¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Ranking de las mejores tarjetas de crédito y débito
Toda la información sobre tarjetas: comisiones, beneficios y comparativas

¿Cómo negociar con el banco una deuda de tarjeta de credito?

A veces las cosas no salen como queremos. Cualquier imprevisto puede suceder en nuestras vidas, y eso traerá consecuencias. Algo de eso puede pasar cuando no podemos pagar una deuda, ya sea la cuota del crédito hipotecario, la del préstamo personal o el resumen de la tarjeta de crédito. En estos casos, lo primero que se nos ocurre cuando vemos que no podremos levantar la deuda es la pregunta ¿Cómo negociar con el banco una deuda de tarjeta de crédito?

 

¿Cómo negociar con el banco una deuda de tarjeta de credito?

 

 

¿Cómo negociar con el banco una deuda de tarjeta de credito?

Cuando vemos que ya no podremos pagar la tarjeta de crédito, ya sea por que por algún imprevisto nos hemos gastado los ahorros y el dinero en otra cosa, o debido a una mala planificación financiera, nos quedan dos opciones: o dejamos de pagar esa deuda, cuyo paso siguiente es figurar en los buros de crédito y quedar manchado por un buen tiempo para solicitar cualquier producto en un banco, o bien nos sentamos con el banco a renegociar la deuda.

LA definición de negociación, llevada al plano de las finanzas, dice que la negociación es un esfuerzo de interacción que se realiza a fin de generar beneficios para las partes. En este proceso, las partes interesadas, esto es, el acreedor /banco) y el deudor intentan resolver el conflicto generado por la falta del pago de un préstamo o financiamiento en particular.

En esta negociación, las partes acuerdan líneas de solución, buscan una cantidad a liquidar justa, procuran obtener como resultado que la deuda quede abonada en su totalidad, teniendo en cuenta las necesidades de liquidez del deudor.

 

Puntos a tener en cuenta al negociar con un banco

Al sentarse a negociar con el banco, debemos tener en cuenta algunos puntos importantes, a saber:

 

Evita que tu deuda crezca más

Un punto de partida, en la medida de sus posibilidades, es evitar incrementar la deuda con nuevos gastos. Esto implica evitar gastar con la tarjeta de crédito hasta tanto podamos salvar la deuda. A veces, podemos solicitarle esto al banco por nuestra cuenta para cortar el incremento de la deuda.

 

Convenir pagos mensuales

Los bancos, en general, acceden a esta opción sin muchas vueltas. A ellos les interesa que te quedes como cliente, en tanto y en cuando tu deuda se refiera a una falta de liquidez transitoria. Y por esa razon, no habría problema en que accedan al pago de la deuda en una determinada cantidad de cuotas. El importe y la cantidad, junto con los intereses a cobrar, va  depender de la buena voluntad de negociación de las partes.

 

Realizar un pago a cuenta de la deuda

Como muestra de buena voluntad, el banco puede exigirte la realización de un pago a cuenta de la renegociación realizada en cuotas. Pocas veces nos podemos negar a ello, pero si podemos negociar quizá el monto. Es importante no mentirle al banco y darnos un baño de realidad financiera antes de comprometernos a pagar algo que estamos en duda de poder hacerlo.

 

Quitas y descuentos

Hay que tener cuidado con este tipo de ofrecimientos. Si bien a simple vista parece ventajoso para nosotros, lo cierto es que en los informes y reportes de créditos figurará que hemos pagado una deuda con quita, y eso no es buen visto por todo el sistema financiero. Si las aceptamos, debemos estar seguro de que la relación costo / beneficio nos dará a favor en el largo plazo.

 

Cumple con lo firmado

Un punto redundante pero no menor. Es importante que podamos cumplir con lo que nos comprometemos. Las consecuencias podrían ser muy malas si no lo hacemos.

 

En definitiva. Un atraso en la tarjeta de crédito es algo que puede suceder. Debemos enfrentar el problema y solucionarlo lo antes posible.

 

Simulador de tarjetas

Vamos a hacerle algunas preguntas para poder ayudarle a tomar la mejor decisión al elegir una tarjeta. Comparamos entre más de 40 tarjetas de 20 bancos diferentes. Este estudio es gratuito y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar