Participaciones del usuario Avante - Contenidos recomendados

03/02/20 08:21
Ha comentado en el artículo Los bancos, una inversión apestada
En el S.XVIII aparece, por impulso de Carlos III, un banco "pelota" que recibe el nombre de Banco de San Carlos (por el rey). Nada más empezar sus operaciones uno de sus ejecutivos fue encausado por irregularidades que fueron más tarde sobreseídas. Más adelante, mantuvo el nivel peloteril cambiando su nombre a Banco de San Fernando (por Fernando VII). De ahí pasó a ser el Banco de Isabel II (adivina quien llevaba corona por entonces). Tras la transición hasta tuvimos billetes firmados por alguien que estaba en la cárcel. Y, desde luego, a veces da apurillo entrever qué peloteos particulares se trae en esta última época porque siendo Banco de España lo lógico sería que intentara caernos bien a todos. Pero no, parece ser que está más por la labor de cuidar de sus cada vez menos administrados que de los cada vez más súbditos del Reino. Con la desaparición, casi íntegra, de las Cajas (no estoy defendiendo su modelo de gestión sino su razón de ser) desapareció también una forma social de interpretar las necesidades del ahorrador y del prestatario que gracias a la concentración debida a las necesidades de solvencia (eso es lo que nos han contado, al menos) ha devenido en la generación de monstruos financieros too big to fail a los que no se les puede ni toser. ¡Menudos monstruos! han tenido una actitud gamberra, insolente y hasta diría que sociópata en demasiados ámbitos. Parece como si el "todo vale" del peor capitalismo salvaje hubiera encontrado su horma del zapato en esta banca. ¿Competir? Pues no sé, me da a mi que operan ya como una especie de cartel con pequeñas diferencias que mantienen las apariencias pero en materia de malas prácticas, de falta de respuesta a la España vaciada, de ninguneo a la forma de relacionarse con la banca por parte de la tercera edad, de absoluta falta de remordimientos y responsabilidad en lo que se refiere a prácticas abusivas masivas que saturan los juzgados (ad-hoc, no lo olvidemos)... son cualquier cosa menos empresas éticas y responsables. Por más que metan unos milloncitos en ese intrumento de su particular "astroturfing" en forma de memoria RSE o hagan anuncios con música y voces edulcoradas hasta que petan los diabéticos. Llevan décadas, al menos desde que entró en vigor la Ley 9/1992 (que fue luego sustituida por la 26/2006) saltándose a la comba la prohibición de endosar seguros. Lo han hecho al más puro estilo siciliano y seguirán haciéndolo. En este momento les importa un bledo el efectivo en depósitos ¡hasta te cobran por guardarlo! Les va intermediar en productos de inversión y más aún si son puras apuestas como los derivados. Y también las comisiones de seguros y de planes de pensiones. Jamás habían tenido tanto margen en los préstamos (teóricamente su beneficio es el diferencial) pero no dejan de lloriquear. Si en plena cresta de la ola pre-crisis (2004) un banco como el BBVA obtenía un beneficio neto de 2.802 millones EUR en 2019 obtuvo 3.512 millones EUR (un 25% más) ¿hay motivos para tanto llanto? En fin, que algo huele a podrido y no es en Dinamarca. Habrá que devolver a muchos ejecutivos al parvulario, a aprender eso que se llama convivencia. Y, de paso, que vayan construyendo su ética que es materia que está a cal y canto encerrada en el sótano.
ir al comentario
16/12/19 09:50
Ha comentado en el artículo Algo que nunca le explicaron acerca de Vida-Ahorro
¡Hola Zachary! Me alegra haber sido de utilidad :-) Con respecto a tus consultas: 1.- Es normal que obtengas en un producto de esa época rentabilidades del entorno de 4.5 o 5% dado que entonces los intereses técnicos eran del 6%. Si descontamos a la prima pagada los gastos tendremos lo que se llama la "provisión matemática" (lo que se invierte). Así pues, la provisión matemática es algo menor que la prima pagada y de ahí que al aplicarle un 6% genere la impresión de un porcentaje menor pero es por esa merma en el capital; el interés sigue siendo del 6%. 2.- En esas pólizas estaba prevista una "participación en beneficios". La misma se calculaba según diversas fórmulas pero la más utilizada era: participación en beneficios= [(interés real - interés garantizado)*90%] Es decir, al resultado de restar al interés real obtenido el interés garantizado se le aplicaba un corrector del 90%, siendo el 10% restante beneficio para el asegurador. Ejemplo: Interés garantizado: 6% Rentabilidad real: 8% Participación en beneficios (PB)= (8-6)*90% = 2*90% = 1,80% Rentabilidad Total: interés garantizado+Participación en beneficios= 6+1.80= 7.80% ¿Qué sucede en tu caso? Pues que durante un cierto tiempo el asegurador obtuvo rentabilidades superiores al 6% y generó PB. Pero cuando los intereses cayeron por debajo del 6% ... el 90% de 0% es cero. Espero haber sido de ayuda. Saludos,
ir al comentario
04/12/19 12:16
Ha respondido al tema Cambio tarifa Medifiatc
Pues lamentablemente no me sorprende ni alucino. Doy charlas en mi sector, ¿sabes?, y una de ellas va directamente dirigida a ese perfil, a ver si se incomoda y hace los deberes: se titula "¿Tenderos o asesores?" Creo que imaginas de qué va.Tu "corredor" no merece estar en esta profesión si este es su talante. Entre otras cuestiones porque incumple sus obligaciones previstas en la Ley 26/2006 para nuestra profesión y, para continuar, porque con esa actitud ofende no solo a sus clientes sino también a quienes nos dejamos la piel por ellos y podemos pasar por algo parecido a él si no nos conocen.Puedes acudir a otro corredor, sentarte con él y ver qué pasa. Si su nivel de atención es el adecuado puedes firmar lo que se llama una "carta de mandato" y el contrato que tienes ahora con el "tendero" puede pasar al "asesor". Al menos lo gestionará alguien serio.La verdad es que ese es el paso que debes dar, no hacer tu el trabajo del técnico que, además, es muy probable que no acabes de aclarar del todo.Un saludo y gracias por comprender mi papel (por cierto, nada de "caradura", es que - simplemente - no es el camino).
Ir a respuesta
04/12/19 11:15
Ha respondido al tema Cambio tarifa Medifiatc
Mmmm.... Mira, voy a ser muy transparente y claro: soy un profesional que se dedica a asesorar a mis clientes y a cambio de ello recibo una remuneración con la que pago a mis empleados, mis seguros de responsabilidad civil profesional, a mis asesores de todo tipo, a mis socios, los impuestos y la SS, otros gastos y me queda para vivir con dignidad con mi familia.Otros corredores hacen exactamente eso, vivir del asesoramiento. Los corredores no somos distintos de un médico, un abogado o un economista. Aunque sí hay un matiz: curiosamente, ello no implica un sobrecoste para el cliente pues si este decide contratar con un agente (representante de la compañía) o directamente con esta el seguro costará igual que si contrata a través de un corredor que es el único profesional independiente por Ley; esto es, trabaja exclusivamente para su cliente ayudándolo en todo, tanto antes de contratar como en la post-venta.Por ello yo tengo un punto en el que debo dejar de ayudar a alguien que tiene un problema en un foro como este y recomendarle que deje de andar perdido, elija un buen corredor de seguros, le explique su caso y sus necesidades y se deje guiar. Obviamente un corredor ganará algo con ese asesoramiento pero te acompañará en lo bueno y en lo malo el resto de tu vida por lo que es un error andar sin ese profesional de la mano.Si sigo tu propuesta estaré fastidiando a alguien que, legítimamente, puede tener un negocio contigo pero además te estaré fastidiando a ti porque no entenderás que andar sola y dando tumbos por los foros es solo para un momento de desconcierto. No la solución. Busca un buen corredor y acertarás.Espero que no te moleste mi comentario pero esto ya no es ayudar a quien anda perdido sino emular un consejo que debe funcionar de otro modo.Un saludo,
Ir a respuesta
04/12/19 07:27
Ha respondido al tema Cambio tarifa Medifiatc
Hola de nuevo, Su7525Una mutua es (en teoría) economía colaborativa: muchas personas (mutualistas) se unen para resolver el problema de la colocación de sus riesgos generando seguros que se supone van a ser adecuados a sus intereses y lo hacen desde la corresponsabilidad. Las mutuas deben ser "a prima fija", es decir, cobrar por el riesgo que asumen una prima o precio fijos. Antes había otras mutuas llamadas "a prima variable" que podían emitir "derramas" (pedir más pasta) si se habían quedado cortas pero llegó la Directiva Solvencia II y se las cargó puesto que ponían en riesgo a sus clientes o mutualistas al no garantizar sus compromisos. Hoy día puede que oigas hablar de seguros P2P (peer to peer) y no son otra cosa que mutuas a prima variable con denominación cool. Están prohibidas en toda la CE.Las sociedades anónimas no tienen ese tema de la economía colaborativa sino que persiguen beneficiar a sus accionistas obteniendo un rendimiento empresarial.En la práctica ambas cobran primas. Las mutuas hace mucho tiempo que dejaron de comportarse como tales (persiguen beneficios como locas) y las sociedades anónimas tienen accionistas que, hasta cierto punto, pueden interpretarse como un modo de crowdfounding, esto es, economía colaborativa aunque 100% capitalista. La línea que las separa es muy fina.En todo caso lo correcto no es hablar de mutuas sino de seguros de salud o seguros médicos. Pues los hay que sí son mutuas y otros que no.La tecnología, obviamente, está en las clínicas. Pero, a tener en cuenta:Esas clínicas pueden o no estar en el cuadro médico de la aseguradora de turno hoy pero no mañana o viceversa por lo que elegir un seguro médico por el cuadro médico que tiene hoy es un error. Mejor hacerlo por lo que cubre o deja de cubrir. Cuando leemos unas condiciones generales hallaremos cinco elementos a analizar:lo que cubre (ojo si es muy detallista porque en ese caso no cubre lo que no cita)lo que excluye (por ejemplo qué tecnologías no voy a disfrutar...aunque las tenga ese hospital).lo que delimita (donde voy a poder usar el seguro)lo que limita (por ejemplo, cuantos días de UCI tengo o cuantas sesiones de rehabilitación)los silencios (de lo que ni habla y, por tanto, como si no existiera. Ese es uno de los puntos más jodidos porque o eres un experto o ni te das cuenta de que te están metiendo un gol).Entre lo que se excluye, en FIATC, tienes al menos una exclusión muy "vintage": todo lo que incorpore láser. Así una artroscopia o una operación de vesícula o amígdalas se hará "a cuchillo" y no con otra tecnología menos invasiva, menos expuesta a infecciones y hemorragias y con periodos de recuperación más cortos ¿por qué? Pues porque requiere profesionales entrenados, un equipo costoso y resulta más cara.Solo por poner un ejemplo.Un abrazo,
Ir a respuesta
03/12/19 19:51
Ha comentado en el artículo Planes de pensiones: Buenos para casi nadie
¿Sinceramente? No lo sé. Necesitamos urgentemente algo pero no veo capacidad ni ganas. Es desesperante. Y como tampoco me va la economía de casino ni las pelis de suma cero (mi ética me impide ganar si otro pierde) pues mal va la cosa. Hace tiempo que le doy vueltas al tema pero no le veo solución a corto. Saludos,
ir al comentario
02/12/19 05:45
Ha comentado en el artículo Más sobre planes de pensiones y ahorro para la jubilación
Bueno, se llaman "Plan" porque se trata de un sistema planificado de ahorro colectivo en una serie de activos que asumen una cierta vocación o perfil predefinidos. Es decir, quien invierte en un cierto plan debe saber de qué pie calza y cual es la política de inversión y ello tendrá también un enorme efecto en el plazo disponible para cada partícipe. De ahí que la estrategia del ahorrador debe casar muy bien con el plan pues de no hacerlo habrá que lamentar consecuencias. El "Fondo" es el conjunto de activos en que se ha convertido el dinero de los partícipes y que constituye la garantía de estos. Recordemos que estamos ante un producto de ahorro finalista y a largo plazo por lo que ese fondo tiene una importancia enorme en un sistema de capitalización. A este fondo deben "atacarlo" cuantas menos bocas mejor. Si un fondo tiene demasiados comensales invitados o demasiado voraces... mermará injustificadamente. Si no se adapta a las necesidades mediante una gestión activa... mermará o perderá oportunidades. Dicho esto que, en el realidad es lo que se necesita, ¿por qué cambiarle el nombre y no todo lo demás, que es lo que falla?
ir al comentario
02/12/19 05:32
Ha comentado en el artículo Más sobre planes de pensiones y ahorro para la jubilación
Los planes de pensiones pueden dejar de ser pésimos si y solo sí: - se prohíben las comisiones a los vendedores (conflicto de interés) - se garantiza la independencia de las comisiones de control - se prohíbe que el banco depositario y la sociedad de agencia de valores que realiza las compra-venta pertenezcan al mismo grupo que la gestora y se prohíben acuerdos cruzados. - se establecen mecanismos de control de gestión dinámica con RCivil de la gestora, en su caso, si no trabaja. - se prohíbe que los gastos de comercialización y publicidad se imputen al Fondo (es decir, que ese 4% por "trae tu fondo" no lo paguen los partícipes). - se prohíbe que una misma gestora tenga fondos A, B y C con diferentes comisiones en función del patrimonio de sus partícipes. Además: - se sustituya la actual fiscalidad que promueve el negocio infumable de las rentas vitalicias aseguradas - se retire la desgravación. - se aplique una reducción en IRPF a vencimiento sobre los rendimientos. Saludos,
ir al comentario