Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

En el mundo bancario, como en todos los mercados, existe una competencia entre los agentes participantes para atraer a la mayor cantidad de clientes posibles, ofreciendo mejores condiciones para determinados productos bancarios, tasas de intereses más reducidas, beneficios adicionales, etc. Una de las estrategias para absorber clientes de otros bancos son las compras de cartera, en la que le ofrecen al cliente tasas de interés competitivas para que se “muden” de banco. Pero, ¿Qué es una compra de cartera?

 

¿Qué es una compra de cartera?

 

 

¿Qué es una compra de cartera?

Una compra de cartera es un producto bancario diseñado como estrategia para hacer que los clientes migren sus deudas de un banco a otro con mejores condiciones. Cuando un cliente solicita una compra de cartera, básicamente el banco al que la solicita compra la deuda que tiene la persona al banco con el que la contrajo, a cambio de mejores condiciones de pago. De esta manera, el banco absorbe clientes de otras entidades y aumentan sus ganancias.

Una compra de cartera puede darse con créditos hipotecarios, vehiculares, de libranza, de libre inversión o tarjetas de crédito y ofrecen al cliente la posibilidad de recoger más de una deuda con una mejor tasa de interés o con un plazo más extendido para que pueda mejorar su flujo de caja.

Los requisitos que le pedirán en el banco para comprar su cartera son similares a los de un crédito de libre inversión, aunque en algunos casos se pide además certificados o extractos de las obligaciones que le van a comprar.

 

Compra de cartera – Consideraciones

  • Cuando usted contrata una compra de cartera en otro banco está adquiriendo una deuda nueva, con nuevas condiciones de pago y en una nueva entidad, por lo que la deuda anterior muere.
  • Al solicitar una compra de cartera no solo debe verificar que la tasa de interés sea más baja sino también las condiciones en las que el nuevo banco lo recibirá. Por ejemplo, algunos tienen como requisito que el cliente acepte una tarjeta de crédito con ellos, lo que se puede constituir en una deuda más.
  • Debe organizar su flujo de caja y cumplir la nueva obligación de pago para no tener un historial crediticio negativo.
  • Verifique qué otros gastos y comisiones hay que pagar por la compra de cartera de su deuda y compare entre distintos bancos; la idea es conseguir mejores condiciones de pago, no solo mudar la deuda.
  • Tome en cuenta que al banco le conviene comprar su cartera, por lo que puede negociar las condiciones ofrecidas por el banco.

 

Es importante recordar que la compra de una cartera no es una solución mágica para resolver las deudas. Mientras el cliente no tenga control sobre sus gastos, no sea disciplinado al pagar y se endeude cada vez más, ni siquiera las mejores tasas de interés podrán ayudarlo. Y recuerde, las tarjetas de crédito no son un aumento de sueldo, son una deuda que tiene que pagar de manera puntual, no se extralimite con ellas.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar

Preguntas frecuentes


Es un acuerdo en el que una persona o entidad realiza un préstamo de dinero a otra persona. Con el compromiso que el dinero será devuelto más los intereses.


Son préstamos que concede una entidad financiera con el objetivo de adquirir bienes o servicios: automóviles, muebles, viajes u otros gastos imprevistos.


Son créditos que no tienen una destinación clara, podremos hacer uso del dinero para cualquier finalidad sin necesidad de explicaciones.


Se permite efectuar pagos anticipados de cualquier crédito en moneda nacional sin incurrir en penalizaciones. Excepto en créditos que superen los 880 S.M.M.L.V, en este caso las condiciones se establecerán en el contrato.