Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Una de la cosas que me resultan atractivas de trabajar con opciones es la posibilidad de usar elementos precisos y mensurables, es decir, puedo contar con que la totalidad de mi estrategia tiene la posibilidad de estar reflejada en una hoja de cálculo. La entrada, la salida, los ajustes, todo lo puedo ver en el plan de trading.

Esto es posible en buena parte porque entre las herramientas que uso apenas aparecen las de chartismo. No digo que sean malas, sencillamente me encajan más otras.

¿Estos es siempre así? Bueno, realmente no, sigue habiendo una porción del análisis técnico que sigo usando

 

 

Me estoy refiriendo al establecimiento de soportes y resistencias.

No van a resultar determinantes pero no que quedo a gusto viendo el gráfico de precios si no he dibujado unas cuantas rayas. También me viene bien para salir de dudas para determinar el ajuste más adecuado.

Todos sabemos que los soportes o resistencias son valores del subyacentes en lo que existe un cierto consenso entre compradores y vendedores sobre su no traspaso.

¿Y cómo se llega a este consenso?, pues hay multitud de motivos: puede que simplementes sean valores adecuados (como los terminados en ‘0’, ‘00’, ‘25’, ‘50’...), que sean un máximo o un mínimo de un periodo relevantes o que tenga un reflejo en otro elementos de análisis técnico como las ondas de Elliot o los retrocesos de Fibonacci.

Independientemente de la causa lo que determina su utilidad reside en su capacidad para indicarnos un movimiento del precio. Es decir, la fuerza del soporte o la resistencia. Un soporte apenas establecido no merece ser tomado en cuenta, pero puede ganar peso en ciertas circunstancias. Algunas de ellas pueden ser las siguientes:

  • El número de veces que ha aguantado una tendencia en contra generando un rebote, un retesteo.
  • El tiempo que lleva activo. A más tiempo mayor fuerza.
  • La intensidad del rebote generado posteriormente. A más fuerte sea mayor es la confianza que proporciona para una retesteo posterior.

¿Cómo evaluar estos puntos para saber la fortaleza real? No hay una regla de tres. Una táctica puede ser dividirlos en fuerte o débiles según la experiencia previa. Lo que si sabemos es al ser superado se intercambian los papeles, el soporte pasa a ser resistencia y viceversa. Y que la fuerza del nuevo elemento será similar a la que tenía en su rol anterior.

Además de esta dificultad para evaluar su capacidad nos encontramos con otro rasgo que dificulta su uso: su elasticidad. No podemos considerar que un soporte o resistencia estén superado sólo porque el precio del subyacente los haya superado. No es raro que el precio de referencia sea superado y posteriormente se produzca el rebote. Primero se tiene que  producir la superación y posteriormente se tiene que confirmar.

Para asegurarse pueden seguirse entre otras reglas las siguientes:

  • La superación se tiene que realizar a precio de cierre de jornada, omitiendo los datos intradiarios.
  • La superación tiene que ser mayor de un cierto porcentaje. Este porcentaje es variable entre el 1% y el 5% dependiendo del subyacente y nivel de volatilidad.
  • El volumen alto debe confirmar el traspaso..

 

Realmente es una herramienta con unos cuantos condicionantes. Para mi, excusa para salir de un estado de duda y tomar una decisión.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...