Calcular la cuota de un crédito te permite visualizar cuánto deberás pagar al pedir cierta cantidad de dinero, a una tasa de interés y en un plazo delimitado, a fin de determinar si estás o no en la capacidad de adquirir dicha deuda. Para hacerlo tienes a tu disposición varias herramientas con las cuales puedes hacer el cálculo y poder estar más alentado a la hora de solicitar un crédito. En el siguiente post te enseñaremos cómo calcular la cuota de un crédito.

 

¿Cómo calcular la cuota de un crédito?

 

 

¿Cómo calcular la cuota de un crédito?

Para calcular la cuota de un crédito es necesario tener tres elementos básicos:

  • La cantidad de dinero a solicitar
  • La tasa de interés fija anual
  • El plazo del crédito

Con estos tres elementos se puede proceder a realizar el cálculo de la cuota de un crédito, y para ello tienes a tu disposición las siguientes herramientas:

 

Calcular la cuota de un crédito: Con los simuladores bancarios

Todos los bancos cuentan con simuladores en los que, ingresando los datos que te mencionaos anteriormente y tal vez alguno adicional, te hacen muy sencillo el calcular la cuota de un crédito, es decir, lo que deberás pagar mes a mes según los datos que hayas ingresado.

En estos simuladores ya la base de cálculo está fabricada con su tasa de interés, por lo que sólo deberás ingresar los demás datos y hacer clic en “Simular”. De esta manera podrás saber el valor de la cuota de un crédito en ese banco, de acuerdo a su propia tasa de interés, comisiones y seguros.

 

Calcular la cuota de un crédito: Con los simuladores online

En internet también podrás hallar simuladores que, como los de las páginas de los bancos, te ofrecen ventanillas para cada dato y poseen las fórmulas ya prefabricadas para calcular la cuota de un crédito.

 En este caso sí deberás ingresar la tasa de interés ya que, a diferencia de los simuladores bancarios que agregan su propia tasa automáticamente, el simulador online es genérico por lo que no tiene una tasa de interés establecida en su base de cálculo. Además, muchos funcionan sólo con tasa fija mensual o anual (según especifique el simulador), y no con tasas variables o mixtas.

 

Calcular la cuota de un crédito: Con Excel

Excel es una herramienta de cálculo muy eficaz cuando la sabemos utilizar ya que tiene fórmulas para una gran cantidad de operaciones matemáticas, entre ellas la fórmula financiera PAGO, la cual te permite calcular la cuota de un crédito ingresando los datos mencionados anteriormente de la siguiente manera:

  • Se agregan tres filas en las que se colocarán las tres variables: cantidad del préstamo, interés mensual y plazo en meses.
  • Luego en la fila para Valor de la Cuota se agrega la fórmula financiera pago y se llenan las variables en el siguiente orden:
    • Primera variable (Tasa): Selecciona la celda de la tasa de interés mensual
    • Segunda variable (Nper): Selecciona la celda del plazo en meses
    • Tercera variable (Va): Selecciona la celda del cantidad del préstamo

Por ejemplo, así quedaría el cálculo de la cuota de un crédito de 2.000.000 de pesos, a un plazo de 24 meses y con una tasa de interés mensual del 2%. Haciendo esta sencilla tabla podremos cambiar los valores y ver distintos resultados. Pero recuerda que esta es sólo la cuota basada en la tasa de interés y no incluye los gastos adicionales que se cobran en el banco. De igual manera estamos hablando de una tasa fija, y no variable o mixta para esta forma de calcular la cuota de un crédito.

 

¿Cómo calcular la cuota de un crédito?

 

Saber cómo calcular la cuota de un crédito es bastante útil si deseas hacer uso de este producto bancario para financiar tus proyectos. Recuerda que la manera más fiable de hacerlo es a través de las páginas de los bancos ya que ellos incluyen en la cuota las comisiones y gastos adicionales a la tasa de interés. Pero si eres más creativo puedes aprender a crear tu propia tabla en Excel para calcular la cuota de un crédito cualquiera.

 

¡Sé el primero en comentar!

Preguntas frecuentes


Es un acuerdo en el que una persona o entidad realiza un préstamo de dinero a otra persona. Con el compromiso que el dinero será devuelto más los intereses.


Son préstamos que concede una entidad financiera con el objetivo de adquirir bienes o servicios: automóviles, muebles, viajes u otros gastos imprevistos.


Son créditos que no tienen una destinación clara, podremos hacer uso del dinero para cualquier finalidad sin necesidad de explicaciones.


Se permite efectuar pagos anticipados de cualquier crédito en moneda nacional sin incurrir en penalizaciones. Excepto en créditos que superen los 880 S.M.M.L.V, en este caso las condiciones se establecerán en el contrato.