Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

Cuantas veces no habremos dicho: “si hubiera…” , por no haber hecho algo. Quizás porque si estábamos cortos pensábamos que bajaría más, o que subiría más si estábamos largos, o porque teníamos una convicción muy alta de que nuestra posición era la correcta y entrar en alguna posición nueva para cubrir la cartera lo veíamos como un coste en nuestro resultado, en vez de verlo como una operación necesaria para no mermar la rentabilidad de la cartera ante movimientos inesperados y violentos.

Un hedge lo podemos hacer de muchas maneras. Podemos cerrar totalmente la posición, pero aparecería otro “si hubiera” si la posi cerrada siguiera corriendo en el mismo sentido. También podemos cerrar parcialmente, esta es una manera rápida de tomar parte del beneficio, y seguir participando del recorrido de ese activo pero con menor riesgo. Se puede buscar también un “proxy”, un activo correlacionado, con el que queremos cubrir o con la cartera que se quiere proteger, pero puede ocurrir que esa correlación en vez de ir a favor vaya en contra y todavía empeoremos mas la situación en momentos negativos. Hay muchas maneras de cubrir una posición o cartera y seguro que estáis pensando en muchas más alternativas.

Normalmente los grandes sustos y por tanto las grandes pérdidas suelen aparecer en momentos inesperados. Pueden ocurrir correcciones fuertes al alza o a la baja en tendencias bajistas o alcistas respectivamente donde el consenso del mercado es alto sobre la evolución del mercado o activos. También los eventos inesperados pueden causarnos grandes pérdidas sobretodo aquellos que ocurren con el mercado cerrado (overnight , fin de semana, festivos,…) y en los que no tenemos capacidad de reacción y sólo nos queda esperar a ver cual es el gap de apertura. En esos periodos de tendencia “clara” (alcista o bajista) solemos bajar la guardia, seguimos dejando abiertas esas posiciones viendo como aumenta nuestra rentabilidad e incluso nos subimos con más fuerza en esa tendencia aumentando nuestra posición, y si nuestro nivel de toma de beneficios (o perdidas) no lo hemos establecido nuestra vulnerabilidad aumenta.

¿Qué podemos hacer si queremos seguir manteniendo la posición o la composición de la cartera?

Obviamente, nada es gratis. Pero si que hay alternativas más “baratas” en unos momentos que en otros. En esos periodos de alto consenso de mercado, de tendencia clara, la volatilidad estará bajando y podemos plantearnos cubrir la cartera con opciones. Si la cubrimos con opciones que tenga un delta alto estaremos haciendo algo equivalente a cerrar parte de la posición y eso no es lo que queremos. Lo que buscamos es cubrirnos ante eventos inesperados, correcciones fuertes que puedan reducir fuertemente nuestra rentabilidad pero a la vez seguir apostando por el mantenimiento del entorno de mercado. Entonces podemos aprovecharnos de las opciones, en las que los modelos de valoración no están diseñados para poner en precio esos eventos inesperados. Movimientos del activo de 1 ó 2 desviaciones estándar si se recogen bien en el modelo pero más allá de 2 el modelo no lo refleja tan fielmente. Esas opciones que tendrán un delta bajo se negociaran más en precio que por volatilidad, y serán unas UNITS efectivas y baratas para cubrirnos ante esos riesgos que podríamos llamar catastróficos. Habrá una franja de corrección de mercado en la que la cartera perdería y estas units no nos compensarían nunca suficientemente, pero sí que a partir de un nivel estarían ya limitando nuestra pérdida. Estas opciones podrían ser como billetes de lotería si apuestas a favor de ellas, opciones muy fuera de dinero, muy baratas y por tanto muy apalancadas. Pero si nuestro objetivo es el contrario, es decir, que deseamos que no entren en dinero porque así nuestra cartera sigue dándonos beneficios, es una alternativa barata para evitar esos “tail risks” de la cartera, y evitar que desaparezca nuestro beneficio o entremos en pérdidas sin poder reaccionar.

units

O sea que si estás fuertemente subido en una tendencia con alto consenso de mercado, evalúa la posibilidad de poner unas UNITS en tu cartera, y así puede hacerte olvidar de ese “si hubiera” que tantas veces decimos.

  1. en respuesta a broker 333
    #2
    jmsplaza

    Ningún problema. Lo que llamo Units en este post son Opciones OTM (fuera de dinero), por tanto con un delta bajo que no tendrían un coste alto (comparando el nominal de la opcion para cubrir la cartera) y que además como en momentos de tendencia en el mercado la volatilidad sería baja esto haría que todavía nos resultase más atractivo el comprar esas opciones (Units). Este término de Units lo he visto en algún libro americano, pero no son ni más ni menos que opciones con un delta muy bajo.

    saludos

  2. #1
    broker 333

    perdona por la ignorancia, pero ¿qué son UNITS?

1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...