Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Empieza un nuevo año, y también una nueva década, y de seguro te has planteado nuevas metas o has renovado las que ya tenías. Pero no debemos dejar de lado nuestras finanzas personales, y los correspondientes objetivos financieros. En este artículo te daré 10 buenas razones para aprender más, y cada vez más, de finanzas personales.

 

 

  1. Las finanzas están presentes en nuestro día a día

Al decidir dónde o qué comer, cuando elegimos el tipo de transporte que nos conviene usar, y en general cuando tomamos una decisión relacionada al uso de nuestro dinero, las finanzas están presentes. Lo ideal sería seguir las pautas de nuestro presupuesto.

Cada situación que enfrentamos ante los muchos posibles gastos diarios, son una prueba para nuestras finanzas personales. Una mala decisión nos puede llevar a un espiral interminable de deuda tras deuda.

Por eso es mejor aprender un poco más de finanzas personales (sin tener que convertirse en un experto por supuesto), para saber elegir de entre las mejores opciones.

 

  1. El dinero es un medio para alcanzar nuestras metas

Todos contamos con ciertos recursos que son finitos: una cantidad de tiempo, de energía y por supuesto también de dinero. Conviene entonces aprender a administrar lo que tenemos de la mejor manera ¿no crees?, para así poderle sacar el máximo provecho posible.

Y ya que el dinero es un medio que nos permite acceder a las cosas y actividades que necesitamos para cumplir nuestras metas, es mejor aprender a usarlo bien.

 

  1. Promueve y genera la cultura de ahorro

Este es uno de los temas preferidos en el ámbito de las finanzas personales: el ahorro. Existen muchos métodos que puedes poner en práctica para generar por fin este buen hábito. Métodos como los retos o los que te sugieren ahorrar un porcentaje de tus ingresos. Pero sino buscas información no podrás conocerlos, y encontrar ese método que sea el ideal para ti.

 

  1. Te da recursos para reducir y eliminar tus deudas

Las finanzas son simples: si ganas más de lo que gastas ahorras, y si gastas más de lo que ganas te endeudas. En este caso puede que el desconocimiento por algunos productos financieros, como las tarjetas de crédito o la distinción entre tipos de préstamos, te haya llevado a estar en una situación más que mala.

Buscando, buscando, podrás encontrar buenos consejos para reducir tus deudas, hasta finalmente eliminarlas. Claro que el camino va por mejorar tu diferencial ingresos-gastos y ahorrar.

 

  1. Puede mejorar tus hábitos

Plantearte mejoras en tus gastos, en base a la nueva información que tienes, puede ayudarte a identificar algunos de los hábitos que quizá sería bueno mejorar. Entre estos tenemos los hábitos de compra por ejemplo. Temas como el uso de una lista de compras, compras por adelantado en base a tu presupuesto, usar tu tarjeta de crédito sin pagar intereses, entre otros.

Pero saber más de finanzas personales, también te permite reconocer aquellas cosas que en realidad no te están aportando, y que podrían estar causándote malestares. En este aspecto, el tema de aprender a distinguir entre necesidades y deseos adquiere relevancia.

 

  1. Te da ideas para generar más ingresos

Otro de los temas preferidos es el de cómo generar más ingresos. Desde ideas para empezar nuevos emprendimientos, negocios basados en tus aficiones, cómo generar ingresos extra por internet, hasta cómo crear los famosos ingresos pasivos. Ya sea por necesidad, o porque simplemente quieres aprovechar tu tiempo libre, en la red podrás encontrar muchas opciones (si las buscas).

 

  1. Favorece tu salud

Tener más información sobre finanzas personales hace que tus decisiones sean más acertadas, y tus gastos mejorarán. Al poder ahorrar y no endeudarte en exceso, esas viejas preocupaciones por el dinero desaparecerán. Menos preocupaciones significan menos molestias, menos estrés. Y ya que el estrés es un desencadenante de enfermedades, te enfermas menos. Así, mejoran a la par tu salud física, mental, emocional y familiar.

 

  1. Te abre al mundo de la inversión

Una de las principales recomendaciones para invertir (si no es que la más importante), es no invertir en algo que no conoces, que no entiendes. A menos que tengas a alguien de confianza que lo haga por ti, pero igual sería mejor aprender.

La inversión es el siguiente paso al ahorro, y es importante hacerlo para no quedar a expensas de la pérdida de valor del dinero causada por la inflación, ya que esto le resta valor a tus ahorros. Pero para conocer las alternativas de inversión en el mercado debes informarte, para encontrar aquellas que se alineen mejor con tu perfil de inversionista.

 

  1. Por tu bienestar y el de tu familia

Finalmente, el objetivo último es encontrar felicidad en las cosas que hacemos, que tenemos y que somos. Pienso que todos queremos vernos bien, felices, y también ver eso en nuestros seres queridos. Hacerlo por ellos: tus hijos, tu hija recién nacida, tu esposo, tus hermanitos, tu padre, tu madre, por cualquier persona con la que quieras compartir, pero sobretodo por cualquier persona que dependa de ti.

Porque con un mayor conocimiento de finanzas personales, podrás tomar mejores decisiones al usar tu dinero, para poder acceder a esas cosas y actividades que necesitan, a lo que les gusta y que los hace felices.

 

Por todo esto te invito a que siempre te mantengas buscando información de finanzas personales. Asimismo, te invito a que te suscribas al blog en la opción que se encuentra en la parte superior, junto al nombre del blog. También puedes visitarme en https://larutadelasbuenasfinanzas.wordpress.com/, y en Facebook y Twitter como 'La Ruta de las Buenas Finanzas'. Un saludo y que tengas un buen año.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar