Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Qué es stop loss y take profit?

¿Conoces las órdenes Stop Loss y Take Profit?,  ¿En qué se diferencian? En este post daremos respuesta a estas preguntas, y podrás conocer acerca de estos importantes conceptos de inversión en bolsa.

Riesgo: tipos, clases y ejemplos
 
 

A continuación se describen dos órdenes bursátiles muy utilizadas en la actualidad:Stop Loss y Take profit.

Stop Loss (Parar Pérdidas)

Es un mecanismo por medio del cual, el inversionista puede limitar sus pérdidas, estableciendo un precio “de salida” (venta) para su inversión. En el momento en que el precio del mercado del respectivo valor desciende y alcanza el nivel mínimo que ha definido el inversionista, este se pone automáticamente en venta.
Por ejemplo si el inversionista compró 1000 acciones de la empresa ABC a un precio de $2.200 cada una (invirtió en total $2.200.000) y con el objetivo de evitar futuras perdidas, colocó un stop loss a $1.700. Lo cual indica que si se presenta una caída en el precio de la acción, esta se vendería cuando se alcance el nivel indicado por el inversionista ($1.700), evitando de esta manera una pérdida mayor si el precio continúa bajando.
Es importante tener en cuenta que el stop loss no va a evitar que se pierda dinero ante la caída del precio de su inversión, lo único que ocurre es que se limita la pérdida. Cada persona decide cuál es el nivel de pérdidas que está dispuesto a soportar a nivel financiero.

Take profit (Tomar ganancias)

Al impartir este tipo de orden, el inversionista busca asegurar las ganancias que éste ha obtenido y de esta forma evitar que como consecuencia de un cambio en las condiciones de mercado, dichas utilidades disminuyan o se conviertan en pérdidas.
En este caso el inversionista imparte una instrucción en la que se venderán sus valores cuando el precio se incremente y alcance un nivel determinado con el cual pueda asegurar sus ganancias.
Un ejemplo de este tipo de orden, es cuando un inversionista que compra 1000 acciones de la empresa ABC a un precio de $2.200 cada una (invirtió en total $2.200.000) y con el objetivo de asegurar potenciales ganancias colocó una orden “take profit” a $2.700. De esta forma podrá asegurar una rentabilidad, que no se verá afectada por una caída posterior del precio de la acción.
Es necesario tener claro que para fijar tanto el stop loss como el take profit, se requiere fijar unos límites razonables, basándose en el comportamiento del mercado, del sector en el cual se realiza la inversión y en atributos propios de la inversión, como lo son la volatilidad y la liquidez.

¿Te ha resultado útil este post sobre las órdenes Stop Loss y Take Profit? Cuéntanos qué opinas.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar