Los 4 errores psicológicos más comunes de los inversionistas

Los 4 errores psicológicos más comunes de los inversionistas


Estamos viviendo días convulsionados en los mercados, en donde se está desafiando, como en otras épocas, los fundamentos financieros, a costa del exceso de liquidez que han entregado los Bancos Centrales y los gobiernos tras la pandemia. 

El fenómeno de GameStop es una señal más de que en estos tiempos, poco importa tomar una decisión de inversión basada en fundamentos. En este contexto, no es muy extraño que comencemos a observar señales de irracionalidad en los mercados, que están directamente relacionadas al comportamiento poco racional de los inversionistas.

En este artículo te contaremos 4 de los errores o sesgos psicológicos más comunes de los inversionistas, para que tú no los cometas


Si quieres aprovechar los frenéticos movimientos del mercado financiero, entra a capitaria.com, déjanos tus datos y te contactaremos para ayudarte a empezar




¿Por qué los inversionistas hacen lo que hacen? 


Las “Finanzas del comportamiento” o “Finanzas conductuales”, también llamada “Piscología del Inversionista”, es una corriente relativamente nueva dentro de la economía financiera que estudia como afecta la piscología a la toma de decisiones financieras.

Esta subdisciplina incorpora el comportamiento de los participantes en los mercados financieros a los modelos, considerando que los inversionistas o traders no son tan racionales como supone la teoría financiera tradicional.  

El nuevo enfoque surge, al menos en parte, en respuesta a las dificultades del paradigma tradicional para explicar algunos hechos detectados en el mercado de valores. 

Las “Finanzas Conductuales” se desarrollan en un contexto de racionalidad limitada en el que los inversores no siempre tienen reacciones racionales y predecibles, sino que sus procesos de toma de decisiones incluyen sesgos cognitivos y aspectos emocionales que pueden llevar a diversas anomalías e ineficiencias del mercado.



La teoría de la eficiencia de los mercados


La hipótesis del mercado eficiente postula que el mercado conduce a una situación de equilibrio en la que el precio de un instrumento financiero constituye una buena estimación de su precio teórico o intrínseco. Por decirlo de alguna manera sencilla, el “que debería ser”.


Esta hipótesis implica que no es posible superar de forma consistente los resultados del mercado excepto a través de la suerte o de la información privilegiada y que el tiempo, el dinero y el esfuerzo gastados en el análisis del valor intrínseco de los títulos será inútil...


...pero Warren Buffett lo ha conseguido, ya que los retornos de Berkshire Hathaway (su holding de inversión) ha conseguido desde el año 1965 al 2019 una rentabilidad anualizada del 20,3% versus el 10% del S&P 500.


Warren Buffet
Warren Buffet

 “Si los mercados fueran eficientes, yo estaría pidiendo caridad en la calle”.  Warren Buffett


Esto se debe a su manera de analizar del mercado que es basada en el “valor”. Si esta manera de invertir ha sido tan exitosa ¿Tiene sentido comprar una empresa en franca decadencia como GameStop? En el corto plazo hay razones de peso que la impulsa, como son los flujos y la jugada estrategia de lograr que se rindan los fondos de inversión que apostaban a la baja por esta empresa. 

Pero la racionalidad nos indica que, en algún momento, se provocará el ajuste y si esta empresa realmente no cambia su estrategia de negocio, es muy probable que el precio de su acción vuelva a caer.

Estas anomalías que se observan constantemente en los mercados son las que aprovechan los grandes inversores. Será cosa de tiempo, pero es altamente probable que empresas que pueden estar de moda en estos momentos, presenten grandes ajustes en el futuro.


4 sesgos psicológicos de los inversionistas



Los mayores hallazgos en el ámbito de las finanzas conductuales y la psicología del inversionista están relacionados a ciertos sesgos cognitivos que impactan en la toma de decisiones de los Traders. A continuación, presentamos algunos de ellos y ejemplos del mercado actual que los explican. 


Exceso de confianza


Se trata de sobreestimar la propia habilidad para predecir, valorar activos o tomar decisiones.

Algunas de las consecuencias de este sesgo, estás relacionadas a la infravaloración de los riesgos o no tomar en cuenta un principio básico de la inversión como es la diversificación. 

Un ejemplo de la actualidad es creer que, a pesar de estar en una crisis económica severa como la Pandemia, no hay consecuencias en los mercados financieros. Los inversionistas que se inician recién en este mundo, podrían considerarse “invencibles”, ya que todo lo que compran sube de valor. 


Sesgo de confirmación


Esto pasa cuando se toma en consideración sólo la información positiva (la que reafirma ideas previas y que está en línea con nuestra decisión de inversión), obviando la información negativa.

Esto es muy habitual cuando se mantienen inversiones perdedoras y no se utiliza el stop loss para frenar los cambios bruscos del mercado. 


Historia reciente


Extrapolar situaciones o hacer predicciones en base a muestras demasiado pequeñas y demasiado basadas en la historia reciente. 

Uno de los dichos populares en Wall Street es “Do not confuse brains with bull markets” (No hay que confundir la habilidad inversora con un mercado alcista). 

En ese sentido, un ejemplo podría ser alguna acción tecnológica que, al tener un desempeño extraordinario en el último tiempo. Pensar que seguirá teniendo el mismo rendimiento en el futuro, puede ser una predicción arriesgada.


Falta de autocontrol


Los inversores prefieren consumir hoy antes que ahorrar para mañana. Infravaloran los objetivos de largo plazo por falta de disciplina. 

Esto provoca que se pondere o se privilegien acciones que pueden tener una gran recuperación en el corto plazo tras una gran caída, como ha sido el gran atractivo generado por acciones como las de Latam tras la pandemia. 


Conclusiones


Invertir en los mercados es complejo, no me canso de repetir.  Cualquier inversionista que se haya iniciado en el último tiempo, no se debe confundir y creer que todo sube “al infinito y más allá” (parafraseando a Buzz Lightyear) que aplicaría el sesgo de historia reciente. Menos aún creerse invencible y creer que todo lo que toca se convierte en oro (Exceso de confianza). 

Por supuesto es momento de seguir aprovechando oportunidades, que existirán siempre, más aún cuando se opera en los mercados de derivados en que nos podemos beneficiar tanto en operaciones al alza, como a la baja que se han puesto tan de moda con GameStop (GME)


El desafío es estar aprendiendo incansablemente y aplicando los nuevos conocimientos en los mercados. Es la única manera de entender la importancia de la “psicología del inversionista” que sin lugar a dudas, es la parte más difícil de controlar y a su vez tiene demasiada importancia en nuestros resultados.

¿Quieres aprovechar los movimientos del mercado financiero?


En Capitaria puedes hacerlo en 3 simples pasos:

  • Crea tu cuenta sin costo
  • Deposita los fondos a invertir
  • Invierte en el mercado financiero con un solo click 📈
 

Si quieres saber más, entra a capitaria.com, déjanos tus datos y te contactaremos para ayudarte a empezar.


¿Vas a dejar pasar otra oportunidad? 🤔


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!