Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

 

Estarás de acuerdo en que el año pasó volando. Hemos dejado atrás 10 meses, en menos de 40 días estaremos despidiendo el 2019 y dando la bienvenida al 2020.

Fueron meses intensos con aciertos y desaciertos que dejan muchos aprendizajes y experiencias en cada una de las áreas de la vida. Cada vez más, corroboro que tener un plan con objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y con un tiempo definido, es la clave para ir avanzando en la realización de nuestros sueños.

 

El plan permite que te enfoques hacía lo que es realmente importante, es la forma de marcarte una ruta, de tener una brújula que te guie para llegar al destino que te has propuesto.

Hace unos días conversaba con alguien de mi círculo más cercano, ella me decía, con mucha seguridad, que ya no tenía sueños, mi respuesta fue contundente: “no conozco la primera persona que no tenga sueños, ni tampoco la primera que no quiera hacerlos realidad”. Lo que sucede es que dejamos que la cotidianidad nos envuelva, y sólo utilizamos nuestro recurso más valioso -el tiempo- haciendo lo que “nos toca” para sobrevivir.

Bajo este esquema no vamos a obtener ningún resultado que nos brinde satisfacción. Por el contrario, nos sentiremos agobiados y frustrados por haber desperdiciado nuestro tiempo en pequeñeces sin importancia.

Desde pequeña he escuchado a las personas repetir la frase: “soñar no cuesta nada”. Sin embargo, todo depende, si te dedicas sólo a soñar, efectivamente, no te cuesta nada, pero tampoco te servirá de nada. Para quienes deciden hacer sus sueños realidad, hay un costo y generalmente es alto, eso sí, también recibirán enormes gratificaciones.

¿Quieres ser mejor hijo, hermano, esposo, padre o madre? ¿Quieres que tus finanzas estén saludables y poder dormir sin que las deudas te agobien? ¿Quieres viajar por el mundo? ¿Quieres escribir un libro? ¿Quieres mejorar tu salud física? ¿Quieres tener mejores relaciones con tu entorno? Entiende algo: la decisión es tuya, eres el único responsable de lo que tienes y no tienes en tu vida.  

¿Te seguirás haciendo la víctima o te animarás a soñar y  a tener un plan que te mueva a la acción?

Ahora es un buen momento del año para hacer un alto en el camino y revaluar la forma en que estamos haciendo las cosas. Recuerda que los seres humanos somos integrales, y para funcionar en armonía debemos mantener en equilibrio todas las áreas de la vida (física, mental, emocional, espiritual pareja, familia, amigos, carrera, financiera etc.)

Regalate un tiempo para hacer un diagnóstico de cada área de tu vida y darte cuenta de dónde partes, y con qué recursos cuentas para iniciar el camino hacía tus sueños. La tarea no es fácil, pero es necesaria ya que, si no tienes un plan, puedes terminar tratando de alcanzar los sueños de otros y eso puede salir muy mal.

Si no sabes cómo hacer tu diagnóstico y estructurar tu plan, te dejo este link https://bit.ly/35dws8a para que descargues la herramienta. Toma acción y termina el 2019 con un plan financiero de vida que, con seguridad, mejorará las probabilidades de que, en el 2020, te vaya mejor y te acerques un poco más a tus sueños.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...