Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones
2

En la entrada anterior comentábamos la necesidad de no perder de vista a los números rojos. Es algo aparentemente sencillo pero que se complicaba por las connotaciones psicológicas implicadas.

 

Es fácil asumir que las ganancias son consecuencia de nuestro buen hacer pero en el caso de las pérdidas las tornas cambian. En este caso la culpa puede caer en algunos de los múltiples elementos que participan en nuestra operativa.

Y puede que sea así, pero lo cierto es que la mayor parte de esos problemas forman parte de nuestra operación y deben ser asumido de antemano, al menos en la medida en que sea posible.

 

Nuestro sistema debe tomar en cuenta los elementos que perjudican nuestras estrategias pero también el porcentaje de estrategias que terminan en pérdidas. Las pérdidas siempre van  estar ahí. Hay que saber el porcentaje de pérdidas que tenemos y por qué las tenemos, esa es la clave.

 

Y de eso vamos a tratar hoy, sobre cómo cuantificar y comprender las pérdidas.



 

 

Para empezar, en una cosa estamos todos deacuerdo: la fuente de datos viene directamente del broker.

 

Pero a partir de ahí se acabaron los puntos en común. Y es que cada uno tiene su modo de evaluar las pérdidas. Y me parece que es lo correcto. Los resultados son la conclusión de la operativa, y la propia operativa no es más que nuestra manera personal de estar en el mercado. Es normal que cada uno lleve las cuentas de forma diferente.

 

Hace falta flexibilidad, y esta flexibilidad viene, para mi, de las hojas de cálculo. Tanto el plan de trading como el control de ajustes y el cierre están todos en mi propia hoja de cálculo. Me ha llevado algún tiempo hacerla, la he hecho algunos cambios pero actualmente estoy contento con ella. Me parece que es buena, pero para mi.

 

Para intentar ser de utilidad vamos a ver qué elementos creo que deberían estar, de una forma u otra, en un control de pérdidas.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que tenemos varios capas de evaluación:

 

Capa estrategia: cada estrategia cerrada de forma individual

  • Resultado bruto: resultado de la entrada y la salida.

  • Comisiones y amortización del entorno asignado a la estrategia

  • Resultado Neto, restando las comisiones y la amortización.

  • Capital en riesgo o asignado al trade. Incluído el reservado para los ajustes. Según el tipo de cuenta que tengas esto se enfoca de una manera u otra.

  • Porcentaje del capital en riesgo representado por el resultado neto.

  • Días que ha durado la estrategia y rendimiento que ha tenido la estrategia respecto a su duración. No es lo mismo ganar un 3% en 15 días que en 45.

  • Objetivo de beneficios respecto a su duración y la posible desviación

  • Conclusiones, sensaciones y errores cometidos. Para contextualizar los resultados. Útil para cuando repasar estrategia de hace ya algún tiempo.

 

Capa estilo de operación: todas las estrategias con una metodología común.

  • Objetivo anual del estilo.

  • Capital asignado al estilo en el porfolio.

  • Pérdida máxima de la metodología. Si la superas no puedes seguir operando en este estilo porque tu sistema ha dejado de estar adaptado al mercado o no eres capaz de seguir tus propias reglas.

  • Resultado actual del conjunto de las estrategias del estilo. Dividido en los tres apartados anteriores: bruto, comisiones y neto. Porcentaje que representan las comisiones. Número de operaciones ganadoras y perdedoras.

  • Comparación entre lo que deberíamos tener y lo que tenemos en relación con el tiempo/estrategias restantes. Porcentaje de cumplimiento.

  • Margen de fallo restante en relación con el tiempo/estrategias restantes. Importante para ver cómo vamos a ir el resto del año, más tranquilo o más fuerte.

  • Resumen y notas.

 

Capa portfolio:

  • Capital total del portfolio.

  • Objetivo anual de todo los estilos.

  • Resultado actual de tus operaciones en conjunto. Peso de las comisiones y otros gastos relacionados como herramientas de análisis.

  • Pérdida máxima. con puntos de disminución de exposición y de análisis. Clave si no quieres terminar cerrando la cuenta.

  • Evaluación general. Esta es la cima de la montaña, todo lo anterior sirve para responder preguntas claves: ¿Cómo vamos? ¿Qué está funcionando mejor? ¿por donde se nos van los beneficios? Si puedes responder a esto respaldando tus contestaciones con cifras el tema va bien. Si para contestar no usas alguna de las cifras que anotas igual es que sobra.

 

Antes no sólo miraba más cosas, sino que además era diferentes. Vas cambiando, por eso puedo entender que a unos le parezca mucho y a otros poco.

No creo que haya una fórmula fija pero si tengo claro que no hay que poner nada que posteriormente no se tome en cuenta, aunque sea habitual anotarlo. De la misma manera no hay que dejar ningún hueco a la duda. Si no tienes claro cómo te está yendo es que tienes que mirar algo más.

Tiene que ser algo útil y vivo, y así nunca es una pérdida de tiempo.


Hasta la próxima.

  1. en respuesta a Amparo Sisternes
    #2
    Theta Positivo

    Hola Amparo.
    Efectivamente lo llevo en una hoja de cálculo. Al igual que el control del resto de la operativa. La cifras de las que de verdad me fío son esas. Pero es resultado de la adaptación a mi forma de operar, creo que para ser útil tiene que ser algo personal y cercano a tu manera de estar en el mercado.
    El objetivo de la entrada es precisamente intentar ayudarte en el proceso de hacer una.

    1 recomendaciones
  2. #1
    Amparo Sisternes

    Muy interesante el artículo, pero como te comentaba en el anterior, ¿cómo llevas el control de estas operaciones a través de un simple Excel? ¿tenéis alguna plantilla para compartir? Gracias!

    1 recomendaciones
1 recomendaciones