Elimina la palabra excusa. Es momento de ahorrar

Elimina la palabra excusa. Es momento de ahorrar

Iniciar un hábito saludable puede ser difícil si le abres espacio a las excusas, pues se requiere disciplina y compromiso. Para que sea mucho más sencillo incorporar el ahorro a tu cotidianidad, puedes elegir un método que te motive e impulse.

Es momento de ahorrar
Es momento de ahorrar

Ahorro consciente

Si tu personalidad está enfocada en el HOY, el ahorro para ti está guiado por la corriente kakebo... pero, ¿qué es esto? Este es un método que permitió a las amas de casa japonesas organizar las finanzas del hogar y tener los gastos controlados. A ti, seguramente, podrá ayudarte a ahorrar conscientemente. Lo único que necesitas es una libreta para anotar todos los gastos diarios y así poder analizar al final del mes de qué manera distribuyes tu dinero, dónde hay posibles fugas y qué gastos puedes convertir en ahorro.


Ahorro como desafío

¿Te gustan los retos? qué tal si el próximo desafío es iniciar un ahorro. El método de las 52 semanas te propone incrementar tu ahorro de manera gradual. Si la primera semana ahorraste mil pesos, la segunda ahorrarás dos mil, la tercera tres mil y así sucesivamente hasta completar las 52 semanas. Al final del año tu disciplina será premiada al recibir y usar eficientemente el total de tu ahorro.

En Protección contamos con diferentes soluciones de ahorro para que puedas planificar de acuerdo a tus metas.


Ahorro inmediato

El método de la alcancía también es una posibilidad de ahorro para quienes no planean demasiado su vida, pero les gustaría tener un colchón financiero. ¿Cómo hacer para lograr un buen fondo? Con constancia, todos los días debes depositar en tu alcancía las monedas que te sobran de tus compras sin pensar en que las necesitarás luego. Aunque no sea un ahorro regular en cuanto al monto, es una práctica con la que lograrás reunir dinero para un propósito futuro.


Ahorro definido

Si te gusta tener la vida bajo control, el método que se adapta a tu personalidad puede ser un ahorro establecido. De esta manera tendrás claro, cada mes, cuánto será el monto para este fondo y los objetivos que quieres alcanzar a mediano y largo plazo.

Una buena opción es ahorrar el 10% de tus ingresos. Si te decides por esta posibilidad, en Protección tenemos opciones con débito automático para que no se te pase ningún mes.



¡Es momento de identificar, de manera más detallada, cómo es tu relación con el dinero! Para identificar esos rasgos característicos respecto a tus finanzas personales, es importante conocer tu personalidad financiera.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!