Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

En la actualidad las transacciones en línea se han convertido en una acción cotidiana para la mayoría de las personas, puesto que gran cantidad de comercios han recurrido las ventas online. En vista de esto se convirtió en una necesidad adaptar los medios de pago para tales fines, por lo que se ha creado una nueva y práctica modalidad de pago: la tarjeta bancaria virtual. En el siguiente post veremos qué es una tarjeta bancaria virtual y cuáles son sus beneficios.

 

¿Qué es una tarjeta bancaria virtual?

 

 

¿Qué es una tarjeta bancaria virtual?

Al hacer compras online facilitar los datos bancarios personales puede generar desconfianza además de exponer a las personas a fraude o robo de identidad. Sin embargo, es posible contar con la opción de obtener una tarjeta bancaria virtual, una alternativa para ayudar al usuario a mantener la fiabilidad de las compras y/o transacciones en línea mediante una forma segura.

Cuando hablamos de una tarjeta bancaria virtual no nos referimos a un producto físico, como lo es una tarjeta de débito o crédito convencional, estas tarjetas son productos de pago que le permiten al usuario realizar compras de forma online, no pudiendo utilizarse fuera de dicho medio. Es un tipo de tarjeta que sólo existe en dígitos en la red por lo que no tiene un plástico en la que esté respaldada.

Una vez emitida la tarjeta bancaria virtual, se le es asignada un número de tarjeta, fecha de vencimiento y número de control, los cuales serán requeridos para validar las compras o transacciones que se desee realizar, evitando así, la facilitación de los datos personales. No obstante, algunas podrán requerir anexar medios de confirmación como mensajes de confirmación, correo o PIN.

Las tarjetas bancarias virtuales también son conocidas como tarjetas de prepago, ya que para usarlas debes recargarlas desde tu cuenta bancaria. Es decir, a diferencia de la tarjeta de débito, una tarjeta virtual posee un monto máximo de recarga del cual podrás disponer sólo si existe en la tarjeta. Es decir, para usar una tarjeta bancaria virtual no usas los fondos directamente de tu cuenta bancaria sino los que le has asignado previamente a través de una recarga.

 

Ventajas de una tarjeta bancaria virtual

Optar por la opción de una tarjeta bancaria virtual puede otorgarle al usuario variedad de beneficios:

  • Podrás recargar el saldo positivo para tu tarjeta virtual con el valor de la transacción que deseas realizar.
  • Al no contar con tarjeta física evitaremos los daños, extravíos o robos a la misma.
  • De acuerdo a la entidad que la otorgue pueden contar con diferentes beneficios para el usuario, como descuentos en tiendas virtuales, acumulación de puntos, etc.
  • Es una alternativa segura al momento de realizar compras por internet evitando colocar información bancaria dentro de la plataforma online.
  • El usuario obtiene el control absoluto de la tarjeta bancaria virtual debido a que no solo selecciona el monto límite para la tarjeta, sino que también seleccionara la fecha de caducidad que desea para la misma.
  • Son tarjetas seguras debido a que no necesitan datos bancarios de las cuentas del usuario personales, sino que requieren de otros datos básicos propios de la tarjeta virtual.

 

Desventajas de una tarjeta bancaria virtual

Como todo, siempre existen algunas desventajas las cuales debemos tomar en cuenta a la hora de contratar una tarjeta bancaria virtual:

  • Al no contar con una tarjeta física no hace posible las transacciones fuera de la vía electrónica, dejando solo el paso de realizar compras de forma online.
  • Solo mantiene el saldo que el usuario ha recargado, no emite préstamos ni créditos para realizar compras.
  • No están asociadas a tu cuenta bancaria por lo que tampoco puedes hacer sobregiros con la tarjeta virtual.

 

Contar con una tarjeta bancaria virtual es una opción ideal para realizar compras vía internet o pagos de servicios por vía electrónica. Puedes únicamente precargar el saldo destinado a una compra o pago, evitando así gastos adicionales y aminorando riesgos de robo o fraude.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar

Simulador tarjetas