¿Cuáles son las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo?

Pensar en las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo es pensar en lujo y riqueza, la exclusividad alude a algo escaso, único, muy costoso y algo a lo que solo algunos pocos pueden acceder. La alta exclusividad de algunas tarjetas radica en sus límites de crédito, materiales con que están hechas, seguros y beneficios y que están dirigidas solo a un pequeño grupo de clientes que, vale decir, tienen muchísimo dinero. En el siguiente post conoceremos cuáles son las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo.

 

¿Cuáles son las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo?

 

 

¿Cuáles son las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo?

La diferencia más notables entre las tarjetas de crédito suelen estar marcada por las ventajas que ofrecen a sus clientes y por el límite de crédito. En líneas generales las tarjetas de crédito más exclusivas  del mundo poseen límites elevadísimos de crédito o sencillamente no poseen límites, permiten el acceso a servicios exclusivos de lujo como reservar aviones privados o cerrar tiendas para garantizar la compra intima del cliente y  vienen acompañadas de pólizas de seguro de cifras millonarias.

Para que un cliente VIP acceda a estas tarjetas de crédito exclusivas generalmente es a través de una invitación que las propias entidades financieras proponen al cliente, como resultado de haber cumplido con otras exigencias financieras que va desde usar otros productos financieros igual de exclusivos, tener liquidez, un patrimonio estable y estatus que proporciona el poder económico.

Dentro de las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo se encuentran:

  • La American Express Centurion: Es de las más populares dentro de los clientes VIP y solo puede conseguirse mediante invitación. La tarjeta negra o black está fabricada en titanio. En Estado Unidos  el pago de una cuota inicial es de 7.500 dólares más una tasa anual de 2.500.  Dentro de sus ventajas se encuentra que los titulares podrán disfrutar del servicio Concierge, una especie de asistencia social. 
  • Dubai First Royal MasterCard: Es un producto cuyo diseño grita ostentosidad, ya que una parte de la misma esta recortada en oro y lleva un diamante de 0.235 quilates en el centro de la cara de la tarjeta. Solo puede conseguirse con invitación y su acceso está restringido a la realeza y las altas esferas del mundo empresarial. No tiene límite de crédito o gasto.
  • JP Morgan Chase Palladium: Esta tarjeta se caracteriza porque está fabricada de en paladio y oro de 24 quilates y la información de los clientes está grabada en láser. Tiene una cuota de 595 dólares anuales, no tiene límite de gastos, y otorga dos puntos por cada dólar gastado en los viajes y 35.000 puntos para los clientes que gastan más de 100.000 dólares.
  • Coutts World Silk Card: Es una tarjeta exclusiva primeramente porque es la tarjeta que utiliza la Reina de Inglaterra Isabel II, es un producto que se emite en Reino Unido y no hay más de 100 unidades repartidas. Para optar a ella el cliente debe poseer al menos 1 millón de dólares en la cuenta en la entidad.
  • Diamond Card Visa Infinite de Eurasian Bank: Esta tarjeta es emitida por un banco de Kazajistán, y se caracteriza porque tiene un corazón ornamentado con oro y diamantes. No está disponible para todos los clientes del banco y para convertirse en titular de la tarjeta de diamante es solo bajo la recomendación de la junta directiva del banco o de dos clientes de posean la tarjeta. Su coste de solicitud puede llegar hasta los 1.127 euros.
  • Visa Infinite Oro: Es una tarjeta que está fabricada en oro, diamantes y madreperla. Dentro de sus ventajas esta crédito elevado, servicios como la planificación de viajes, bonificaciones en restaurantes de cinco estrellas y hoteles de la misma categoría. El precio es de 100.000 dólares, 65.000 como cuota por fabricar la tarjeta y 35.000 dólares adicionales depositados en el banco como requisito para usar el medio de pago. Y requiere el pago de una comisión anual de 2.000 dólares.

 

En resumen las tarjetas de crédito  más exclusivas del mundo se caracterizan por ser las más caras y por estar dirigidas a un grupo de personas selectas o VIP, que para poder poseer una de ellas debe ser invitado por las entidades bancarias y ofrecen servicios como la posibilidad de contratar seguros, reserva aviones privados, la traducción de documentos, acceso a salas vips de aeropuertos de todo el mundo, entre otros.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!