Rankia Colombia Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

En Colombia hay una importante tendencia al ahorro informal

En este artículo busco identificar la conveniencia para el consumidor de utilizar una cuenta de ahorro en Colombia, considerando diferentes indicadores financieros. En general, este tema es pertinente debido a la flexibilidad y agilidad ofrecida por la revolución tecnológica; en Colombia se ha producido durante la última década un aumento en la bancarización y acceso a los servicios financieros .

Eso a su vez también viene de la mano de la emergencia del sector Fintech, ,es decir, servicios de base digital que expanden, mejoran o reemplazan las formas de satisfacer las necesidades financieras de los consumidores a través de ser proveedores de pagos y remesas, financiamiento alternativo, crowfunding (financiación a través de donaciones), gestión del puntaje crediticio, y de finanzas personales y empresariales (Chaparro, 2021), y que generan una presión competitiva sobre el entorno bancario tradicional para el mejoramiento de los servicios y el aporte de tasas más beneficiosas para los usuarios. 

Investigaciones recientes muestran que la tasa de ahorro en Colombia es baja, aunque creciente, y que está moldeada por factores que incrementan la probabilidad de usar productos financieros de ahorro, factores como el nivel educativo, el monto de ingresos, la participación laboral, la tenencia de vivienda. Esto muestra también que en Colombia hay una importante tendencia al ahorro informal, como el almacenamiento individual de dinero en efectivo, compra de objetos que pueden venderse después, cajas compartidas de ahorro informal en sectores de bajos recursos, entre otros, debido a no poseer estabilidad de ingresos o encontrarse en situaciones de pobreza o informalidad laboral. 

Figura 1. Proporción de población colombiana que ahorra

(Iregui-Bohórquez et al, 2018)
(Iregui-Bohórquez et al, 2018)
 
En todo caso, en Colombia, los consumidores tienen una multitud de opciones tradicionales en las cuales ahorrar, tales como fondos de ahorro voluntario (ofrecidos usualmente por los fondos de pensiones como producto complementario), certificados de depósito a término o CDT’s, cuentas de ahorro programado, cuentas de nómina, cuentas de ahorro convencionales y cuentas de ahorro de trámite simplificado y depósito electrónico. 

De manera más específica, las cuentas de ahorro son productos financieros pasivos ofrecidos por entidades bancarias, en los cuales el usuario deposita una determinada cantidad que podrá tener disponible de manera inmediata mientras que el banco, considerando una tasa de interés efectivo anual (TEA), el monto depositado y el tiempo que pasa en el poder de la entidad financiera; en Colombia la oferta de estas cuentas viene acompañada de una tarjeta débito que permite realizar retiros en cajeros. 

En lo que corresponde a la oferta actual, en Colombia las cuentas de ahorro pueden significar costos para los usuarios, principalmente por dos fuentes: en primer lugar, las cuentas de manejo, que son un monto anual que se paga por el uso de una o más tarjetas y que, debido a la emergencia de los neobancos (bancos totalmente digitales con costos mínimos) y de la industria fintech, tienden a desaparecer por razones competitivas pero se mantienen aún en muchas cuentas de ahorro. 
 
En segundo lugar, los costos por transacción. En algunas entidades bancarias y cuentas de ahorro hay un límite de transacciones gratuitas por mes (como consignaciones a cuentas de otros bancos y retiros en cajeros) que posteriormente se cobran al usuario.

También el impuesto “4 por mil” en Colombia, creado en 1998, reglamentaba inicialmente una extracción de $ 2 COP por cada $1000 COP por cada transacción de retiro de los recursos depositados en la cuenta corriente para personas naturales y jurídicas, buscando desincentivar la circulación no bancaria del dinero, y que fue aumentando paulatinamente hasta representar $ 4 COP por cada $ 1000 COP por transacción (Decreto 2330, 1998).

Los colombianos que tienen varias cuentas de ahorro tienen derecho a tener una de estas exenta del impuesto 4 por mil, mientras que las transacciones de todas las demás están obligadas a este pago, excepto si son de bajo monto como las ofrecidas por neobancos y fintech como Nequi o Lulobank. 

Esto es importante, dado que establece el umbral desde el cual la tenencia de una cuenta de ahorro es rentable, restándole a los rendimientos obtenidos las cuotas de manejo por tarjetas o los impuestos por transacción cuando aplique. El portal especializado Rankia sistematiza un ranking de cuentas de ahorro de acuerdo con el monto necesario para su apertura y la tasa de interés efectivo anual que se utiliza para calcular los rendimientos. 
 
Tabla 1. Comparativa para enero de 2022 de algunas de las cuentas de ahorro ofrecidas en Colombia 

Entidad Bancaria
Monto para la apertura de la cuenta
Tasa de Interés Efectivo Anual TEA
Financiera Juriscoop 
$25.000,00
5,65%
Banco Serfinanza
$50.000,00
2,55%
Banco W
$10.000,00
2,50%
Banco Mundo Mujer
$0,00
2,40%
Mi Banco
$20.000,00
2,00%
Banco Credifinanciera
$0,00
1,80%
Lulo bank
$0,00
1,50%
Bancamía
$20.000,00
1,50%
Multibank 
$1.000,00
1,38%
Bancoomeva
$50.000,00
1,35%
BBVA 
$30.000,00
1,00%
Bancompartir 
$20.000,00
1,00%
Banco Itaú 
$0,00
0,10%
Bancolombia
$0,00
0,05%*
Banco Falabella 
$0,00
0,01%
 
 
 Los rendimientos obtenidos se computan digitalmente a través del sistema de bases de datos de cada banco, y dependiendo de las políticas de la entidad bancaria, se liquidan a la cuenta de ahorro los rendimientos por día, mes o un período preestablecido en función a la cantidad de dinero presente en la cuenta y el prorrateo sobre el tiempo en que lo esté. Se puede ver que la oferta es amplia, fluctuando entre un 5.65% en Financiera Juriscoop hasta menos del 0.01% para Banco Falabella. 

Otro de los aspectos que debe tenerse en cuenta es la inflación. La inflación es un fenómeno económico relacionado con la pérdida de poder adquisitivo que representa la moneda puesto que los precios de los objetos de consumo crecen a lo largo del tiempo. En Colombia, la inflación se mide a través de las variaciones de una estadística clave que se conoce como IPC (Índice de precios al consumidor).

El IPC es una medida de variación en un período sobre un conjunto de bienes y servicios representativos del consumo de los hogares que se llama canasta, y que está compuesto del gasto en doce rubros en los que los hogares gastan (Alimentos y bebidas no alcohólicas; bebidas alcohólicas y tabaco; vestimenta y calzado; arriendos, servicios públicos y combustible; muebles y artículos para el hogar; salud; transporte; información y comunicación; recreación y cultura; educación; restaurante y hotelería; y bienes misceláneos) (Departamento Nacional de Estadística, 2021). 

Debido a que son varios elementos, se trabaja con la variación promedio de todos estos rubros, de manera que la inflación se entiende como la variación porcentual del IPC entre dos períodos, tomando como referencia un mes o un año. El Banco de la República mide la inflación comparando un mes frente a su homólogo del año anterior (Banco de la República de Colombia, 2022). 

Tabla 2. Serie de tiempo de la inflación del IPC entre septiembre de 2019 y Septiembre de 2022 

Año(aaaa)-Mes(mm)
Mes
Inflación total
2022-09
Septiembre
11,44
2022-08
Agosto
10,84
2022-07
Julio
10,21
2022-06
Junio
9,67
2022-05
Mayo
9,07
2022-04
Abril
9,23
2022-03
Marzo
8,53
2022-02
Febrero
8,01
2022-01
Enero
6,94
2021-12
Diciembre
5,62
2021-11
Noviembre
5,26
2021-10
Octubre
4,58
2021-09
Septiembre
4,51
2021-08
Agosto
4,44
2021-07
Julio
3,97
2021-06
Junio
3,63
2021-05
Mayo
3,30
2021-04
Abril
1,95
2021-03
Marzo
1,51
2021-02
Febrero
1,56
2021-01
Enero
1,60
2020-12
Diciembre
1,61
2020-11
Noviembre
1,49
2020-10
Octubre
1,75
2020-09
Septiembre
1,97
2020-08
Agosto
1,88
2020-07
Julio
1,97
2020-06
Junio
2,19
2020-05
Mayo
2,85
2020-04
Abril
3,51
2020-03
Marzo
3,86
2020-02
Febrero
3,72
2020-01
Enero
3,62
2019-12
Diciembre
3,80
2019-11
Noviembre
3,84
2019-10
Octubre
3,86
2019-09
Septiembre
3,82
 
Estas estadísticas provistas por el Banco de la República muestran un incremento importante del IPC durante los últimos 12 meses. 

Como conclusión, hasta el momento y con los datos aportados, se puede observar que para los últimos 12 meses los índices de inflación exceden los posibles rendimientos para las cuentas de ahorro. Las TEA de las cuentas de ahorro ofrecidas en el mercado bancario no permiten a los usuarios complementar o compensar la pérdida de capacidad adquisitiva que supone la inflación. 

¿Buscas un bróker de Trading? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading gratuita.

Ver más
Capital.com

Spreads muy bajos en divisas. Integración con TradingView

Ver más
forex.com

Spreads fijos desde 0,2 pips. Ejecución ultrarrápida

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!