La pendiente sibilina y resbaladiza de censurar la "desinformación" a silenciar la Verdad...

9
Hola, Buenas Tardes: En los últimos días he estado leyendo unos artículos que me van a inspirar para plasmar lo que pienso en estos momentos sobre este particular. Por tanto, es una simple opinión personal...

"Si la Libertad significa algo, significa el derecho a decirle a la gente lo que no quieren escuchar". (George Orwell)

Y esa es la pendiente sibilina y resbaladiza que lleva al fin de la Libertad de expresión como la conocíamos...

En un mundo cada vez más "artificial" y filtrado a través de la Inteligencia Artificial, nos encontramos a merced de unos algoritmos inflexibles que dictan los límites de nuestras libertades.

Una vez que la Inteligencia Artificial se convierta en una parte totalmente integrada en la burocracia gubernamental, el "círculo" se habrá cerrado o estará a punto de hacerlo: estaremos sujetos a los juicios de los tecno-gobernantes...

Aquí me estoy refiriendo, por si alguien todavía no lo ha "captado", a la Red... y me centraré en los EE.UU., pero perfectamente extrapolable a nuestro país...

Desde hace algún tiempo, se observa como los "censores" suelen perseguir a los "extremistas" lanzando el llamado "discurso de odio" y, obviamente, pocos han hablado de ello, primero porque no se consideraban extremistas y tampoco querían ser percibidos como políticamente "incorrectos".

En los EE.UU., los censores se han involucrado y perseguido a los considerados "extremistas" porque ponían en tela de juicio los resultados de las elecciones presidenciales recientemente celebradas... Ya antes, los "tecnocensores" persiguieron y siguen persiguiendo a los que lanzaban "información errónea" sobre la "Pandemia" y las vacunas... Los censores habían desarrollado un
Sistema y una estrategia para silenciar a los inconfomistas...

Si seguimos por esta "deriva", en algún momento u otro, dependiendo de cómo el Gobierno y sus aliados corporativos definan lo que constituye "extremismo", "nosotros, el Pueblo", todos podríamos ser considerados culpables de algún delito "mental" u otro...

Todo lo que toleramos ahora, ya sea porque hacemos lo más "fácil", es decir la "vista gorda", o sencillamente porque los afectados son "otros", ya sea en nombre de asegurar la justicia racial, defender la democracia o combatir el fascismo (¡Ojo! que en los EE.UU. tiene otra connotación diferente a la de aquí), eventualmente puede volverse en nuestra contra...

Todos deberíamos alarmarnos cuando voces prominentes de las redes sociales son censuradas, silenciadas y desaparecidas de Facebook, Twitter, YouTube e Instagram por expresar ideas que se consideran políticamente incorrectas, odiosas, peligrosas y conspirativas.

La cuestión no es si el contenido de su discurso es legítimo...

Es una pendiente muy sibilina y resbaladiza desde censurar las llamadas ideas ilegítimas hasta silenciar la Verdad... Con el tiempo, como predijo Orwell, decir la verdad se convertirá en un acto revolucionario, de hecho ya está ocurriendo...

Conocer lo que sabemos sobre la tendencia del Gobierno a definir su propia "realidad" y poner sus propias etiquetas a los comportamientos y discursos que desafían su autoridad, esto debería ser motivo de alarma en todo el espectro político.

Aquí está el punto: no tiene que agradarle Trump ni a ninguno de los otros que están siendo "amordazados", ni tampoco tiene que estar de acuerdo o incluso simpatizar con sus puntos de vista, pero ignorar las ramificaciones a largo plazo de tal censura sería peligrosamente ingenuo...

Coincido con Matt Welch cuando escribió: "Los cambios propuestos a la política gubernamental siempre deben visualizarse con el equipo contrario a cargo de la implementación".

En otras palabras, cualquier Poder que le permita al Gobierno y sus operativos corporativos reclamar ahora, por el "bien mayor" o porque le agradan o confían en los que están a cargo, eventualmente puede ser usado en su contra por tiranos de su propia creación...

Como escribió Glenn Greenwald para "The Intercept":

"La flagrante falacia que siempre se encuentra en el corazón de los sentimientos a favor de la censura es la creencia ingenua y delirante de que los poderes de la censura se desplegarán sólo para suprimir las opiniones que a uno no le gustan, pero nunca a las propias opiniones... Facebook no es una padre o madre benévolo, un actor subversivo y radical que va a vigilar nuestro discurso para proteger a los débiles y marginados o servir como un noble freno a las travesuras de los poderosos. Casi siempre van a hacer exactamente lo contrario: proteger a los poderosos de aquellos que buscan socavar las instituciones de élite y rechazar sus ortodoxias. Los gigantes tecnológicos, como todas las corporaciones, están obligados por ley a tener un objetivo primordial: maximilizar el valor para sus accionistas. SIEMPRE VAN A USAR SU PODER PARA APACIGUAR A AQUELLOS QUE PERCIBEN QUE EJERCEN EL MAYOR PODER POLÍTICO Y ECONÓMICO".

Hasta ahora, los gigantes tecnológicos han podido eludir la Primera Enmienda en virtud de su estatus no gubernamental, pero es una distinción dudosa en el mejor de los casos. Ciertamente, Facebook y Twitter se han convertido en los equivalentes modernos de las plazas públicas, los foros tradicionales de la libertad de expresión, con la propia Internet como una utilidad pública.

¿Qué significa eso para la libertad de expresión? Pues, me imagino que habrá tantas opiniones como la mezcolanza de los colores...

Y en los EE.UU., y en otras partes del mundo, comienzan a surgir las suficientes voces para defender enérgicamente el derecho de una minoría a suscribir o cuanto menos a expresar sus ideas, opiniones, etc., aunque puedan ser ofensivas, odiosas, intolerantes o simplemente diferentes, porque la Democracia defiende esos derechos. No estamos hablando aquí de utilizar actos vandálicos ni violentos, quede claro. 

En realidad, no importa cuál sea nuestro número, no importan cuáles sean nuestras opiniones, no importa cuál sea nuestra "ideología", de seguir así acabará llegando un tiempo en que "nosotros, el Pueblo", constituyamos una minoría importante a los ojos de un Estado totalitario impulsado por el Poder, impulsado a mantener su Poder a toda costa...

Y a buen entendedor...

Saludos.








  1. en respuesta a Francisco Llinares
    -
    #9
    20/02/21 07:35
    Hola, Francisco: Ya sabes que llevo años escribiendo para que muchas personas intenten "reflexionar" sobre lo que está sucediendo alrededor nuestro... Y la "Censura" también la tenemos muy presente en sitios en los que confiamos o confiábamos... Lo vengo observando cuando escribo artículos de "opinión" y me parece que acabaré tomando una decisión al respecto.

    Mira, Francisco, en nuestro país, y en buena parte del mundo, el Sistema ha conseguido que prevalezca la individualidad sobre la colectividad, así que asumiendo esto tampoco pretendo cambiar nada. Si eso acaba pasando será por la propia "evolución" de los acontecimientos.

    Y respecto a la "Política" nacional es que me son indiferentes los "colores". Es raro no encontrar auténtica M..... mires donde mires en el amplísimo espectro político que existe en España.

    Saludos. 
  2. #8
    20/02/21 07:06
    Yo hace años que he llegado a la conclusión de que no se puede ayudar a la mayoría. Y utilizo a menudo un lema que dice: nadie puede impedir que los ignorantes sufran.

    Por supuesto, mi blog de salud está censurado por Google, Youtube, etc., varios años antes de la pLandemia. 

    El tema de la libertad de expresión es de risa:


    El coletas defiende al rapero, mientras él está litigando contra un hombre que le llamó garrapata y ponía música de Manolo Escobar a 400 mts de su chalet.

    La ministra de Igual Da por su parte intentó sacarle 70.000 euros a uno que hizo una poesía que ni siquiera se metía con ella.

     
    «Cuentan que en España un rey 

    de apetitos inconstantes 

    cuyo capricho era ley 

    enviaba a sus amantes 

    a ser de un convento grey. 

    Hoy los tiempos han cambiado 

    y el amado timonel 

    en cuanto las ha dejado 

    no van a un convento cruel 

    sino a un escaño elevado». 

    «La diputada Montero 

    Expareja del 'coleta' 

    Ya no está en el candelero 

    Por una inquieta bragueta 

    Va con Tania al gallinero». 

    Está poesía se escribió justo en el momento en que se separaron, que coincide curiosamente con el momento en el que se quedó embarazada.

  3. en respuesta a Fernandojcg
    -
    #7
    19/02/21 17:26
    Ha mencionado usted la palabra clave para una oveja negra, dignidad, créame si le digo que es lo que me sigue moviendo a diario. En el momento presente se paga un precio altísimo por ella, a día de hoy sigo teniendo la espalda lo suficientemente ancha para pagarlo.
    Y algo más.  Oro molido, un grupo de personas cercanas donde apoyarme y a las que a su vez les sirvo de apoyo. Auténticas ovejas negras. Patas negras. De los que cuando vienen mal dadas no presentan fisuras.
    Cuestión de dignidad.  Tal cual.
    Saludos. 

  4. en respuesta a Padrino
    -
    #6
    19/02/21 16:35
    Hola, Padrino: Si te lees y no ahora, sino en muchas de tus aportaciones a este Blog, tú te estás resistiendo a "caer", independientemente del "vagón" en que quieras verte ubicado en estos momentos.

    Esto que te comento, no quita para que, efectivamente, se observen cosas que evidencian adónde nos quieren llevar. Perooooo, siempre han existido las "ovejas negras", ¿No? Pues, debe Vd. considerarse afortunado de pertenecer a ese grupo selecto...

    Y será el tiempo el que pondrá las cosas en su lugar o eso espero... que la esperanza es lo penúltimo que debe perderse, porque ante todo debe prevalecer la DIGNIDAD.

    Saludos. 
  5. en respuesta a Diegoqs
    -
    #5
    19/02/21 16:27
    Hola, Diegoqs: Lo que comentas va por "barrios" y a diferentes "escalas". No te creas esa "uniformidad" que das a entender. Los EE.UU. de aquí y ahora son una buena muestra de lo que comento.

    Y el miedo en muchas ocasiones da lugar a reacciones inesperadas... Un buen ejemplo: acorrala a un perro cobarde y te aseguro que intentará salir mordiendo. Pues, eso es trasladable a sociedades muy al límite. No hace mucho visualice un vídeo de una manifestación de agricultores hindúes que acorralaron a los policías que les salieron a reprimir e hicieron que se tuvieran que precipitar por un precipicio... Y como esto te podría poner muchos ejemplos más. No voy a entrar si este proceder es lícito o no, pero tengo claro que hay momentos en que todo tiene un límite, tanto si gusta como si no...

    Aquí, en España, ya veríamos qué pasaría en una situación de hambruna...

    Y SÍ, creo que ha llegado el momento de plantearse si hemos de caer nosotros o ellos... dejando de lado "ideologías" y demás "hojarasca"...

    Total, si Bill Gates quiere comer carne "sintética" que lo haga él y no los demás. Quién coño es él para decidir lo que tiene que hacer el resto de la Humanidad.

    No me extraña nada que te hayan censurado en Twitter... Como tú son miles y yo no lo estoy porque ando lejano de las redes sociales más "comunes", lo que no quita para que haya recibido algunas "advertencias" que tampoco vienen al caso, porque además fueron en otro foro.

    Saludos.
  6. en respuesta a Padrino
    -
    #4
    19/02/21 15:35
    Desgraciadamente ya es muy tarde como para salvar a todos desde mi punto de vista, han sido muchos años de adoctrinamiento.

    Un saludo.
  7. en respuesta a Diegoqs
    -
    #3
    19/02/21 14:48
    No puede ser lo de ...«que caigan ellos». Vamos todos en el mismo tren, el tren lleva una dirección y no nos va a servir de nada correr hacia el último vagón.
    Esta idea la desarrolló esplendidamente bajo mi punto de vista Ibn Asad en el último capítulo del libro La danza final de Kali hace unos once años.
    No van a caer ellos, vamos a caer todos.
    Estamos ya cayendo.
  8. #2
    19/02/21 14:41
    Bueno sí, todo eso está muy bien..., peeeero ej que,  el virus y la pandemia es ahora lo que realmente debe importarnos, porque este virus lo paramos unidos, y vamos a salir más fuertes como sociedad.
    Cuando acabemos con el virus, con el compromiso y la solidaridad de todos ya tendremos tiempo de esas cuestiones secundarias que usted plantea en estos momentos terribles.
    Es hora de arrimar el hombro y cumplir nuestro deber ciudadano.

    Ya sabe usted..., qué le voy a contar...
    A buen entendedor...
    Un saludo y gracias por seguir por aquí por Rankia.
  9. #1
    19/02/21 14:27
    Estamos a punto de caer por el precipicio, pero a la gente le da igual prefiere consumir la ración de odio diario que le transmite el gran hermano desde las pantallas. Lo tengo claro el miedo es el sentimiento más poderoso, neutraliza y vuelve irracional al ser humano, activa nuestra parte reptil y de supervivencia del cerebro, anulando todo razonamiento. Cuando operas en mercados es lo primero que aprendes, debes controlar tu miedo ya que conduce a las peores decisiones. Pues la sociedad esta dejando que su miedo la controle, y los totalitarios en la sombra están empezando a relamerse, a lo mejor es hora de plantearse que si la sociedad es lo que quiere, pues que caigan ellos.

    Posdata, he estado censurado por Twitter por decir que el gobierno español esta ayudando a matar a las empresas.

    Un saludo.