¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico
Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

La relación entre JPY y NIKKEI

Una de cal y una de arena: El libro “Intermarket Technical Analysis” de John Murphy permite que los inversores entiendan que los mercados financieros están interconectados, y que no se debe analizar ningún mercado como si fuera una autarquía solitaria no relacionada con el resto. Dicho esto, entre las muchas críticas que podría hacer del libro, Murphy afirma que no importan los porqués de la relación, sino el hecho de que ésta exista. El tiempo sigue pasando, pero esta afirmación sigue siendo sin duda una de las barbaridades más grandes que he escuchado en toda mi carrera.

Entender que en los mercados financieros la mayoría de las relaciones cambian de intensidad e incluso de sentido es vital, y entender el porqué de estos cambios, condición necesaria para sobrevivir. Por ejemplo, históricamente el WTI cotizaba con prima frente al Brent. Hasta que esto cambió. Y de hecho el spread se fue ampliando. En 2011 recuerdo que muchos apostaban por una reversión de esto, basados en la misma estadística. Se tendría que producir una reversión a la media. Pero entendiendo el porqué de este cambio se hubieran ahorrado muchas pérdidas por el camino.

Y ya ni hablamos de la relación entre diferenciales de tipos de interés y la divisa. Es una relación tormentosa la de los tipos nominales y el tipo de cambio. Pero comprensible si indagas en los motivos de que la correlación sea positiva, negativa o tenga mayor o menor intensidad.

Una de las correlaciones clásicas es sin duda la del Yen japonés (JPY) y la bolsa japonesa. En los últimos años, especialmente desde 2007, la relación entre JPY y Nikkei 225 ha sido intensamente negativa.

Como se ve claramente en el gráfico, aunque la intensidad de la relación varía y existen breves periodos de reversión (por ejemplo parte de 2008-2009, tras Lehman), los momentos en los que el JPY se deprecia frente al USD (línea roja-negra aumentando) coinciden con repuntes del Nikkei y viceversa.

Podemos por tanto dar esta relación por hecho y trabajar con ella. Por ejemplo, operar a que el spread se cierra cuando se desvíe de sus medias históricas. O podemos analizar ambos gráficos y esperar confirmaciones o buscar divergencias. Esto funcionará durante un tiempo... hasta que deje de hacerlo y no entendamos por qué.

Lo cierto es que si dos series de precios se mueven igual sólo puede ser por dos motivos: por casualidad o porque están influidas por factores comunes. Si es por casualidad, no nos interesa. Pero si se mueven por factores comunes, es vital entenderlos para poder entender si cuando se produce una divergencia en el comportamiento de los precios es relevante o no.

De hecho, el JPY y la bolsa nipona no siempre han tenido una relación negativa. De hecho, en los 80, la relación era al contrario. Y en los 90, hasta 2007, fue muy inestable. Hasta el punto de poder afirmar que no existía correlación entre ambas variables.

Por lo tanto estos factores comunes que mueven Nikkei y JPY en los últimos años no se siempre se han producido. Y por lo tanto, si en el pasado ha sido una relación cambiante, no se debería esperar que no sea similar en el futuro.

De hecho, la correlación entre bolsa nipona y JPY ha venido perdiendo intensidad en 2017 y en especial desde el pasado otoño (hasta que la ha recuperado con las caídas de renta variable en febrero):

Fuente: Daily FX

Lo anterior se explica en una correlación que viene cayendo los últimos años entre el EPS del Nikkei 225 y el JPY, debido a la recuperación de las industrias basadas en la demanda interna japonesa. Además, han coincidido unas bolsas japonesas con valoraciones atractivas en absoluto y en relativo frente al S&P 500 con un JPY muy alejado de su valoración por PPA.

Sí, es complicado pensar que esta relación negativa entre JPY y Nikkei se va a romper en el corto plazo porque los motivos de la misma son muy intensos. Pero lo cierto es que están en riesgo:

En primer lugar, lo que acabamos de comentar: podría ocurrir que los inversores estimen que el JPY y la bolsa nipona “están baratos” y confíen en la recuperación de la economía japonesa, mientras que los beneficios de las empresas japonesas dependen cada vez menos del tipo de cambio y más de la demanda interna.

Por otro lado, incrementos de la volatilidad (y por consiguiente, caídas de la renta variable) provocan cierres de posiciones de carry, financiadas en JPY. Por lo tanto, es flujo que vuelve a Japón con la correspondiente apreciación del JPY. Y al contrario, cuando cae la volatilidad, momentos de repunte de la bolsa, se reactivan las posiciones de carry que se financian en JPY (con tipos muy bajas) y cobran en otras divisas con intereses más altos como AUD, NZD, etc. Si bien es cierto que esta operativa ya no es tan atractiva como lo fue a partir de 2005, cuando comenzó a aumentar el gap entre los tipos de interés en JPY y el resto del mundo. Un posible tapering del Banco de Japón acabaría con este argumento.

Finalmente, otro factor que influye en esta relación es el peso de los extranjeros en la inversión en renta variable japonesa, que se efectúa principalmente cubriendo divisa. Así, las ventas de renta variable irían acompañadas de cierre de coberturas (y por tanto de compra de JPY). En sentido cabe recordar que los costes de cobertura en USD se han venido incrementando tras el aumento de tipos a corto en Estados Unidos.

Sea como sea, cuando esto ocurra pillará a muchos con el pie cambiado, pensando que esto “siempre ha sido así” sin preguntarse los porqués: quienes usan el JPY para confirmar la buena salud de la renta variable interpretarán que esta está en riesgo. Quienes cubran su posición en Japón verán una menor rentabilidad en las inversiones. Y los que apuesten por la reversión a la media estarán invirtiendo en que una relación que sólo ha durado los últimos 10 años es la “normalidad”.

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

  1. #1

    Nega16

    no entiendo a lo que te refieres, "los que piensen en una reversion a la media", y que relacion tiene eso con una correlacion o descorrelacion de dos activos.

    Por otro lado en estadistica la relacion de un dato respecto a su media se denomina regresion, seria "regresion a la media". Reversion se utiliza en ambitos juridicos de volver un bien a un estado original antes de un daño. Buen eso creo, creo que te refieres a la regresion a la media. O a lo mejor es a otra cosa, pero no le encuentro sentido

    Interesante articulo, se ve que no esta copiado o traducido sin entender lo que se dice

    Un saludo

  2. #2

    TomasGarciap

    en respuesta a Nega16
    Ver mensaje de Nega16

    Hola Nega16,

    En este caso concreto, me refiero a las estrategias que utilizan rolling de correlaciones y analizan las desviaciones de este frente a sus correlaciones históricas, apostando por una vuelta a la "normalidad". Como sabes bien, estas estrategias son muy usadas en trading de pares.

    Digo "reversión" a la media como traducción literal de "mean reversion", que es el nombre amplio o generalizado de este tipo de estrategias que apuestan por una vuelta a la normalidad (sea del rendimiento o en este caso de las correlaciones). En castellano, reversión significa (copiado literal del diccionario de la RAE) "restitución de algo al estado que tenía", por lo que entiendo que se comprende lo que digo...

    No se puede intentar escribir para todos los públicos utilizando perfectamente siempre la terminología específica y perfecta, como te comenté cuando hablé de que la volatilidad sí es un riesgo. Eso lo dejo a workpapers y al mundo académico.

    Por otra lado, me encantan tus comentarios, como ya te he dicho otras veces, creo que enriquecen este blog, por lo que te los agradezco y espero que no dejes de hacerlos. Dicho esto, a veces tu forma de expresarte resulta algo "violenta". No quiero parecer presuntuoso, pero sé de lo que hablo: aparte de que tengo bastante formación específica (especialización en econometría, CAIA, lo que vi sobre estadística en el CFA y máster de mercados -que fue bastante-, etc), llevo más de una década trabajando de esto.

    Saludos y gracias por tus comentarios de nuevo :)

  3. #3

    Nega16

    en respuesta a TomasGarciap
    Ver mensaje de TomasGarciap

    siento que pàrezca violenta, no es la intencion, ni dudar de tus conocimientos, es que me pone nerviosos no entender lo que esta escrito. O si lo entiendo mal.

    Estabas hablando de otra cosa, en estadistica ya te he dicho la relacion de un dato con su promedio historico, es una regresion,. o la relacion de dos datos entre si. No necesita uno de ellos ser la media. Pero solo se necesita un activo, los datos de un activo, y ver la relacion, generalmente extrema del dato actual respecto al promedio, lo mas conocido por ejemplo es la situacion extrema en una banda Bollinguer. DE hecho Bollinguer tiene un sistema de trading para entrar en esa situacion de trading favorable, que me parece muy acertada, y que llama años usandala. Se llama %B. Esta en su excelente libro publicado y traducido en España.

    Cuando oigo regresion a la media, enseguido tengo eso en la cabeza, no solo por Bollinguer , tambien por Steidmayer, los markets pfrofiles y las distribuciones de datos en un activo, que tienen esa atraccion de regresar a un promedio central a medida que se forma una distribucion que no tiene que ser uniforme. Y evidentemente tu no estas hablando de lo mismo, estas hablando de otra cosa entre pares que desconozco que es , y una vuelta EN EL TIEMPO, a una posición previa. Aqui la media , lo mejor es ver la linea central de una banda Bollinguer, no regresa nunca en el tiempo sino que es una posicion Central que varia en el tiempo. Es distinto. Y yo no conocia a que te estabas refiriendo.

    Esto que digo no tiene nada que ver con correlaciones, por eso no se de que estabas hablando. Lo otro con la desviacion edrandar, la campana de Gauus, Bollinguer etc, es muy usado en estadistico y de paso en trading. No tiene que ver con una vuelta a una situacion en el tiempo.

    Evidentemente no cuadraba por algo

    Un saludo

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons