Acceder

Operando con Bitcoins y otras criptomonedas

2,25K respuestas
Operando con Bitcoins y otras criptomonedas
61 suscriptores
Operando con Bitcoins y otras criptomonedas
Página
279 / 327
#2225

BlockFi otro corralito cripto: se congelaron las cuentas y es imposible retirar los fondos


 
Luego de uno de los peores días para el mercado de criptomonedas, otra de las plataformas líderes del sector decidió instalar un corralito al dinero de sus usuarios.

La empresa de préstamos de criptomonedas BlockFi limitó la actividad de los clientes en su plataforma. Por temor a un evento de liquidación importante, la compañía ha detenido los retiros.


pic.twitter.com/zNF1uP6evl

— BlockFi (@BlockFi)

Luego de la caída de FTX, el reconocido exchange anunció el bloqueo de los retiros de sus usuarios, alegando la falta de "claridad" en la situación y la imposibilidad de "operar como de costumbre". La empresa afirmó que hasta que haya claridad, limitará la actividad, incluida la pausa de los retiros. A su tiempo, solicitó que los clientes no realicen depósitos.

DECLARÓ LA QUIEBRA

La situación en el  mundo cripto es caótico. La medida de BlockFi se produce pocos días después de que se anunciará el relanzamiento de sus cuentas de rendimiento cripto en los EE. UU.

Luego de una fuerte pelea con la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU., la empresa pagó u$s 100 millones en multas que llevaron al restablecimiento de las cuentas de rendimiento. Tan solo cuatro días después, BlockFi bloquea los retiros de los clientes.

La empresa estuvo recientemente ligada a la crisis de FTX por tener exposición en la plataforma. En junio, recibió un rescate de u$s 250 millones de FTX para ayudar a mantenerlo a flote

#2228

La caída del bitcoin es ya el quinto mayor colapso financiero de todos los tiempos según Bofa...


 
 
El sector cripto no gana para disgustos. Cuando parecía que las aguas se habían calmado tras el desplome experimentado a mediados de año, la plataforma de criptomonedas FTX se ha declarado oficialmente en bancarrota debido a sus problemas de liquidez. Un nuevo golpe que ha arrastrado consigo a la principal criptomoneda por valor de mercado, el bitcoin, en lo que ya supone el quinto mayor colapso de todos los tiempos y el principal desde 1970, según Bank of America (BofA).


En apenas un año, el precio del bitcoin ha caído un 77%, pasando de los 69.000 dólares a apenas superar los 16.500 dólares. Como pionera y principal referencia de las criptodivisas - supone cerca del 40% del total del mercado-, su retroceso ha arrastrado al conjunto del sistema. Así, la capitalización del mercado de criptomonedas se ha reducido en más de 2,1 billones de dólares, hasta los 900 millones de dólares. 


BofA toma como referencia las caídas desde sus máximos recientes para elaborar una tabla clasificatoria donde el desplome del bitcoin se sitúa en el quinto lugar histórico de mayores debacles financieras. Así, su retroceso supera al 'Lunes Negro' de 1987, la explosión de la burbuja inmobiliaria en Japón en la década de 1980, o el desplome del mercado de valores de Arabia Saudí en 2006, en cuanto a colapsos financieros se refiere. 

#2229

La quiebra de FTX amenaza con llevarse por delante a Genesis y a BlockFi


El mercado de las criptomonedas sigue lidiando como puede con las consecuencias de la quiebra de FTX. En este contexto, el banco de inversión de criptomonedas Genesis Global Trading ha anunciado que pausará todas las retiradas de efectivo debido a un “volumen anormal de solicitudes que exceden nuestra actual liquidez”.

“Nuestra prioridad número uno es servir a nuestros clientes y preservar sus activos. Por lo tanto, en consulta con nuestros asesores financieros profesionales y con el consejo, hemos tomado la difícil decisión de suspender temporalmente los reembolsos y las nuevas originaciones de préstamos en el negocio de préstamos”, ha explicado la firma Genesis Trading en su cuenta de Twitter.



Our #1 priority is to serve our clients and preserve their assets. Therefore, in consultation with our professional financial advisors and counsel, we have taken the difficult decision to temporarily suspend redemptions and new loan originations in the lending business.


Según el medio ‘CoinDesk’, Genesis Trading, que actúa como bróker de Genesis Global Capital, se capitaliza de forma independiente y opera por separado de esa unidad de préstamos, ha señalado el CEO interino Derar Islim a los clientes en una conferencia realizada este miércoles, al tiempo que ha añadido que los servicios de regulación y custodia siguen plenamente operativos. El digital especializado en criptomonedas pertenece, al igual que Genesis, al grupo Digital Currency Group.

Estas mismas informaciones señalan que Islim dijo a los participantes en la llamada que Genesis está explorando soluciones para la unidad de préstamos, incluida la búsqueda de una fuente de liquidez fresca, y que dará más detalles sobre su hoja de ruta la próxima semana. Cabe recordar que la compañía perdió cientos de millones en la caída del fondo con la caída de Three Arrows Capital.

‘CNBC’ apunta a que esta noticia sería fruto de un efecto contagio de la posible declaración en bancarrota del servicio de préstamos e intercambio de criptomonedas BlockFi, la cual también congeló las retiradas de efectivo en los últimos días. Según informa ‘The Wall Street Journal’, la compañía estaría estudiando declarar la quiebra después de reconocer la “exposición significativa” a FTX, algo que la propia compañía reconoció en un comunicado publicado el pasado lunes.


BlockFi is working around the clock to achieve the best possible outcome given last week’s events.

We shared this message with our clients today: https://t.co/ZwhNfQdzMk

Los rumores de que la mayoría de los activos de BlockFi están custodiados en FTX son falsos. Dicho esto, tenemos una importante exposición a FTX y a las entidades corporativas asociadas que abarca las obligaciones que nos debe Alameda, los activos custodiados en FTX.com y las cantidades no dispuestas de nuestra línea de crédito con FTX.US. Aunque seguiremos trabajando para recuperar todas las obligaciones que se le deben a BlockFi, esperamos que la recuperación de las obligaciones que nos debe FTX se retrase mientras FTX trabaja en el proceso de quiebra”, señaló la compañía en el escrito, al tiempo que aseguraron que están “trabajando día y noche para estudiar todas las opciones disponibles”.

BlockFi es una de las diversas empresas que firmaron acuerdos para ser rescatadas por FTX durante el verano, después de que un fuerte desplome de los precios de las criptomonedas alterara los balances de varios prestamistas, bolsas y empresas de minería de bitcoins. En julio, BlockFi obtuvo una línea de crédito renovable de 400 millones de dólares de FTX en un acuerdo de deuda que también dio a FTX una opción de compra de la empresa. Según ‘WSJ’, la compañía utilizó prácticamente toda la línea de crédito y extendió millones de dólares en préstamos parcialmente garantizados por los tokens FTT de FTX a Alameda.

Dos días antes de congelar las retiradas de los clientes, la cofundadora y directora de operaciones de BlockFi, Flori Marquez, aseguró que todos los productos de la empresa estaban plenamente operativos y que se estaban procesando todas las retiradas solicitadas por los usuarios.

#2231

¿Estamos ante el final de las criptomonedas?


 
La caída en desgracia fue dura y rápida. Hace solo quince días, Sam Bankman-Fried estaba en la estratosfera. FTX, su intercambiador de criptomonedas, entonces el tercero más grande, estaba valorado en $ 32 mil millones; su propia riqueza se estimó en $ 16 mil millones.

Para los efusivos capitalistas de riesgo (vcs) de Silicon Valley, él era el genio financiero que podía sorprender a los inversores mientras jugaba videojuegos, destinado, quizás, a convertirse en el primer trillonario del mundo. En Washington, era la cara aceptable de las criptomonedas, se comunicaba con los legisladores y financiaba los esfuerzos para influir en su regulación.


Hoy no queda nada más que 1 millón de acreedores furiosos, docenas de criptoempresas inestables y una proliferación de investigaciones regulatorias y penales. La implosión de alta velocidad de FTX ha asestado un golpe catastrófico a una industria con un historial de fracasos y escándalos. Nunca antes las criptomonedas se habían visto tan criminales, derrochadoras e inútiles.


Nunca antes las criptomonedas se habían visto tan criminales, derrochadoras e inútiles.

Cuanto más sale a la luz sobre la desaparición de FTX, más impactante se vuelve la historia. Los propios términos de servicio del intercambio decían que no prestaría los activos de los clientes a su brazo comercial. Sin embargo, de 14.000 millones de dólares de dichos activos, supuestamente prestó 8.000 millones de dólares a Alameda Research, una firma comercial también propiedad de Bankman-Fried. A su vez, aceptó como garantía sus propios tokens digitales, que había conjurado de la nada. Una caída fatal en la bolsa expuso el enorme agujero en su hoja de balance. Para colmo, después de que FTX se declarara en bancarrota en Estados Unidos, cientos de millones de dólares salieron misteriosamente de sus cuentas.


Grandes personalidades, préstamos incestuosos, colapsos de la noche a la mañana: estos son los elementos de las manías financieras clásicas, desde la fiebre de los tulipanes en la Holanda del siglo XVII hasta la burbuja de los Mares del Sur en la Gran Bretaña del siglo XVIII y las crisis bancarias de Estados Unidos a principios del siglo XX. En su punto máximo el año pasado, el valor de mercado de todas las criptomonedas subió a la vertiginosa altura de casi 3 billones de dólares, frente a los casi 800.000 millones de dólares de principios de 2021. Hoy ha vuelto a los 830.000 millones de dólares.


Como al final de cualquier burbuja, la pregunta ahora es si las criptomonedas pueden ser útiles para algo más que estafas y especulaciones. La promesa era una tecnología que podría hacer que la intermediación financiera fuera más rápida, más barata y más eficiente. Cada nuevo escándalo que estalla hace que sea más probable que los auténticos innovadores se asusten y la industria disminuya. Sin embargo, existe la posibilidad, aunque disminuyendo, de que algún día surja alguna innovación duradera. A medida que las criptomonedas caen a la Tierra, esa pequeña posibilidad debería mantenerse viva.

En medio de los escombros de la semana pasada, vale la pena recordar el potencial subyacente de la tecnología. La banca convencional requiere una gran infraestructura para mantener la confianza entre extraños. Esto es costoso y, a menudo, es capturado por personas internas que toman una parte. Las cadenas de bloques públicas, por el contrario, se basan en una red de computadoras, lo que hace que sus transacciones sean transparentes y, en teoría, confiables. Sobre ellos se pueden construir funciones interoperables de código abierto, incluidos contratos inteligentes autoejecutables que garantizan su funcionamiento tal como están escritos. 

Un sistema de tokens y las reglas que los rigen pueden ofrecer colectivamente una forma inteligente de incentivar a los contribuyentes de código abierto. Y los arreglos que serían costosos o poco prácticos de aplicar en el mundo real se vuelven posibles, lo que permite a los artistas conservar una participación en las ganancias de la reventa de sus obras digitales, por ejemplo.

La decepción es que, 14 años después de que se inventara la cadena de bloques de Bitcoin, poco de esta promesa se ha cumplido. El frenesí de Crypto atrajo talento de graduados brillantes a profesionales de Wall Street, y capital de firmas de capital riesgo, riqueza soberana y fondos de pensiones. Se han utilizado grandes cantidades de dinero, tiempo, talento y energía para construir los casinos virtuales. Existen versiones eficientes y descentralizadas de las principales funciones financieras, como el cambio de divisas y los préstamos. Pero muchos consumidores, temerosos de perder su dinero, no confían en ellos.

 En cambio, se utilizan para especular sobre tokens inestables. Abundan los lavadores de dinero, los evasores de sanciones y los estafadores.

Ante todo esto, un escéptico podría decir que ahora es el momento de regular la industria para que no exista. Pero una sociedad capitalista debería permitir que los inversores asuman riesgos sabiendo que sufrirán pérdidas si sus apuestas fracasan. Incluso cuando las criptomonedas implosionaron, los efectos indirectos en el sistema financiero en general han sido manejables. Los patrocinadores de ftx incluyeron a Sequoia, una empresa de capital riesgo de California; Temasek, un fondo soberano de riqueza de Singapur; y el Plan de Pensiones de los Docentes de Ontario. Todos han perdido dinero, pero ninguno de forma catastrófica.

Además, los escépticos deben reconocer que nadie puede predecir qué innovaciones darán frutos y cuáles no. Las personas deberían tener la libertad de dedicar tiempo y dinero a la energía de fusión, las aeronaves, el metaverso y una gran cantidad de otras tecnologías que tal vez nunca sean buenas. Las criptomonedas no son diferentes. A medida que se desarrolla la economía virtual, es posible que aparezcan aplicaciones descentralizadas útiles, ¿quién sabe? La tecnología subyacente sigue mejorando. Una actualización radical de la cadena de bloques de Ethereum en septiembre.

#2232

La quiebra de FTX es peor que la de Enron, asegura el nuevo CEO: "Nunca vi nada igual"


La quiebra de Enron sigue siendo uno de los mayores escándalos financieros de la historia.

El 2 de diciembre de 2021, el gigante energético se declaraba en bancarrota con unos activos estimados en 63.000 millones de dólares y unos ingresos de más de 100.000 millones anuales. ¿El motivo de la caída? Unos cuantos kilos de maquillaje contable para engañar a sus accionistas. John J. Ray III supervisó la liquidación de Enron y ha asegurado que la quiebra de FTX, de la que es nuevo consejero delegado en sustitución de Sam Bankman-Fried, es todavía peor.


“Tengo más de 40 años de experiencia legal. He supervisado situaciones con supuesta actividad criminal y malversación de fondos de por medio. Nunca en mi carrera he visto un fracaso tan completo de los controles corporativos y una ausencia tan completa de información financiera fiable como ha ocurrido aquí”, ha sentenciado Ray en una declaración jurada ante el tribunal de quiebras de Delaware.

“Desde la integridad comprometida de los sistemas y la defectuosa supervisión reguladora en el extranjero, hasta la concentración del control en manos de un grupo muy pequeño de individuos inexpertos, poco sofisticados y potencialmente comprometidos, esta situación no tiene precedentes”, ha continuado el nuevo CEO de FTX.

Ray ha asegurado “no confiar” en la exactitud de los balances del quebrado ‘exchange’ y de su empresa hermana, Alameda Research, señalando que “no estaban auditados y se produjeron mientras los deudores (FTX) estaban controlados por el Sr. Bankman-Fried”. Asimismo, ha destacado que no da validez a los pocos informes financieros que ha tenido acceso, los cuales fueron realizados por una firma que se autoproclamó como la primera CPA en abrir una oficina en el metaverso, y que FTX “no guardaba registros ni controles de seguridad apropiados con respecto a sus activos digitales”.


Por si fuera poco, Ray ha denunciado que se utilizó supuestamente un software para ocultar el mal uso de los fondos de los clientes. Según el documento judicial, Alameda Research, el fondo de Bankman-Fried, estaba exenta en secreto de algunos aspectos de las políticas de ‘trading’ de FTX y se utilizó un único correo electrónico grupal no seguro para acceder a claves privadas y datos sensibles en todo el mundo.

Ray también ha señalado que los registros duraderos de la toma de decisiones son difíciles de conseguir ya que Bankman-Fried “se comunicaba a menudo a través de aplicaciones que se autoborraban en poco tiempo y pedía a los empleados que hicieran lo mismo”.

Fondos corporativos del grupo FTX han sido utilizados para comprar casas y otros objetos personales a empleados y asesores. No parece haber documentación al respecto de que estas transacciones hayan sido préstamos y algunos bienes inmuebles han sido registrados a nombre personal de estos empleados y asesores en las Bahamas”, ha añadido.

Asimismo, el nuevo consejero delegado ha indicado que una “parte sustancial” de los activos de FTX puede estar "desaparecida o robada". Cabe recordar que en los últimos días se produjo un hackeo a la plataforma que se saldó con la sustracción de más de 600 millones de dólares. Según unas declaraciones de SBF para ‘Vox’, podría haber sido un antiguo empleado del ‘exchange’ o el resultado de un hackeo a un ordenador de un trabajador de FTX.

Según el documento, FTX ha localizado “solo una parte” de los activos digitales que esperan recuperar durante el proceso de quiebra. Por el momento, la compañía ha asegurado unos 740 millones de dólares en criptodivisas en carteras frías fuera de línea, un método de almacenamiento diseñado para evitar los hackeos.

La SEC y el Departamento de Justicia de Estados Unidos están investigando a Sam Bankman-Fried y a sus colaboradores, así como a sus compañías, por un presunto mal uso de los fondos de los clientes. Asimismo, Washington trabaja con Bahamas para extraditar al "niño prodigio" de las criptomonedas.

Te puede interesar...

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -