Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

Hay que ser claro, directo y desafiante. Hablar de los millennial en el mundo de los negocios también es reinventar la forma de comunicarse y plantearles expectativas a cumplir.

Son bien conocidas las cualidades de esta generación, también llamada “Y”: nacieron entre 1982 y el 2002, son nativos digitales y por consecuencia, todo su consumo lo canalizan – y lo demandan- principalmente en esa vía; desde la moda, el arte, la música, el trabajo e incluso la búsqueda de pareja. Es una generación que valora la diversidad y la velocidad de todos los procesos; que es pragmática y prioriza, ante todo, su realización personal inmediata.

En México se estima que hay casi 40 millones de millennials, es decir, jóvenes entre 15 y 34 años (según el censo de INEGI, 2010); y pese a las diferencias sociodemográficas, en general todos aventajan de forma muy superior a sus generaciones anteriores, especialmente en habilidades y aspiraciones profesionales.

Además, en contraste con los millennial de otras partes del mundo, los mexicanos han sabido crecer en un escenario de crisis que probablemente agudiza y acelera sus demandas. Y sus cualidades también.

 

Ya hemos hablado de cómo las start-ups, por sus características propias de innovación constante, digitalización, flexibilidad y orientación a resultados, representan la empresa ideal para este segmento de la población.

Ahora, imagina una reunión de negocios en el que el 95% de los convocados son millennial. Piensa en una compañía en la que nadie tenga más allá de 35 años. ¿Cómo elevar la energía y el compromiso de todos sin perder de vista los intereses de la empresa? Recientemente Forbes publicó un artículo al respecto, que sintetiza una idea esencial:

Ellos no necesitan trofeos, ellos necesitan refuerzos y escalones (Millennial In The Workplace: They Don’t Need Trophies).

De nuestra experiencia y testimonios recolectados, rescatamos 4 aspectos básicos que debemos comprender para motivar efectivamente a los millennial:

Quieren crecer. Incluso fuera – o más allá- de tu empresa.

Consejo: crezcan juntos mediante desafíos compartidos.

 

Buscan un coach, no un jefe. Demandan confianza y actúan, más bien, en respuesta a ella.

Consejo: sé un tutor en diversos aspectos del negocio. Ellos agradecerán el aprendizaje y la práctica.

 

No quieren perder, y mucho menos tiempo, en cosas pequeñas. Los resultados inmediatos son una ganancia que no están dispuestos a sacrificar.

Consejo: conoce, valora y provecha las características (¡y el tiempo!) de cada persona.

 

Buscan equilibro y democracia, especialmente en los negocios.

Consejo: incorpora opiniones de todos en procesos importantes de toma de decisiones. Verás que las mejores ideas vienen de escuchar la perspectiva de varios millennial.

 

 

  1. #1
    Misael Mora

    Esto debe replantear la organización interna de las empresas, porque o haces que un gerente o director entienda esto y lo lleve a la práctica, o bien lo cambas y pones a uno que más que llegar como jefe sea un coach.

    El asunto aquí es el golpe de timón que deben hacen los empleados, pero que también deben hacer los mandos medios y superiores, y muchas veces romper con algunas cosas para darle paso a lo nuevo no es tan fácil de aceptar, y menos cuando hay directores y gerentes que han hecho todo lo posible para garantizarse trabajo eternamente en la empresa para la cual trabajan sin hacer cambios y haciéndose necesarios .

    No es fácil esto, y menos en empresas donde los amigos y compadrazgos dominan más que en otras., porque son empresas que han privilegiado a la persona o las relaciones por encima de los procesos.

1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...