Rankia Colombia
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos Colombia
Créditos personales, hipotecarios, de consumo, automotrices y rápidos
Todo lo que necesitas saber para invertir bien tu dinero en un CDT.

¿Cómo mantener una buena reputación financiera?

¿Te gustaría mantener una buena reputación financiera?, ¿Sabes qué pasos seguir para que tu historial crediticio no se vea afectado? En el siguiente post responderemos a estas preguntas y podrás aprender algunos trucos, para que tu reputación financiera nunca se vea afectada y puedas tener mayores posibilidades de acceder a créditos.

 

¿Cómo mantener una buena reputación financiera?
 
 

No gastar más dinero del que tienes

En primer lugar, debes hacer una lista de ingresos y egresos. Dentro de los ingresos es necesario que cuentes tu sueldo, el dinero que recibes por honorarios, los dividendos por inversiones o si recibes dinero producto de arriendos.

En cuanto a los egresos, lo ideal es que seas detallista, y que incluyas los gastos fijos y no pases por alto ni siquiera lo que gastaste por transporte durante el fin de semana. De esta manera podrás conocer cuánto ganas mensualmente y compararlo con tus gastos. A veces puedes llevarte sorpresas.

 

Revisar tu capacidad de pago

Luego de que tengas claro cómo se desarrollan tus finanzas mes a mes, deberás revisar de forma cuidadosa cuánto dinero te sobra, esto será fundamental para poder identificar si puedes o no solicitar un préstamo, así como también para tomar decisiones de inversión y ahorro. Una vez analizada esta cifra, ten presente que si te vas endeudar debes tener capacidad de pago.

 

Ser disciplinado con los pagos

Es muy importante que seas puntual y pagues a tiempo, ya que si te atrasas en cuotas pueden empezar los problemas: por ejemplo pagar dos cuotas juntas siempre va a ser más complicado que cancelar solamente una, aquí es muy importante que evites el efecto de bola de nieve. Pagar a tiempo se convertirá sin ninguna duda, en tu carta de presentación financiera.

Si no pagas a tiempo, esto podrá generarte además de cobros excesivos en intereses y cobranzas, una mancha a tu historial crediticio, impidiéndote acceder a futuros créditos, para atender quizás otras necesidades más importantes en otra ocasión.


Revisar la calidad de tus deudas

Debes diferenciar que tipo de deudas asumes, es decir existen algunas deudas que tienen una razón de ser y otras que simplemente son un antojo. Antes de que vayas a pasar tu tarjeta de crédito o de que vayas a solicitar un crédito, piensa en la calidad de la deuda. Deberás preguntarte por ejemplo: ¿Me endeudo para estudiar?, ¿Voy a comprar un televisor? Aquí deberás validar si la deuda en la que vas a entrar es “buena”, tendrás que preguntarte si el bien o servicio que deseas adquirir, en realidad es necesario para ti y si es necesario pedir un crédito para adquirirlo. Si no necesitas de un crédito para obtener este bien o servicio, eso es una señal de que estás a punto de entrar en una deuda “mala”.

 

Cuidado con los gastos ocultos

Las tarjetas de crédito y los préstamos poseen cobros que no se aprecian a simple vista. Es muy importante que leas de forma cuidadosa antes de firmar un papel y preguntes muy bien de qué trata la letra pequeña. Incluye además de la cuota mensual, los montos de los seguros que cobran los bancos o las cuotas de manejo de los diferentes productos financieros.

 

Ten claro cuáles son tus ingresos reales

Deberás preguntarte si tus ingresos provienen solamente de tu salario, ¿Cuál es la cantidad de dinero que recibes cada mes? Aquí deberás evitar hacer cuentas con dinero que no tienes físicamente, como por ejemplo: dineros extras, primas, pagos de personas o entidades que te deban dinero. Debes ser sincero contigo y revisar muy bien con cuánto dinero cuentas realmente y no te gastes el dinero que crees vas a recibir.

 

Revisar de forma periódica tu historial crediticio

En la actualidad los usuarios financieros pueden acceder a diversas herramientas para hacer seguimiento a las bases de datos como Datacrédito o CIFIN y poder conocer cuál es tu historial crediticio. Deberás revisar de forma periódica tu puntuación en estas plataformas, de esta manera podrás definir un plan de acción y reaccionar a tiempo, con el objetivo de mejorar tu puntaje crediticio, borrar tu historial de deudas ya canceladas e incluso crear planes de ahorro y gasto.

 

En conclusión, es tan importante mantener una buena reputación financiera como garantizar unos ingresos, que hagan posible mantener tu estilo de vida. Dicha reputación te va a acompañar siempre y es tu carta de entrada al mundo financiero.

Ten presente que si no puedes acceder al sistema crediticio, lograr tus metas y resolver tus necesidades básicas como lo son el transporte o la vivienda, será más difícil.

 

¿Qué opinas de estos consejos para mantener una buena reputación financiera?, ¿Has puesto en marcha alguno de ellos? Cuéntanos qué opinas.
 

Guía de bolsa

¿Te gustaría empezar a invertir en bolsa? Si quieres ganar un dinero extra, pero no sabes por dónde empezar, ¡No te preocupes! Puedes descargar nuestra guía gratuita de Bolsa para Principiantes aquí ,un libro formativo para principiantes en bolsa, con todos los pasos para empezar a operar en bolsa.

Descargar guía 

 


Preguntas frecuentes


Es un acuerdo en el que una persona o entidad realiza un préstamo de dinero a otra persona. Con el compromiso que el dinero será devuelto más los intereses.


Son préstamos que concede una entidad financiera con el objetivo de adquirir bienes o servicios: automóviles, muebles, viajes u otros gastos imprevistos.


Son créditos que no tienen una destinación clara, podremos hacer uso del dinero para cualquier finalidad sin necesidad de explicaciones.


Se permite efectuar pagos anticipados de cualquier crédito en moneda nacional sin incurrir en penalizaciones. Excepto en créditos que superen los 880 S.M.M.L.V, en este caso las condiciones se establecerán en el contrato.