sistemático más alto que otros. Por ejemplo, si comparamos Colombia y Estados Unidos, este último es un país con una economía consolidada y una moneda fuerte.

Por lo tanto, la percepción de riesgo sistemático en EE. UU. es menor que en Colombia.

Riesgo no sistemático

El riesgo no sistemático o no sistémico está localizado. Es decir, a diferencia del primero, no afecta a todo el sistema, sino a un segmento específico del mercado.

En este caso, la diversificación en la cartera de inversiones ya sería capaz de minimizar los riesgos de inversión.

Existen diferentes riesgos no sistémicos que varían según el factor desencadenante. Los principales son:

Riesgo de Mercado

El riesgo de mercado se refiere a la posibilidad de que un inversionista pierda dinero debido a las fluctuaciones en el mercado financiero , ya sea en las tasas de interés, tipos de cambio o el mercado de valores.

Este tipo de riesgo se mide por la diferencia entre el rendimiento de una inversión y algún benchmark.

Las inversiones de renta variable son las más impactadas, sin embargo, todas las inversiones tienen cierta volatilidad.

¿Cómo mitigar el riesgo de mercado?

La mejor manera de reducir el riesgo de mercado es diversificar tus inversiones en diferentes clases de activos.

Así, además de reducir las posibilidades de pérdida, es posible maximizar la rentabilidad, ya que las inversiones no correlacionadas reaccionan de diferentes formas.

Riesgo de liquidez

La liquidez es la facilidad de convertir un activo en efectivo sin pérdida de valor. Cuanto más rápida sea esta conversión, mayor será la liquidez de la inversión.

Por tanto, el riesgo de liquidez es el peligro de no conseguir el dinero de la inversión cuando lo necesitas.

Las inversiones pueden tener diferentes tipos de liquidez, que pueden ser diarias o pueden tener un período de redención y tardar unos días en negociarse.

Otras requieren que el dinero permanezca invertido sin poder ser movido por largos periodos de tiempo. Además, existen opciones donde el retiro anticipado implica gastos. Por lo general, suele existir una relación entre la liquidez y la rentabilidad de la renta fija.

¿Cómo mitigar el riesgo de liquidez?

Para reducir el riesgo de liquidez, es necesario conocer bien los detalles del producto antes de invertir.

Lo ideal es definir inversiones para objetivos de corto, mediano y largo plazo y tener una reserva de emergencia para protegerse de imprevistos.

Una buena asignación de activos destina parte de las inversiones a largo plazo, con el fin de beneficiarse de la mayor rentabilidad de los productos menos líquidos.

Y define cuánto necesitas invertir en productos con liquidez para formar tu reserva y también efectivo para aprovechar oportunidades.

Riesgo de Crédito

El riesgo de crédito es el riesgo relacionado con la posibilidad de que el emisor del bono no cumpla con el pago a los inversores. Es el famoso riesgo de default.

Este riesgo está directamente relacionado con el perfil de las instituciones que ofrecen la inversión.

¿Cómo mitigar el riesgo de crédito?

Para mitigar el riesgo de crédito, lo más importante es prestar atención a la calidad del emisor y buscar información sobre la institución en la que se está invirtiendo.

Empresas especializadas en evaluación de riesgos pueden ayudar con esta información. Estas agencias otorgan “calificaciones” que van desde AAA a C o D. Cuanto más se acerque la calificación a AAA, más podrá la empresa o el país en cuestión cumplir con sus compromisos y menor será el riesgo de inversión.

Riesgo Operacional

Toda transacción está sujeta a fallas o incluso fraudes en el proceso de transacción, lo que normalmente perjudica directamente al inversionista.

El riesgo operacional refleja precisamente las fallas que pueden ocurrir durante la inversión, tales como problemas de equipos, errores humanos, mala gestión, estrategia inadecuada, entre otros.

¿Cómo mitigar el riesgo operacional?

El primer paso para reducir el riesgo operacional es identificar qué riesgos existen, ya que cada tipo de operación tiene un riesgo diferente.

En el caso de las empresas, es fundamental un análisis cualitativo para conocer su capacidad administrativa.

Como la mayoría de las inversiones se realizan en línea, es necesario tener un buen servidor de Internet y un buen Broker .

Para mitigar los errores humanos, lo principal es invertir en formación y cualificación.

Riesgo legal

El riesgo legal es la posibilidad de que algún factor relacionado con la legislación afecte las actividades de una entidad.

Se asocia tanto al incumplimiento de términos contractuales como al incumplimiento de la propia legislación.

Quienes negocian con agentes no autorizados o instituciones que operan en un mercado liberalizado son más susceptibles a este tipo de riesgo.

¿Cómo minimizar el riesgo legal?

Para evitar el riesgo legal, busca instituciones de renombre en el mercado e inversiones acompañadas de reguladas y fiscalizadas por organismos como la Superintendencia Financiera de Colombia.

¿Por qué conocer los riesgos de las inversiones?

Identificar los riesgos de las inversiones te permite tomar mejores decisiones de inversión y, por lo tanto, aumentar tus posibilidades de obtener ganancias financieras.

Al conocer los riesgos de las inversiones puedes:

  • Decidir dónde invertir.
  • Proporcionar una mejor comprensión de los tipos de inversiones.
  • Elegir los mejores activos dentro del mismo rango de riesgo.
  • Aumenta las posibilidades de lograr tus objetivos.

Recuerda que cualquier inversión implica riesgos. Incluso no invertir también implica un riesgo. No siempre es posible huir de ellos, pero es necesario conocerlos para mitigarlos.

“Pepperstone”
  • Bolsa
  • acciones
  • Riesgos macroeconómicos
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker