Coronavirus: una nueva realidad económica en Colombia.

La crisis a causa del COVID-19 ha traído repercusiones en todo el planeta y Colombia no ha sido la excepción. La crisis económica a raíz de la pandemia afectó todos los aspectos económicos del territorio nacional. Múltiples aspectos han sido analizados para identificar el impacto que han tenido los colombianos en su economía. Sin embargo, el Banco de la República emitió el valor de la tasa de interés y llamó la atención que su valor no fue alterado, pues sigue siendo de 1,7%. Pero, la entidad no descarta que no se logre el ajuste fiscal para el año 2021. En términos prácticos, el ajuste fiscal es una herramienta propia de las políticas públicas que permite equilibrar las cuentas que tiene el Estado colombiano cuando el desface entre el consumo y los ingresos que recibe por vía de impuestos amenaza con afectar la estabilidad de las finanzas públicas.

No obstante, la entidad también reportó un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) DE 5,2% del 2020 a 6% a 2021, lo cual, es un gran logro en medio de esta coyuntura. A pesar de esto, para el año 2020, según el Banco de la República, las pérdidas económicas, varían entre $4,6 billones y $59 billones por mes de acuerdo con los escenarios de aislamiento considerados, cifras que representan entre 0,5% y 6,1% del PIB nacional y las actividades económicas más afectadas fueron las de turismo, servicios inmobiliarios, servicios administrativos y comercio. Todo esto producto de una de las cuarentenas estrictas que ha tenido el país desde el inicio de la pandemia y que fue una de las más largas de América Latina. El país ha intentado ponerse de pie y volver a reestablecer su economía, a pesar de esto, el indicador de pobreza que presentó el DANE no es muy alentador. Alrededor de 21.000.000 millones de personas para el año 2020 se consideraban como personas pobres y un nivel de pobreza monetaria de 45,2% para el mismo año.

La crisis por la pandemia afectó a todos los estratos socioeconómicos del país, pero los estratos 1 y 2 son los más perjudicados por el cierre de distintos locales, empresas y fuentes de empleo. A consecuencia de las cuarentenas y toques de queda, ya que, su sustento económico originaba del trabajo informal, por lo cual su economía ha sido afectada.

A raíz de todo lo que implicó la crisis económica producto de la pandemia, el Gobierno Nacional de la mano con diferentes entidades privadas intentaron por medio de programas sociales mitigar de forma significativa el choque. Uno de los programas más conocidos para minimizar los problemas de pobreza en los colombianos durante la crisis actual es el programa Ingreso Solidario. Este programa del Departamento Administrativo de Prosperidad Social ha beneficiado a más de tres millones de hogares colombianos en condición de pobreza, pobreza extrema y en condición de vulnerabilidad económica, y a su vez busca disminuir en esa población los impactos derivados de la emergencia causada por el COVID-19, sin embargo, esto no ha sido suficiente y los niveles de pobreza para el 2021 no son alentadores. 

Para este año, el DANE reporta un índice de desempleo del 15,1%, lo que indica que la ayuda del Gobierno Nacional no logra abastecer y equilibrar la economía y el desempleo de las familias colombianas y esto se ve evidenciado en los índices mencionados. 

Los valores de desempleo y pobreza son de gran importancia para este tema, pues el elevado desempleo y el incremento de la pobreza son puntos estratégicos que influyen en que el ajuste fiscal pueda alcanzarse o no. El mercado laboral colombiano es uno de los más afectados, pues para el año las restricciones de movilidad y comercio eran muy fuertes, el desempleo alcanzó un 20%. 

El Banco de la República resalta que de no lograrse el ajuste fiscal, se comprometerían grandes aspectos como el acceso y aumento del costo de financiamiento público, lo que generaría una limitación para seguir apoyando la recuperación de las actividades económicas del país y el empleo. 

Finalmente, si el gobierno no construye una política de mejoramiento de las actividades económicas para población colombiana en donde todos los empleados formales y no formales se vean beneficiados, el ajuste fiscal no solo no se alcanzará para el año presente, sino que tardará mucho tiempo en volverse a alcanzar. 
¡Sé el primero en comentar!