¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico

Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

¿Y eso de las criptomonedas?

Últimamente mucha gente me pregunta sobre la inversión en Bitcoins o cualquier otro tipo de moneda virtual y la verdad que poco a poco voy entendiendo todo lo que envuelve a este mundillo. Es cierto que he podido debatir con algún “experto” sobre el tema que en estos tiempos ha ganado un buen pellizco con este tipo de activos, todo a través de análisis técnico pero sinceramente no lo acabo de ver, aunque para nada descarto que pueda ser una moneda de cambio en el futuro, o por qué no, una moneda de reserva.

Los mercados financieros no paran de alcanzar máximos históricos. Los índices americanos han alcanzado nuevos picos últimamente, y los mercados financieros de economías emergentes también tienen un fuerte desempeño, ya que los inversores buscan estabilidad en medio de la incertidumbre generalizada. Pero, porque este rendimiento no se basa en los fundamentos del mercado, es insostenible y ciertamente arriesgado.

El actual modelo de crecimiento económico dependen excesivamente de la liquidez y el apalancamiento tanto de los bancos privados como de los bancos centrales. Y, de hecho, el rendimiento de los mercados financieros actualmente está basado en gran medida en la liquidez provista por los bancos centrales.

Pero hay otro factor que podría desestabilizar aún más un ya excesivo sistema basado en el apalancamiento y la liquidez: las monedas digitales. Y, en este frente, los políticos y los reguladores están todavía un poco lejos de tenerlo bajo control.

El concepto de criptomonedas nació de la desconfianza del dinero oficial. En 2008, Satoshi Nakamoto el misterioso creador de Bitcoin dio a conocer la primera moneda digital descentralizada, lo describió como una versión puramente de usuario a usuario, que permitiría que los pagos en línea se envíen directamente de una parte a otra sin pasar por una institución financiera.

Un paper de 2016 del Fondo Monetario Internacional distinguía la moneda digital (moneda de curso legal que podía ser digitalizada) de la moneda virtual (no legal). Bitcoin es una criptografía, o una especie de moneda virtual que utiliza la criptografía y los libros distribuidos (la cadena de bloques) para mantener las transacciones tanto públicas como anónimas. La tecnología asociada seguro que os suena y a buen seguro que muchos de vosotros sois expertos en ello.

Sin embargo, lo corta, el hecho es que, nueve años después de que Nakamoto introdujo el Bitcoin, el concepto de dinero electrónico privado está a punto de transformar el panorama del mercado financiero. En estos momentos, el valor de Bitcoin se sitúa alrededor de los 4.000 dólares, con un tope de mercado  74,5 mil millones de dólares, más de cinco veces mayor que a principios de 2017. Ya se trate de una burbuja, destinada a colapsar, o a un signo de un cambio más radical en el concepto de dinero, las implicaciones para los bancos centrales y la estabilidad financiera pueden ser considerables.

En un principio, los banqueros centrales y los reguladores apoyaron bastante la innovación representada por Bitcoin y la cadena de bloque que la sostiene (blockchain). Es difícil argumentar que a las personas no se les debe permitir usar un activo creado privadamente para liquidar transacciones sin la participación del estado.

Pero las autoridades nacionales desconfían de los potenciales usos ilegales de este tipo de dinero, reflejados en el mercado negro llamado Silk Road, un centro de intercambio de información para, entre otras cosas, comprar y vender drogas ilícitas y armas. Silk Road se cerró en 2013, pero han surgido otros mercados al margen de la ley como os podéis imaginar. Cuando la mayor casa de cambio de Bitcoins Mt. Gox quebró en 2014, algunos bancos centrales, como el Banco Popular de China, comenzaron a desalentar el uso de Bitcoin. Para noviembre de 2015, el Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado del Banco de Pagos Internacionales, formado por diez de los principales bancos centrales, inició un una investigación en profundidad sobre las monedas digitales.

Pero el peligro de las criptomonedas se extiende más allá de la facilitación de actividades ilegales. Al igual que las monedas convencionales, las monedas digitales no tienen valor intrínseco. Pero, a diferencia del dinero oficial, tampoco tienen su correspondiente pasivo, lo que significa que no existe ninguna institución como un banco central con un interés en mantener su valor.

En cambio, este tipo de dinero virtual funciona en base a la voluntad de las personas que participan en las transacciones para tratarlos como valiosos. Con el valor de atraer a más y más usuarios, podríamos decir que se asemeja a un esquema piramidal.

Si el uso del Bitcoin y otro tipo de monedas virtuales se expande, también lo hacen las consecuencias potenciales de un colapso. Ya que la capitalización bursátil de las criptomonedas asciende a casi una décima parte del valor del stock físico de oro oficial, con la capacidad de manejar operaciones de pago significativamente mayores, debido a los bajos costes de transacción. Esto significa que podrían tener un impacto sistémico.

No se sabe hasta dónde llegará esta tendencia. Técnicamente, el suministro de criptomonedas es infinito: Bitcoin tiene un límite de 21 millones de unidades, pero esto puede incrementarse si la mayoría de los "mineros" (que agregan registros de transacciones al libro mayor público) están de acuerdo. La demanda está relacionada con la desconfianza de las tiendas convencionales de valor. Si la gente teme que los impuestos excesivos, la regulación o la inestabilidad social o financiera ponen en riesgo sus activos, cada vez más recurrirán a este tipo de monedas, sinceramente no tengo ninguna duda, echen la vista atrás 10 años y verán como gran parte de nuestros hábitos han cambiado sobremanera.

El informe del año pasado del FMI indicó que las criptomonedas ya se han utilizado para eludir los controles de cambio y capital en China, Chipre, Grecia y Venezuela. Para los países sujetos a incertidumbre política o malestar social, este tipo de activos ofrecen un mecanismo atractivo de fuga de capitales, exacerbando las dificultades de mantener la estabilidad financiera en un ámbito local. De hecho la propia China ya ha puesto coto al uso de Bitcoins.

Por otra parte, mientras que el estado no tiene ningún papel en la gestión de las criptomonedas, será responsable de solucionar cualquier lío ocasionado. Y, dependiendo de dónde y cuándo estalla una burbuja, el lío podría ser sustancial. En las economías avanzadas con monedas de reserva, los bancos centrales pueden ser capaces de mitigar los daños. Lo mismo puede no ser cierto para las economías emergentes.

Una nueva especie invasora no representa una amenaza inmediata para los árboles más grandes del bosque. Pero no puede tardar mucho en que los sistemas menos desarrollados, los árboles jóvenes en el suelo del bosque sientan los efectos. Las criptomonedas no son meramente nuevas especies a observar con interés; los bancos centrales deben actuar ahora para frenar las amenazas realmente reales que se plantean.

Respecto a la inversión en este tipo de activos mucho de vosotros habréis tenido la tentación de entrar, yo también he tenido las mías, no nos vamos a engañar, y máxime cuando a mi alrededor tengo grandes defensores de este tipo de activos, si hubiera hecho caso a alguno de sus consejos en apenas unos meses hubiera multiplicado por tres el valor de mi cartera de Bitcoins. Pero señores, lo más importante sin duda es la disciplina y ser coherente con tus principios de inversión. Preferimos perder oportunidades antes que dinero.

Javier Flórez

@FlorezJav

 

---

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

  1. Top 100
    #1

    Comstar

    * La criptomoneda se guarda en una billetera encriptada que es una hilera de caracteres con la que puedes hacer uso de tu dinero. Si la pierdes, no puedes usar tu dinero.
    * ¿Que haces con la billetera? O la guardas en un pendrive, o la dejas en el disco duro o lo subes a la nube para que alguien te la guarde. El pendrive y el disco duro son como un billete que no es a prueba de agua. Y en la nube hay muchos que ofrecen guardarte la billetera, pero son sitios maliciosos. Y si estás conectado, y un hacker te encuentra la billetera, puede usar tu dinero.
    * Entonces finalmente tienes dinero digital que tiene los inconvenientes del dinero en efectivo (al portador, riesgo de daño o extravío), y los inconvenientes del dinero electrónico (hackeable).
    * Blockchain es una tecnología que impide o dificulta la falsificación. Y ese es todo el gran ruido sobre las maravillas de Blockchain. Pero no impide los otros problemas descritos.

  2. #2

    dilbert

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Las criptomonedas tienen otra característica que en el futuro puede ser fundamental: no se les puede aplicar la reserva fraccional. Es decir, para que un banco te haga un préstamo en bitcoins primero debe poseer esos bitcoins. No es lo que sucede con los euros, con los que el banco te puede hacer un préstamo creando el 'dinero-bancario' del aire.

    Algunos bancos centrales están estudiando muy seriamente la emisión de moneda nacional criptográfica. Los bancos comerciales tienen que estar muy preocupados pues no podrían emitir crédito con esa moneda.

  3. Top 100
    #3

    Comstar

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Oh no... ahora no podrán imprimir dinero falso en sus balances contables... El mundo se acaba...

  4. #4

    Eguzkialde

    Otro negociete que se supone traerá beneficios(no sé a quien) , pero voy a seguir cuidando de los euros....

    Las propiedades inmobiliarias en la cara oculta de la luna , marte o sobre los añillos de Saturno , pueden no ser adecuados para mi humilde cartera ,y para la hoja de ruta establecido en mi viaje vital.

    Ahora bien , uno no sabe a que colección de cromos suscribirse......estamos en septiembre el mes de las suscripciones....

    Como siempre a la pregunta de ¿qué hay de lo mío?

    No queda resuelto de manera fehaciente , robusta y sostenible al paso del tiempo.
    En momentos de tanto activismo , sobre todo político , deberíamos defender la procastinación , dejar que sea Richard Branson y su séquito de millonarios quienes primero vayan a la luna.....

    Tú y yo ; si así lo reconsideramos ya iremos más adelante....

    La naturaleza debe der ser el sistema que mejor ha aguantado la prueba del tiempo...

    ¿Qué pruebas ha superado la señora Bitcoin? ¿qué edad tiene?
    Todos reconocemos rápidamente cuando estamos ante pornografía, incluida la financiera ¿verdad?

  5. Top 100
    #5

    Comstar

    en respuesta a Eguzkialde
    Ver mensaje de Eguzkialde

    La lujuria financiera se llama avaricia, y los estafadores aprovechan la lujuria para desplumar a sus víctimas.

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de fondos y especialista en divisas y materias primas en una gestora internacional. Sumo ya más de 10 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo y actividad docente en varias universidades. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Top 100

    Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons