Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

Por sistema se puede entender, de forma genérica, como un conjunto de elementos  organizados de forma lógica para el logro de un objetivo. Sistemas los hay de muchas clases y prácticamente cualquier cosa que nos rodea se puede considerar un sistema de una forma u otra.

Por supuesto la operación en bolsa constituye un sistema y se pueden aplicar las reglas que son aplicables a los sistemas con carácter general. Hoy me gustaría mostrar una que he podido comprobar en multitud de ocasiones: un sistema complejo que funciona proviene con más frecuencia de un sistema sencillo que ya funcionaba y que se ha ampliado que de uno que se ha planteado de forma compleja desde un principio.


¿Significa esto que no se puede generar un sistema complejo partiendo de cero? Por supuesto que no, es algo que vemos a diario. Pero me consta que la tasa de éxito es mayor partiendo de germen, un núcleo duro, totalmente operativo y confiable que va creciendo.

La razones de esto pueden ser varias:

  • Es más fácil tener éxito en un proyecto pequeño que en uno grande.

  • La desviación de un modelo pequeño son más asumibles que las de uno mayor.

  • La experiencia de funcionamiento del sistema pequeño inicial se puede aplicar en el modelo ampliado.

  • Un sistema pequeño es más fácil de interiorizar que otros mucho más grande.Se puede saber que está pasando en cada momento y porqué.

  • Si se tiene un único objetivo es más fácil encontrar y corregir las desviaciones que surjan.

En general se puede decir que es más manejable un entorno pequeño que uno grande. Es más fácil centrarse en los que tienen que hacer y confirmar que lo está haciendo bien.

Que empecemos por una operativa básica no quiere decir que nos olvidemos del resto. Es preciso disponer de un portfolio con diferentes tipos de operación, realizar las coberturas generales o particulares que sean precisas, analizar los fundamentos de los subyacentes implicados, atender a los eventos macro... Todo eso hay que hacerlo, pero podemos plantearnos fases de evolución.

Podemos centrarnos inicialmente en aquellos elementos que son imprescindibles para realizar de forma correcta un modelo de trabajo. Lo primero es encontrar una forma de estar en el mercado que nos sea cómodo y razonablemente rentable e irlo desarrollando.

La documentación de cuanto se haga, la preparación de la operación, la planificación previa de los posibles escenarios a los que nos podemos tener que enfrentar, las salidas; aquello que constituye la trama interna de la estrategia es a lo que no podemos renunciar.

Hasta que no tengamos un núcleo central en el que confiemos y nos sintamos cómodos no deberíamos sumar más elementos. Y no sería mala idea sumar nuevas capas a nuestro núcleo de operación de forma progresiva, sin sumar una hasta no haber asimilado la anterior. Con el ritmo que marquen los resultados.

De esta manera podremos llegar a tener un sistema complejo y bien adaptado al mercado sin haber perdido el control en ningún paso.

Nos vemos la semana que viene.

  1. en respuesta a Ignacio b
    #4
    Theta Positivo

    Hola Ignacio b.
    ¿Donde está el objetivo final? pues en ninguno de sus componentes sino en el conjunto de ellos. Esta es una característica de los sistemas: el formar capas de operatividad o encapsulamiento. Los sistemas aparecen de una manera para los sistemas en los que funcionan en paralelo y de otra para aquellos que los ven en conjunto.
    De esta manera si planteamos que las coberturas como un sistema de apoyo a las operaciones serían un gasto, pero visto en conjunto es uno de los pilares de los ingresos.
    Claro está que para todas las piezas encajen finalmente todo tiene que estar diseñado por anticipado.

  2. en respuesta a Randomend
    #3
    Theta Positivo

    Hola Randomend, efectivamente ganaremos en solidez pero también economizamos tiempo. Esto no es algo que sea perceptible en un primer momento. Realmente parece lo contrario puesto que tardamos más en poner a funcionar el sistema completo planteando por etapas que si los hacemos de una tacada.
    Sin embargo la carencia de errores y la estabilidad del sistema por fases hace que vayamos recuperando ese aparente retraso hasta que llega un momento en que igualamos e incluso superamos al planteamiento de fase única.

  3. #2
    Ignacio b

    De acuerdo pero sólo en parte. Por una parte el objetivo que te plantees debe ser el total que necesita de todo el sistema. Otra cosa es que lo vayas desarrollando en etapas, cada una con su nucleo.
    Por supuesto es más fácil mejorar una idea que tenerla.

  4. #1
    Randomend

    Como dices si nos basamos en sistemas sencillos comprobados y con éxito para construir poco a poco un sistema complejo, la seguridad y estabilidad de éste será mucho mayor. Saludos

3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...