El boom de los Bonos Verdes en Colombia

Los bonos verdes son valores negociables que se destinan a financiar o refinanciar proyectos de forma total o parcial con beneficios sociales, ambientales o una combinación de ambos. Estos bonos además, se han convertido en un instrumento de venta fija por medio del cual los gobiernos y las empresas obtienen recursos para financiar proyectos ambientalmente responsables. Para su incorporación dentro de una nación, deben estar alineados con los Green Bond Principles (GBP), los cuales promueven la integridad del mercado de bonos verdes a través de la transparencia, publicidad y reporte de informes. 

Estos bonos han permitido que una serie de empresas desarrollen proyectos y actividades con una responsabilidad ambiental de manera tal que tengan un reconocimiento nacional en función del desarrollo de estas actividades. Para que un bono sea calificado como verde, se deben identificar aspectos como: el producto de forma detallado, cuantificar el impacto real en el ambiente, explicar la gestión de los recursos, y explicar regularmente sobre el uso de los fondos. En el territorio colombiano bancos como Bancolombia o BBVA ya han empezado a emitir estos bonos en el país.

Si bien estos bonos se pueden considerar como un aspecto positivo dentro del desarrollo de proyectos que ayudan a la disminución de los impactos ocasionados por el cambio climático, también tienen unas desventajas que es importante conocer a la hora de querer acceder a esta inversión. La primera desventaja es que si bien estos bonos generan una serie de beneficios reputacionales para el emisor, también su emisión requiere el cumplimiento de una serie de requisitos adicionales a los de un bono tradicional, que pueden convertirse en costos y procedimientos de más; y el uso de los fondos debe monitorearse en todos los aspectos, incluida la presentación de los informes periódicos. 

Dentro de las ventajas que estos bonos generan está en primer lugar el acceso a mercados especializados de inversionistas internacionales además de la demanda típica de los mercados tradicionales, y en segundo lugar, por el mercado tan amplio que tienen, las tasas de interés a las que son colocados resultan menores a las de los bonos tradicionales.

Son múltiples los beneficiarios que pueden tener estos bonos entre los que se encuentran: en primer lugar los proyectos de energía renovables como biogás, biocombustible, energía hidroeléctrica, energía eólica, entre otras. En segundo lugar están los proyectos de eficiencia energética como las industrias de construcción sostenible. Como tercer beneficiario están los proyectos de transporte limpio, en donde se reconocen los vehículos eléctricos, ferrocarriles, entre otros; en cuarto lugar, están los proyectos sobre residuos o metano, tales como la gestión de residuos, tratamiento de aguas residuales y reciclaje. 

 Un punto por resaltar de este proceso es que su auge en América Latina empezó en Argentina y Chile, pues estas naciones decidieron apostar por estos bonos al identificar aspectos como que para el año 2016 superaron os 87.000 millones de dólares en emisiones en todo el mundo y para el 2017 alcanzaron los 123.000 millones de dólares. Sumado al reconocimiento que han tenido los países vecinos dentro del desarrollo y la puesta en marcha de estos bonos, también se identifica que estos bonos en el país tendrán una muy buena acogida puesto que son administrados por fondos internacionales de inversión con criterios de sostenibilidad. 

Colombia es un país que tiene una gran acogida por parte de los fondos extranjeros porque los bonos tienen unas tasas de interés con unos valores muy llamativos con relación a sus pares en otros países. El primer bono emitido en el país fue por un valor de 200 mil millones de pesos y fue emitido por Bancoldex con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo en el año 2017.

El aprovechamiento de estos bonos permitirá el desarrollo de proyectos que permitan que las empresas tengan un reconocimiento como impulsores de estrategias de apoyo ambiental así como disminución de impactos por el cambio climático. 

 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!