¿Qué es amparar una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son productos bancarios muy comunes entre los clientes bancarios ya que resuelven financiamientos de manera inmediata con la comodidad de pagarlos después. Pero si eres joven y no cumples con los requisitos para obtener una tarjeta de crédito, te conviene pensar en una tarjeta de crédito amparada. Si te preguntas ¿qué es amparar una tarjeta de crédito?, te invitamos a leer el siguientes post.

 

¿Qué es amparar una tarjeta de crédito?

 

 

¿Qué es amparar una tarjeta de crédito?

Comencemos con la definición de la palabra “amparar”. Amparar significa proteger o favorecer, o servirse de una persona para protegerse de algo. ¿Cómo se asocia este concepto a una tarjeta de crédito? Pues con el hecho de que si no puedes solo necesitas respaldo o protección.

Es así como analizamos que una tarjeta amparada es aquella solicitada a favor de una persona pero donde el titular (amparador) es otra persona. Por ejemplo, si un titular de una tarjeta de crédito quiere compartir parte de su límite de crédito con su hijo, puede solicitar una tarjeta de crédito amparada, con la cual el joven tendrá acceso a la tarjeta pero el responsable de pagarla será el padre, es decir, el titular de la tarjeta original.

Amparar una tarjeta de crédito es la oportunidad para enseñar a los hijos a utilizar responsablemente una tarjeta de crédito. También le permite al titular de una tarjeta de crédito extender su cupo a cualquier persona que desee, estableciendo un monto deseado.

Al amparar una tarjeta de crédito, el titular de la tarjeta original recibe todos los beneficios asociados a los consumos que se realicen con la tarjeta amparada, como la acumulación de puntos, millas o cualquier otro mecanismo de beneficios que utilice el banco, pero también tendrá la responsabilidad de pago en caso de incumplimiento. Y el tarjetahabiente amparado podrá disfrutar de descuentos asociados a la tarjeta de crédito al igual que el titular.

Cuando una persona recibe una tarjeta de crédito amparada y demuestra un buen uso de la misma a mediano plazo, podrá tener la opción de acceder a una tarjeta propia.

 

Recomendaciones para amparar una tarjeta de crédito

  • En vista de que el titular de la tarjeta de crédito original asumirá la responsabilidad de pagar la tarjeta amparada, deberá escoger muy bien a la persona que se la delegará.

  • Asigna un monto bajo de tu cupo a la tarjeta de crédito amparada. De esta forma, si el dueño la usa de forma indiscriminada, tu deuda no se saldrá de control.

  • Otro punto a tomar en cuenta es la edad adecuada a la que se puede asignar una tarjeta en caso de que el titular decida dársela a su hijo/a. Debe estar consciente de la responsabilidad que conlleva el usar una tarjeta de crédito.

  • Si tu hijo recibe una mesada será útil le asignes una parte de la responsabilidad de pago de la tarjeta amparada, de esta manera aprenderá a usarla con responsabilidad.

 

Amparar una tarjeta de crédito y asignarla a uno de tus hijos, cónyuge, padres u otra persona es la oportunidad de compartir tu cupo de crédito de manera controlada. También es una excelente herramienta para enseñar a los más jóvenes la responsabilidad de tener una tarjeta de crédito y cómo pueden forjar un buen historial crediticio.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!