¿Qué es una tarjeta de crédito congelada?

¿Qué es una tarjeta de crédito congelada? Cuando tenemos una tarjeta de crédito, las cuotas de pago varían según su uso mensual, lo que en ocasiones puede desestabilizar o incomodar el presupuesto mensual o el dinero que contamos para saldar las deudas. Por ello, algunos bancos cuentan con la modalidad de tarjeta de crédito congelada, permitiéndole al usuario mantener cuotas de pago fijas, lo que puede ser una gran ayuda para mantener organizadas nuestras finanzas.

 

¿Qué es una tarjeta de crédito congelada?

 

 

¿Qué es una tarjeta de crédito congelada?

 Una tarjeta de crédito congelada es un producto financiero, representado físicamente en tarjeta de crédito, cuyos montos de pagos son fijos o congelados, es decir, no cambia mensualmente en base al monto gastado de la tarjeta de crédito.

La tarjeta de crédito congelada es una opción ideal para aquellas personas que no pueden contenerse a usar su tarjeta de crédito continuamente, inclusive para compras que podrían suplir sin necesidad de utilizarla, viéndose al siguiente mes con la obligación de pagar grandes intereses que no estaban en sus planes.

También para quienes les gusta marcar un presupuesto o control de gastos mensual y no desean llevarse sorpresas que modifiquen dicho presupuesto, la tarjeta de crédito congelada les ofrece un monto fijo con el que podrán hacer su presupuesto sin modificaciones.

 

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito congelada?

Una tarjeta de crédito congelada funciona de manera que cliente establece en el banco el límite de crédito que desea pagar mensualmente, entonces se fija un monto máximo de crédito basado en ese límite y los intereses adicionales. De esta manera, sin importar lo que gaste, el cliente seguirá pagando la misma cantidad mensual, pero no podrá exceder el monto máximo de crédito.

 

Ventajas de una tarjeta de crédito congelada

Las ventajas de una tarjeta de crédito congelada son las siguientes:

  • Puedes tener mejor control sobre tus gastos mensuales al pagar siempre la misma cuota.
  • Tienes un límite de gasto máximo, lo que te permitirá tener un mayor autocontrol y consciencia sobre el uso que le darás a tu cupo de crédito.
  • Por lo general, como cliente también puedes elegir el día del mes en el que deseas realizar el pago de la cuota de tu tarjeta de crédito congelada.
  • El monto máximo de crédito se relaciona con el límite de pago establecido.
  • Por lo general te ofrecen beneficios como descuentos en algunos comercios y servicios.

 

Desventajas de una tarjeta de crédito congelada

Por el contrario, contar con una tarjeta de crédito congelada lleva las siguientes desventajas:

  • Al ser una cuota fija, debes tener cuidado con la cantidad de gastos que realizas, pues si son montos altos constantemente, el tiempo que tardes pagando el crédito será mayor cada mes y los intereses se acumularán, convirtiéndose en una deuda importante e interminable.
  • La tasa de interés en compras con la tarjeta de crédito congelada suele ser considerablemente más alta que con otros productos financieros.
  • Este producto sólo está disponible en algunas entidades bancarias.

 

A pesar de sus numerosos beneficios, y la buena propuesta que es tener cuotas fijas, una tarjeta de crédito congelada será beneficiosa o desventajosa para el cliente dependiendo de las necesidades y hábitos financieros que el mismo tenga, por lo que es importante informarse y conocer todas las opciones en cuanto a tarjetas de crédito bancarias, de esta forma podremos elegir la más apta para cumplir con sus requerimientos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!