13
Me gustaría contaros historias alegres o de grandes gestas deportivas que tanto me apasionan o incluso contaros cómo me ha cambiado la vida ahora que cumplo 10 años y un tercio de mi vida en España.

Me gustaría abrir las redes sociales y ver a mis amigos, los que se quedaron o mejor dicho los que no pudieron huir contándome como viven tranquilos y cómo crecen sus [email protected] O recibir algún whatsapp veraniego debatiendo acerca de Messi, Mbappé o alguna otro tema banal que nos despejé la mente.

Sin embargo, mi realidad es otra. Mi Cuba se muere, mi Cienfuegos se muere y yo solo encuentro la vía de escape de estas letras para desahogar esa sensación de culpa de no poder hacer mucho más, por esas personas que me lo dieron todo a cambio de nada.

Hace 10 años cuando marché de la isla, muchos me recomendaron que me tomase la Coca Cola del olvido e hiciese mi vida. Me decían que ya cuando me fuera bien podría ayudar a los que se quedaron. Quizás era el mejor consejo pero no sé hacerlo.

No se vivir sin preocuparme por lo que pasa en esa isla de algo más de 11 millones de habitantes. Es una cruz difícil de cargar pero siento esa responsabilidad o ese sentimiento de sentirme un afortunado infinito al cual la ruleta de la suerte le dio la posibilidad de subirse a un avión y escapar por aire de esa cárcel de aguas turquesas.

Desde entonces mi vida se ha convertido en un intento de darle un sentido a esa suerte y a ese sacrificio para poder ayudar al mayor número de personas posible. Y justo ahora cuando más me necesitan poco puedo hacer, más que convertirme en el psicólogo de turno y animarlos a pensar con un día de mañana mejor.

Mientras tanto cada día recibo el aviso de alguien cercano que ya no está, personas que tenían mucho por delante pero no tuvieron ninguna posibilidad ante una mezcla letal de una variante india, unas farmacias vacías y un gobierno más preocupado por las consignas y la guerra ideológica que por salvar incluso a aquellos que dieron todo por su proyecto político.

No caeré en el morbo de compartir las imágenes o videos de los hospitales o centros de aislamiento. Solo tenéis que pasaros por cualquier etiqueta relacionada con Cuba para ver hasta que punto llega el desastre sanitario.

Ya no hay personas en la calle, como os dije en otro post, pagar meses de cárcel, torturas y la exposición a morir enfermo es un riesgo demasiado alto incluso para aquellos que ya no tienen nada que perder.

El drama de Cuba dura más que el hype de un hashtag de un influencer o el interés de un telediario. Y el drama actual puede llevarse por delante a toda una generación. 

Para que os hagais una idea. Os dejaré unos "datos" de lo que se está viviendo en la isla y lo que no estás viendo en los telediarios. 

  • Cuba está reportando unos 8000 casos diarios de coronavirus. Esto no sería un dato alarmante si no fuese porque la tasa de positividad es superior al 30%. 
    • En mi ciudad por ejemplo la tasa se eleva casi al 60%, lo que implica que los 1600 casos al día son muchos más en la realidad. 
    • No hay PCR ni test de antígenos suficientes e incluso varios cientos de PCR realizadas se pierden sus resultados al tener que viajar cientos de kilómetros para encontrar un laboratorio que las procese. 
  • Cuba tiene todos los hospitales colapsados. Sí como lo lees, la potencia médica que siempre has escuchado el mito de su gran sanidad, no tiene ni camas, ni medicamentos, ni personal sanitario para atender la emergencia sanitaria. 
    • De las medicinas no es algo nuevo, las farmacias llevan vacías mucho antes de la pandemia. Recuerdo cuando en el lecho de muerte de mi abuelo hace unos 4 años el hospital nos interrogó a mi y a mi familia para averiguar donde sacamos una simple albumina en vez de preocuparse de porque no tenían existencias de un medicamento básico para hospitalizaciones de larga duración. 
      • Lo crítico ahora es cómo en medio de la pandemia el propio gobierno ha recomendado tratar a las personas con homeopatía ante la falta de antibióticos o ver un mercado negro de medicinas donde se llegan a pagar entre 70 y 100 euros por una tableta de antibióticos, en un país donde el salario medio mensual ronda los 50€ si nos abstraemos y le damos algún valor a la moneda cubana. 
    • Lo del personal médico es aún más doloroso. El gobierno ante la realidad que muestra las redes sociales ha intentado culpabilizar al personal sanitario del trato recibido y de las imágenes en los hospitales. 
      • Lo que no cuenta el gobierno es la cantidad de sanitarios infectados y fallecidos por trabajar durante 2 años en unas condiciones infrahumanas, con bolsas de basura en lugar de EPIs. 
      • Lo que no cuenta el gobierno cubano es que sigue manteniendo más de 25000 médicos según la última estadística trabajando para países extranjeros en las misiones médicas, principal fuente de ingresos del país. Durante lo peor de la pandemia en Europa, Cuba envío médicos a Italia y Andorra, hoy mira sin remordimiento como mueren sus hijos por falta de atención médica mientras de reojo mira la cuenta bancaria de los ingresos que generan esos médicos por todo el mundo. 
    • La tasa de morbilidad está disparada. Por ejemplo en la provincia de Guantánamo, que te sonará por tener en su territorio la base naval de Estados Unidos, un "inocente directivo" de los servicios funerarios reconocía que habían pasado de 8 fallecidos al día a más de 80. 
      • Mientras tanto el Fernando Simón caribeño de apellido Durán, solo reconoce unos 70 fallecidos por día en el país.  ¿Cómo es posible?
        • Aquí una dosis de manipulación de estadística en la que somos campeones mundiales. Como sabéis el periodo entre la infección y la gravedad de un caso de COVID es cercano a los 20 días. Imagina que el día 1 de julio sales positivo y falleces el día 25 de julio por complicaciones derivadas de la COVID. Al pasar los 15 días de la enfermedad y no hacerse PCR de seguimiento no aparecerías en las estadísticas oficiales. Si además tenías otra enfermedad que el COVID ha acelerado se atribuiría tu fallecimiento tampoco aparecerías. Todo muy bien pensado para mostrar unas métricas controladas. 
        • Lo que no pueden controlar al final son los fallecidos y las redes sociales y el luto han desvelado la magnitud de la catástrofe. Nunca pensé ver fosas comunes, morgues desbordadas y personas de todas las edades incluido niños y embarazadas dejando este mundo mucho antes de su hora. 

Lo que no ganó Estados Unidos en décadas, lo ha ganado la pandemia y el desastre de gestión del gobierno. Nadie puede apoyar a quien no te da de comer y no te cuida si te enfermas. Esas cosas no podían suceder en el paraíso socialista.

No podemos normalizar amanecer con post en redes sociales con los caídos del día, como aquellos partes de guerra que se veían solo en las películas.

No merece ese final toda una generación que soñó con un país para sus hijos en libertad y prosperidad y se ha encontrado con que el único sueño de sus hijos es una embajada, aviones y lanzarse al mar.

Pienso en mi madre, mi abuela, mis amigos. Intento mantenerme fuerte y buscar formas de ayudar pero la impotencia termina por vencer cada día.

Por suerte la diáspora ha encontrado formas de ayudar a la espera de que se abran canales humanitarios accesibles para que podamos hacer llegar lo más básico a nuestros familiares.
Lo peor es que quienes se enriquecen día a día con el régimen como las aerolíneas han sido incapaces de rebajar el precio de las maletas extras o vender sus espacios para poder enviar ayuda a través de organizaciones no gubernamentales como Caritas o Cruz Roja.

Me gustaría ver a todas esas organizaciones que viven del régimen cubano en España y que todos los veranos organizaban sus viajes con todo pagado a la isla hacer algo por ayudar al país, pero no me sorprende. Lo ví con Venezuela. Cómo decimos en la Isla, cuando TIN tiene tin vale; cuando tin no tiene TIMBALES. 

A veces hay que pensar cómo en aquella película de Cadena de Favores y no pensar en grandes gestos, sino en la suma de pequeños esfuerzos.

Se que seguramente todos los que leais no tenéis la capacidad de ayudar o que tenéis vuestros propios problemas como para cargaros con los de una isla de la que leeis en un blog. Pero si estás en el otro lado de la vida y podéis difundir el mensaje para quien quiera ayudar os dejo sitios que están organizando para ayudar a mi pueblo desde España.

Mascarillas, cepillos de dientes, paracetamol, cualquier cosa ayuda y sino puedes ayudanos difundiendo el mensaje a través de tus conocidos.

No puedo ofrecerte nada material a cambio de esta ayuda a la isla pero puedo ofreceros mi tiempo libre para cualquier consulta financiera o dudas de mi ámbito de conocimiento.

Un abrazo y agradecimiento eterno. 

Listado de entidades que he verificado no gubernamentales para ayudar a Cuba
  • Valencia: https://www.facebook.com/100071102393795/videos/151554747094774/
  • Madrid: ongayudacuba.org 



  1. en respuesta a Luis Angel Hernandez
    -
    #13
    18/08/21 01:11
    Cuba saldrá de esta, claro todo pasará, pero los cubanos que no saldrán de esta no lo podrán contar 
    Los regímenes que ponen el bienestar de la sociedad por encima de los derechos individuales acaban pisoteando a las personas, las sacrifican, las convierten en objetos prescindibles en base a un bien superior 
    Nos parecía imposible que la dictadura fracasara en la Alemania del este, o en Polonia o en Rumania 
    Quizá algún día se dé la combinación adecuada de debilidad en la dictadura cubana más una generación de políticos no acomplejada en occidente 
    Quizá lo veamos o quizá no, pero algún dia puede pasar 
  2. en respuesta a theveritas
    -
    #12
    16/08/21 06:58
    Como estás activo en las redes habrás podido ver un poco la magnitud del desastre, pero para que te hagas una idea te dejo dos enlaces de la realidad uno contado por el oficialismo y otro la realidad de en los hospitales

    Visión del gobierno sobre el óxigeno

    La realidad

    Cuba es más grande que su gobierno y saldrá de esta. Lo jodido es perder familia y amigos que no debieron irse antes de tiempo mientras tanto 

    Gracias por el apoyo  
  3. en respuesta a wikthor
    -
    #11
    16/08/21 06:52
    La herencia asturiana en Cuba es muy potente al igual que como dices en toda Latinoamérica. Es curioso que a los españoles en toda la región se asocie como "gallegos" pero tendría que mirar los datos para mirar de que comunidad tuvo mayor presencia. 

    Como curiosidad te dejo el origen del centro asturiano de la Habana donde radica por cierto uno de los mejores restaurantes y edificios de la ciudad: https://www.ecured.cu/Centro_Asturiano_de_La_Habana
  4. en respuesta a Richardold
    -
    #10
    16/08/21 06:44
    Hola 
    La verdad que como dije en el artículo me gustaría escribir de las cosas positivas y lugares bonitos de la isla. Cuando pase toda esta tragedia seguro me animo a compartir como post una guía de viaje por Cuba que tengo diseñada y comparto a compañeros de trabajo o conocidos que me preguntan consejos para ir. 

    Pero la realidad ahora es muy dura. Era de esperar que en un país totalmente dependiente de los ingresos del turismo y de la ayuda de algún país extranjero en una situación como la del COVID se vea afectado. 

    El mayor problema ha sido no aplicar una política de lockdown estricto cuando comenzaron a llegar casos de delta. Cuando se quisieron dar cuenta en un país que todos los días tienes que hacer docenas de colas, el virus estaba diseminado y está sucediendo el desastre. Uno siempre piensa que esas cosas le pasan a otros o en otras provincias pero es tal el caos que ya comenzó a afectar a la familia y amigos cercanos y te vez un poco de manos cruzadas porque solo podemos ayudar vía estas ONG o en el caso de mi familia intentando garantizarles a precios desorbitados la alimentación para que no tengan que salir de sus casas a hacer la cola diaria. 

    Para más desgracia las plantas de oxígeno que había en el país se ha roto y los hospitales se han quedado varios días sin este básico. 

    Te agradezco mucho tu ayuda, seguro que es una esperanza para esa familia a la que vaya destinada. 

    No se en que años pudiste visitar la isla y que provincias lo hiciste pero seguramente estamos en la peor crisis que se recuerda desde hace 30 años cuando el período especial y la caída del campo socialista, agravado con que al hambre se suma el desastre sanitario. 

    Un abrazo 
  5. en respuesta a Richardold
    -
    #9
    13/08/21 12:45
    Ya somos dos los que nos unimos en la labor de apadrinar, en mi caso voy a hacerlo con una persona discapacitada, tengo un hermano en esa situación y se que en muchos casos es duro, Cuba lo está pasando muy negro y es un pueblo que ya vive acostumbrado a su desgracia, y es una pena. Esperemos que el tiempo cure las heridas, aunque van a quedar muchos en el camino. Un saludo desde Asturias.
  6. #8
    12/08/21 03:34
    Gracias Luis por animarte a contar esta triste historia para que los demás lo sepamos de buena mano, tu querido pueblo te lo agradecerá indirectamente.
      La verdad es que es la primera vez que escribo en el blog.
      Mi intención era aprender algo del curso de fondos pero he aprendido algo más importante aunque más triste.
      Solo escribo para decirte que tus palabras no caerán en el olvido y que los que conocímos a ese maravilloso pueblo no podemos mirar para otro lado...aunque nadie debería hacerlo.  
      Por mi parte echaré un ojo a los enlaces e intentaré dar un poco de esperanza a la comunidad  apadrinando a un niño para que vean un poco de futuro y que la comunidad vea que afuera de la isla también hay gente que espera que un día no muy lejano esta pesadilla acabe y podamos volver con la maleta llena de material escolar y "chuches" para volver a ver esos grandes y maravillosos ojos de los niños felices por la calle.
      Hace 20 años que estuve allí y yo ya creía que estaban al límite, osea que no me quiero imaginar como estarán ahora..." que triste y p... ye la vida".
    Muchos ánimos y puxa Cuba!

  7. #7
    11/08/21 16:16
    Ya tienes un nuevo padrino, en mi caso me decidí por apadrinar a una persona discapacitada, tengo a mi cargo un hermano con discapacidad intelectual, y se lo duro que es en muchos casos, así que me pareció la mejor manera de colaborar con un país hermano como Cuba. Lo que no veo es tu correo para comunicarme, el mío es [email protected] para lo que necesites, una pena no habernos conocido por Avilés, es por donde me muevo habitualmente. 
    Espero que cunda el ejemplo, teniendo en cuenta las desgravaciones fiscales no es ningún esfuerzo colaborar, y alguien lo va agradecer. 
     Un abrazo virtual para todo el pueblo cubano. 
  8. #6
    11/08/21 16:12
    Brutal artículo Luis! 
  9. #5
    11/08/21 13:14
    La dictadura no puede alimentar a sus siervos y no puede ni tan siquiera curarlos
    Entonces si ni tan siquiera puede hacer eso, de que sirve la dictadura comunista cubana ?
    Para eso mejor ser el cincuenta y un estado de la unión y que te gobierne directamente el malvado capitalismo anglosajón 

    Un desastre luis un desastre 

    Animo a ti y a los tuyos 

    Quizá algún día acabará esta dictadura 
  10. en respuesta a Luis Angel Hernandez
    -
    #4
    11/08/21 12:47
    Muchos asturianos tenemos família de bisabuelos y abuelos por esos lares. 
    Cuba, Argentina, Venezuela... 
    Mucha perdida por el poco contacto, pero también poco podemos hacer por ellos salvó cuando cogen la maleta y emigran de esos paraísos socialistas. 
    Un abrazo de corazón a los cubanos de bien. 
  11. en respuesta a Luis Angel Hernandez
    -
    #3
    11/08/21 11:54
    Ok amigo, lo mismo te digo. Saludos.
  12. en respuesta a Amadozelugozon
    -
    #2
    11/08/21 11:05
    Hola
    La verdad que las campañas mediáticas tienen ese riesgo que duran hasta que alguien decide que pierde interés. Y luego de que las teles decidieron pasar a hablar de olimpiadas o temas más cercanos Cuba paso al olvido. 

    Sin embargo la situación se volvió más dramática porque a la crisis sanitaria se sumó una represión y una vuelta a los sloganes politicos. 
    Acabo de regresar de 10 días de vacaciones en Asturias y en cada rincón encontré un pedacito de cuba, desde un Marti en las calles de Aviles, unas casas de indianos o una ermita de la caridad del Cobre que coincide con el día de la Covadonga. Asturias fue la tierra que me acogió el primer año que viví en España ahora hace 10 años y le guardo un cariño especial y además creo que es recíproco en el cariño a Cuba de esas raíces. 

    Un abrazo y cualquier cosa que te pueda ayudar tienes mi email o por mensaje directo 
  13. #1
    11/08/21 10:57
    Ya estaba esperando una publicación tuya. La he leído con atención y es más o menos lo que tenia un mente que estaría pasando en Cuba, aunque los medios de comunicación no se hacen eco de la realidad es triste ver como el pueblo cubano se va desangrando con el paso de los años, conocí personas que ya vivieron el régimen de Batista, y como pensaban recuperar sus bienes escondidos en sitios impensables, y como llegó el bloqueo, y como el pueblo cubano se ve impotente y resignado a su suerte. Y tantos despropósitos que nos brinda este mundo actual, ajeno a las desgracias humanos y solo mirándose él ombligo. Mal sendero llevamos, en lo que pueda ayudar ya te anticipo que puedes contar conmigo. Ya he visto los enlaces y obraré en consecuencia. Hay un dicho que dice que no hay mal que cien años dure, pero eso no se le puede decir a los que están sufriendo, penando y muriendo por un futuro incierto. Saludos de un asturiano. Asturias siempre presumió de Solidaria. Espero que así sea y no desesperes en tu empeño. Un abrazo virtual, para ti y los cubanos.