¡Malditos Mercados! - La “guerra de divisas” y el Euro

Este contenido tiene casi 9 años

Comenzamos una semana donde se publicarán los tipos de interés en Australia, Eurozona e Inglaterra. Parece que en la Eurozona, no se vayan a ver cambios en todo 2013 ya que parece que la actividad económica se está esta estabilizando y no hay riesgos de que emerjan presiones deflacionistas. Sin embargo, la única razón por la que podría realizar algún movimiento es si el Euro tiene una apreciación “brutal”, como decía el antiguo presidente del BCE, Trichet. 

Hay que tener en cuenta que la “guerra de divisas” está ahí y que el resto de Bancos Centrales continuarán con sus políticas expansivas y, por lo tanto, el peligro surge en el conservador comportamiento del BCE, que podría traer una fuerte apreciación del euro, afectando a las exportaciones y al crecimiento. Ya estamos viendo como el EURUSD está en máximos de 13 meses y el EURJPY de dos años. 
 
El Banco de Japón mantendrá políticas que devalúen al yen hasta niveles de 100 frente al dólar. En segundo lugar, la Reserva Federal también ha sujetado su política monetaria a que la tasa de desempleo baje del 6,5%, y según el dato de empleo que se publicó el viernes en el que la tasa subió una décima, los índices americanos subieron a nuevos máximos dando a entender que las políticas expansivas se mantendrán durante más tiempo. El Banco de Inglaterra no se queda atrás, y el siguiente líder ya ha dicho que promoverá 
superar los objetivos de la inflación para estimular la economía, lo que está llevando a una mayor depreciación de la libra esterlina.  
 
¿Cuándo podría cambiar el BCE su idea? Las perspectivas de los analistas para este año para Alemania son positivas ya que creen que sus exportaciones aumentarán gracias al aumento de la demanda de EEUU y de China. Sin embargo, si el EURUSD vuelve a zonas de 1.40-1.50, podría afectar a la competitividad de las exportaciones alemanas y llevar los precios a la baja, lo que podría hacer que el Bundesbank presione a Draghi a tomar medidas. 
 
Está claro que los inversores no ven a la divisa como un elemento principal para los resultados trimestrales, pero en un momento en el que hay bajos crecimientos, que está haciendo que los resultados se tambaleen, los movimientos de divisas son más importantes. Donde más afectará principalmente será a la industria automovilística alemana frente a las industrias japonesas y americanas. Bank Of America en una nota destaca que si el EURUSD se sitúa por encima de 1.45 será realmente negativo para los resultados trimestrales de las empresas exportadoras de la Eurozona. 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!