Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Este 2016 tuvimos oportunidad de escuchar en México a Richard H. Thaler, una de las mentes más geniales de la economía y especialista en finanzas conductuales, pero también de las finanzas personales.

Y es que sus teorías financieras más complejas parten de principios que nos competen a todos. Por ejemplo, su conclusión sobre la manera irracional en que las personas toman decisiones financieras fue de gran ayuda, entre otros trabajos, para que su colega, Daniel Kahnema se llevara el premio Nobel en Economía (2002).

Thaler, doctor en economía por la Universidad de Rochester y autor de los libros Nudge (2009) y Misbehaving (2014), explica de manera simple cómo las personas toman decisiones financieras y eso nos ayuda mucho a mirarnos en perspectiva, precisamente en al finalizar un año y comenzar otro que se avecina lleno de desafíos.

 

 


Paso 1 Consigue herramientas que te ayuden “a perderte menos”.

Somos seres imperfectos, “tenemos errores, pero podemos ser conscientes que existen herramientas que nos ayudan a simplificar la existencia”, dice Thaler. Por ejemplo, una app como Waze, aunque es una herramienta que da instrucciones, tú eres libre de pedirle exactamente lo que buscas. Lo mismo pasa en tus finanzas. Hay herramientas que nos ayudan a invertir, ahorrar o gastar. Las herramientas útiles son aquellas que te orientan, no las que “te obligan” a tomar una decisión.


Paso 2  Simplifica la arquitectura de tus decisiones: bueno y sencillo

En ciertas elecciones financieras, antes no había mucho qué decir; en cambio hoy, tú dices cuánto, cómo, dónde, por ejemplo invertir o poner tu dinero para el ahorro. Ante la variedad de opciones, sé práctico y elige por default la opción que te deje más cosas buenas.

 

Paso 3 La inercia es muy poderosa, busca estar en la mejor opción para no tener que cambiar después.

En las finanzas conductuales pasa un fenómeno similar a cuando dejamos la tele o el radio en un programa horrible por la inercia de no buscar otro canal. Lo mismo pasa cuando ya estamos metidos en un seguro, fondo de inversión o un banco que no nos conviene, pero es más fuerte la inercia de permanecer, que buscar mejores opciones y cambiarse. Mejor busca desde el comienzo la mejor posibilidad para tu bolsillo.


Paso 4 Actúa con confianza, pero cuida el exceso.

Thaler afirma que el 90% de las personas que conducen sienten que manejan mejor que los demás, pero solo la mitad está por encima de la media. Es decir, está bien ser optimista, pero el exceso de confianza puede ser malo si no averiguamos las posibles consecuencias de las decisiones tomadas.

 

Paso 5 Quita las barreras si te propones ahorrar o vivir con menos dinero

Elige los instrumentos financieros que a ti te sean fáciles de usar y te sirvan para lograr tus objetivos. Como recomendación, opta por los productos financieros que están por encima de la competencia y sean más transparentes (honestos) con el cliente.


Paso 6 No hay nada más poderoso que el ejemplo.

La forma ideal de ahorrar o de enseñar a alguien a hacerlo es seguir (o dar) ejemplos de personas o empresas reales, a quienes respetes y que sean ahorradoras en la práctica.


Paso 7 Averigua con argumentos porqué deberías invertir, gastar, asignar dinero

Así como las entidades financieras deben esforzarse por “cautivarte” como su cliente dándote razones y beneficios; tú también puedes exigirles explicaciones que, ya sean emocionales o no, te ayuden a lograr vivir mejor gastando menos.


Para comenzar con el pie derecho el 2017, proponte tener más información útil para tus decisiones, especialmente las financieras: piensa en información que realmente les sea relevante.

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar