Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo evitar ser reportado en las centrales de riesgo?

Tener un buen historial crediticio es de suma importancia en tu vida financiera ya que te permite acceder a oportunidades de crédito en entidades bancarias por ser un cliente confiable. Para esto debes evitar ser reportado en las centrales de riesgo, las cuales saben todo lo que debes y si lo pagas o no. En este artículo verás prácticos consejos de cómo evitar ser reportado en las centrales de riesgo.

 

¿Cómo evitar ser reportado en las centrales de riesgo?

 

 

Evitar ser reportado en las centrales de riesgo

Ser reportado en las centrales de riesgo pone claramente en peligro tus posibilidades de adquirir un crédito bancario o en cualquier otra institución. Esto se debe a que, cuando solicitas un crédito, la entidad realiza una evaluación crediticia. ¿Te suena familiar esa frase? Si alguna vez has solicitado un préstamo bancario seguramente sí.

Una evaluación crediticia es precisamente la revisión de tu historial crediticio, y si estás reportado ante una central de riesgo se verá reflejado de inmediato en dicha evaluación, lo que te excluirá casi automáticamente de la aprobación del préstamo que estés solicitando. Por eso, veamos algunos consejos para evitar ser reportado en las centrales de riesgo.

 

Realiza un presupuesto mensual

Este es quizá el pilar de una buena administración financiera. Realizar un presupuesto mensual te permite evaluar sabiamente tus ingresos fijos y distribuirlos correctamente. Es cierto que al llegar la quincena nos alegramos porque podremos comprar lo que necesitamos, pero también debemos pensar en lo que ya adquirimos pero en calidad de préstamo y pagarlo a tiempo.

Pagar tus deudas a tiempo es la principal manera de evitar ser reportado en las centrales de riesgo ya que, si no tienes deudas morosas, retrasos o incumplimientos o tendrás que temer por aparecer en esos registros. Tu calificación crediticia siempre será positiva y serás un buen prospecto para los bancos y demás instituciones financieras.

Realizar un presupuesto con tus gastos fijos, variables y acumulativos (esos pequeños gastos como el café de camino a la oficina o el dulce que le llevaste a tu hijo) te permitirá saber cuánto de lo que ganas tienes disponible para cada cosa, y las deudas son un gasto fijo, por lo que debes darles prioridad. En síntesis sería algo así:

  1. ¿Cuánto debo?

  2. ¿Qué tengo?

  3. ¿Qué puedo ahorrar?

  4. ¿Qué puedo gastar?

Por suerte no tienes que hacerlo “a la antigua” en una agenda o cuaderno ya que actualmente existen muchas aplicaciones para hacer tu presupuesto mensual.

 

No te endeudes más de lo necesario

Solicitar un crédito bancario puede resultar muy útil para adquirir un bien que sería más difícil de adquirir con solo ahorros, como una casa o un vehículo. Pero pedir préstamos para pagar cualquier frivolidad no es una decisión sabia.

Si te endeudas en demasía eventualmente terminarás debiendo hasta más de lo que ganas, y eso podría ponerte en “la lista negra”. Cuando tus deudas se salen de control te resulta más difícil pagarlas y es más fácil que quedes moroso en alguna de ellas, y es allí donde eres reportado a una central de riesgo.

En resumen, procura que tus gastos no sean mayores a lo que recibes como ingreso fijo, y no cuentes con los ingresos variables para pagar tus deudas ya que eso es lo que son: “variables”. Puede que este mes sean $400.000, que el mes siguiente sean $200.000, y al otro mes $50.000.

 

Paga tus servicios a tiempo

No solo las deudas de la tarjeta de crédito y los préstamos se ven reflejados en tu historial crediticio, todo tipo de pago que sea una deuda o compromiso de pago, entre ellas los servicios públicos, también son evaluados. Así que, si te retrasas en el pago de la electricidad o la cuenta del agua podrías ser reportado en una central de riesgo.

Un consejo es que puedes domiciliar el pago de tus servicios e impuestos a tu tarjeta de crédito, de manera que sólo tengas que estar pendiente de la fecha de corte de la tarjeta y no del resto de fechas.

 

Nunca es tarde

Si fuiste reportado por el impago de una de tus deudas, no te preocupes, podrás ponerte al día y pagar la deuda para regularizar la situación. Dependiendo del caso, te tomará de días a semanas volver a estar “en verde” en las listas de las centrales de riesgo.

Es por eso que debes estar al tanto de tu historial crediticio cada cierto tiempo. Si fuiste reportado por una deuda que no sabías que tenías podrás solucionar el problema a tiempo y evitar que tu historial se manche por mucho.

 

Tu historial crediticio es tu carta de presentación financiera, por lo que es muy importante mantenerlo limpio y evitar ser reportado ante una central de riesgo haciendo un buen presupuesto mensual que te permita saber cuáles son todas tus obligaciones de pago y cancelarlas a tiempo. Y recuerda no endeudarte con más de lo que puedes pagar.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar

Simulador tarjetas