Rankia Colombia Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

El impacto de la invasión a Ucrania en la economía colombiana

Desde el pasado 24 de febrero, el mundo ha estado en vilo por el conflicto entre Ucrania y Rusia, el cual, ha traído grandes repercusiones en la economía de todos los países en el que Colombia no ha sido la excepción. 

La inflación global, ha sido uno de los resultados de este conflicto y ha afectado el precio de los productos y las importaciones por la guerra en Ucrania. Básicamente el conflicto ha encarecido los precios de los combustibles y de los costos logísticos por los bloqueos navales en el Mar Negro. Aunque el país ya registraba un déficit comercial con los territorios beligerantes antes del conflicto, se evidencia que, a raíz de este, se ha reducido el intercambio de bienes con Ucrania y aumentado en cambio con Rusia. Según las cifras del Dane, Bogotá tiene un déficit comercial con Moscú de US$189 millones a corte del primer semestre y de US$19,2 millones con Kiev.

La guerra traería escasez de materia prima y productos básicos, pues los países concentrarían estos productos para satisfacer estrictamente las necesidades del conflicto, provocando encarecimiento del costo de vida. En Colombia, traería afectaciones mixtas con el comercio internacional y las exportaciones e importaciones de las que depende altamente la economía colombiana y las cuales han tenido un alza en sus precios de cotización; como lo son mayores precios del petróleo, el carbón y el níquel, que ya venían al alza desde antes del conflicto. Sin embargo, en cuanto al comercio exterior ha sido un encarecimiento de los productos y de los fletes de buques graneleros, los cuales se pagan por día y actualmente ronda US$27 mil y US$35 mil. Desde estos buques se traen cebada, maíz y trigo proveniente de Estados Unidos, pero en la medida que suba, afecta a todos.

Otro aspecto en el que se vería gravemente afectada la economía colombiana, es en la compra de fertilizantes, pues el precio de la urea para el 11 de marzo se encontraba en promedio en US$317 por tonelada. Las alteraciones en los precios afectarán en la medida en que representen mayores costos de importación de urea y fertilizantes y con ello el costo de producción. Si los incrementos son igual de altos será más difícil para el productor mantenerse en el mercado y eso puede implicar reducción en la oferta o reducción del área sembrada para cultivos de ciclo corto, lo cual puede impactar en el ciclo inflacionario del segundo semestre.

Depender de externos para la producción interna de la nación es un problema bastante complejo y más cuando se tiene un modelo económico extractivista y no productor, pues al no ser el principal renglón de la economía, la importancia a la producción de todos los recursos necesarios para la producción de alimentos que no dependan de los recursos naturales no renovables es fundamental para evitar caer en crisis y escasez de producción agropecuaria.  

Las repercusiones que ha tenido en todos los países varían en función de las dinámicas económicas de cada nación. En el caso de Colombia, la mayoría ha tenido un impacto positivo dentro de la economía nacional, pues al ser un productor y exportador de petróleo, el país ha recibido un aumento considerable en sus ingresos producto de la venta del crudo; se presentó desde el periodo del inicio de la guerra hasta la actualidad, un aumento del 76% de la exportación de crudo con relación al año anterior, exportando este año barriles de petróleo por la cantidad de US$8.836,2 millones. Otro aspecto relevante es la venta del crudo, pues para el año 2021 se tenía una venta de 83 millones de barriles, mientras que para el año 2022, se produjo una venta de 90,6 millones de barriles lo que supone un aumento del 9,10% frente al año pasado. El precio del crudo Brent, de referencia para el país, ha subido 20,4%.

Investigadores y analistas coindicen que el aumento en los precios en el barril de petróleo puede ayudar a reducir significativamente el déficit de cuenta corriente, que llegó a 5,7% del PIB el año pasado y cuyo financiamiento puede tornarse desafiante en un contexto más desfavorable. 

Por otro lado, el níquel, otra de las materias primas de Colombia, también se está viendo “beneficiada” en cuanto a su valorización del mercado, apuntando registros históricos en la bolsa de metales de Londres que llevaron en su momento a la suspensión de su negociación y a establecer un tope máximo por día. Un informe del Ministerio de Minas y Energía consigna que los altos precios de los commodities, como el petróleo, el oro, el níquel y el carbón han sido positivos para la nación en materia fiscal, principalmente gracias a los mayores recursos de regalías. “Con corte al 28 de febrero de 2022, el recaudo de regalías para el bienio 2021-2022 llegó a $10,3 billones, cifra superior en 122 % al estimado que se tenía de recaudo, que era de $8,5 billones”, precisa el estudio. El recaudo de regalías estimado por el Gobierno para el bienio es de $15,4 billones.

Si bien el impulso económico que ha tenido el país no compensa los problemas económicos frente a la inflación mundial y al encarecimiento de los precios, saca a relucir la diversidad de ingresos que tiene el país frente a metales preciosos y recursos naturales no renovables. Solo el tiempo determinará qué tan alto seguirá este impulso. 

¿Buscas un bróker de Trading? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading gratuita.

Ver más
Capital.com

Spreads muy bajos en divisas. Integración con TradingView

Ver más
forex.com

Spreads fijos desde 0,2 pips. Ejecución ultrarrápida

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!