MIS MANDAMIENTOS en el Mercado de Opciones Financieras.-

 
“La única manera de evitar errores es ganando experiencia, pero la única manera de ganar experiencia es cometiendo errores.”

En este último post del Mercado de Opciones, realizaré un repaso a los múltiples errores que cometí en mis inicios inversores con opciones. No reflejaré todos, porque sería una lista demasiado extensa, pero si los principales que me gustaría fueran la muestra o los “mandamientos” para evitar daños mayores y tratar de eliminar los posibles miedos en este mercado.

Básicamente todas las soluciones se pueden reducir a una: Experiencia.

Decía Einstein que la única fuente del conocimiento es la experiencia, que el aprendizaje es experiencia y todo lo demás es información.

Pues bien, antes de esa experiencia en el Mercado de Opciones, intenta:

1)    Comprender completamente los fundamentos o bloques de construcción de la teoría de opciones.
2)    Comprender el significado apropiado del apalancamiento aplicado a la negociación.
3)    Conocer el mejor momento del subyacente respecto al movimiento en su precio para elegir una estrategia a seguir.
4)    Saber como elegir la opción correcta (strike y vencimiento) para la estrategia seleccionada.
5)    No complicar las estrategias simples.
6)    Comprender la influencia de las griegas en la estrategia seleccionada.
7)    Comprender los efectos independientes del tiempo y la volatilidad en la estrategia seleccionada.
8)    No forzar estrategias preseleccionadas en cada oportunidad del mercado.
9)    No pensar que lo barato o costoso de las opciones, lo determinada el coste en dólares.
10) Tener establecido el plan de escape. 
11) Entender la Gestión del Riesgo.

MIS “MANDAMIENTOS EN LAS OPCIONES”:


1)    Comprender completamente los fundamentos o bloques de construcción de la teoría de opciones.


Todos queremos ganar rápidamente en nuestras inversiones, pero no todos entienden lo que se necesita para lograrlo.

Algunos leen y aprenden alguna estrategia y se lanzan a explotarla, otros a través de la lectura de algún libro teórico, unos pocos siguen las instrucciones de un chat o servicio de mensajería, pero realmente son pocos los inversores que para entender el mercado de opciones y sus estrategias formadas por múltiples opciones que funcionan al unísono, se necesita comprender completamente como funcionan las opciones en sí mismas.

Los conceptos esenciales y fundamentales de la teoría de opciones, nos ayudan a entender la propia naturaleza y el comportamiento de las opciones tanto a nivel individual como formando parte de una estrategia.

En algunos cursos, se ignora casi por completo, hablar sobre las posiciones sintéticas, explicar las griegas y el modelo de precios, indicando que nuestro proveedor en el mercado ya nos facilita tales datos. Pero lo importante es saber cómo funcionan y como su comportamiento influye en las opciones, o mejor dicho, como sus variaciones afectan al precio de las opciones y cuantifican el riesgo de nuestra inversión.

Las posiciones sintéticas son simplemente posiciones construidas usando un tándem de componentes que juntos imitan otra posición de manera idéntica, que por un lado nos ofrece formas de crear la misma posición de diferentes maneras y nos muestran como las opciones se relacionan entre sí matemáticamente, facilitándonos la transformación de una posición en una estrategia a otra de la manera más rentable. Por otro lado, también nos pueden dar estrategias alternativas de entrada y salida que aumentan la eficiencia de costes y comisiones. Si no se comprenden y  utilizan las posiciones sintéticas, creo que solo se está utilizando la mitad de potencial de las opciones financieras.

¿Qué inversor realiza una inversión sin entender o conocer los riesgos que conlleva?. Pues en el mercado de Opciones, pienso que conocer las griegas y su funcionamiento, es conocer los riesgos que tienen.

Para comprender la naturaleza de las cosas, se debe comprender sus orígenes. Opino que el origen de una opción financiera radica en el modelo de precios. Comprender el modelo de precios nos lleva a comprender la naturaleza de la opción a través de la forma en que se cotiza y ayudarnos a comprender el comportamiento individual o en junto a otras opciones.

2)    Comprender el significado apropiado del apalancamiento aplicado a la negociación.


Podemos entender el apalancamiento como la capacidad de usar la misma cantidad de dinero para crear una posición más grande, o como la capacidad de crear la posición del mismo tamaño con menos dinero.

Tener la misma posición con menos capital es a lo que todo inversor debe tender y entender.

Recordemos que 10.000€ invertidos en opciones no tienen el mismo riesgo que 10.000€ invertidos en acciones. Aprender a calcular la forma de usar el apalancamiento de opciones para aumentar los rendimientos potenciales de una manera rentable y al mismo tiempo incurrir en menos riesgo es saber aplicar la definición correcta de apalancamiento.

3)    Conocer el mejor momento del subyacente respecto al movimiento en su precio para elegir una estrategia a seguir. Su liquidez.


No somos adivinos, ni tampoco pretendemos serlo, pero si podemos analizar y conocer el posible sentimiento del mercado y por ende el posible movimiento del precio del subyacente. 

Ya sean acciones, índices, ETF’s, materias primas, etc., tendremos un sentimiento alcista, bajista o neutral, sin olvidar la volatilidad implícita e histórica que cada subyacente incorpora.

Pero antes de todo eso, el subyacente debe presentar suficiente liquidez.

Por otro lado, recuerda que las opciones en el mercado cotizan con un precio Bid (precio mas alto que el comprador está dispuesto a pagar o demanda) y un precio Ask (precio más bajo al que el vendedor está dispuesto a vender u oferta) y la diferencia entre ambos es el margen o diferencial de precios, como todos los activos financieros que cotizan. 

Este margen o diferencial, o spread, es un buen indicador de la liquidez de un valor, aunque la liquidez puede verse influida por otros factores, generalmente la diferencia entre el precio de oferta y el precio de demanda para un determinado valor se puede emplear como indicador de su liquidez en el mercado (menores spread o margen indicarían una mayor liquidez).

La liquidez del mercado refleja la presencia de suficientes comprados y vendedores activos en todo momento, lo que hace que los precios de compra y de venta de los subyacentes se acerquen a los precios de las opciones.

No olvidemos confundir, por ejemplo, la liquidez del mercado de acciones con la liquidez del mercados de opciones, ya que la liquidez del primero es mucho mayor, lo que no debe llevarnos a confundirnos. Sin embargo, si es un verdadero problema la falta de liquidez de una acción en el mercado de sus opciones.

Las opciones en el dinero o cercanas, y con vencimiento a corto plazo, suelen ser las más líquidas y por lo tanto sus diferenciales o márgenes serán más estrechos. Observar el Interés Abierto u Open Interest, nos ayudará a encontrar muchas acciones líquidas con oportunidades para negociar opciones sobre ellas.

4)    Saber cómo elegir la opción correcta (strike y vencimiento) para la estrategia seleccionada.


Recuerda cuando hablaba de la planificación de la estrategia a seguir. 

Analizar volatilidad y volúmenes era el segundo paso que suelo ejecutar en mis planificaciones.

Los mandamientos anteriores, nos sirven de ayuda para entender el posible movimiento del precio del subyacente, que esperamos de él, del rango en el que puede moverse y el tiempo que puede llevar ese movimiento. Entonces se debe seleccionar la estrategia a seguir en la oportunidad identificada.

Elegida la estrategia, la optimizaremos con los strikes y vencimientos que nos presentan, sabiendo, como ya hemos visto a lo largo de los post anteriores, que no todas las opciones funcionan igual en todas las estrategias.

Vencimiento y Strike son dos elecciones básicas para el inversor. 

Mientras que el vencimiento nos reflejará la sincronización con el mercado, debemos recordar que una opción a mas largo plazo no decaerá tan rápido como una opción a un vencimiento más corto, dependiendo de si vamos a comprar o vender una opción en nuestra estrategia.

Respecto del precio de ejercicio o strike, dependerá de lo que necesite la estrategia en el momento de la formación, seleccionando una opción in-the-money, at-the-money o una out-of-the-money. Sabiendo que una opción ATM contiene el valor más extrínseco que cualquier otra opción en ese vencimiento y es la más sensible a los movimientos del tiempo y de la volatilidad.

5)    No complicar las estrategias simples.


Hemos conocido múltiples estrategias en la negociación de opciones, pero todas ellas basadas en las opciones simples (compra call, venta call, compra put y venta put). Algunas estrategias son relativamente fáciles, mientras que otras llegan a ser algo más complejas. Creo que todas las que hemos conocido son un buen principio para comenzar en el mercado de opciones.

Recordad que la flexibilidad de las opciones casi siempre nos permite más de una forma de hacer algo. Pero con demasiada frecuencia, el inversor se queda atrapado en la “sexualidad” del mercado (acciones “sexys, estrategias “sexys”, ….), desconociendo que ese tipo de estrategias son simplemente unas formas más complicadas que otras estrategias mas sencillas que lograrán el mismo objetivo sin tanto coste adicional ni tanto riesgo incrementado indebidamente.

6)    Comprender la influencia de las griegas en la estrategia seleccionada.


Reitero: Entender las griegas es conocer el riesgo de nuestra inversión en opciones.

Ya sabemos que no todas las griegas tienen el mismo comportamiento en el precio de las opciones, por lo tanto, darle la correspondiente importancia a Delta, Gamma, Theta y Vega, entendiendo su significado y su posible desarrollo en nuestra estrategia según se mueva el precio del subyacente nos llevará a poder establecer el riesgo de nuestra estrategia y por tanto poder modificarla o resolverla en cualquier momento.

7)    Comprender los efectos independientes del tiempo y la volatilidad en la estrategia seleccionada.


Relacionado con el anterior mandamiento.

Puede que en los comienzos al operar con opciones, te llame la atención comprar una Call de un subyacente y ver como sube el precio del subyacente en el mercado con la consiguiente alegría de haber acertado en el movimiento del mercado, pero ¡sorpresa!, te das cuenta que el valor de la Call comprada no deja de caer y el posible beneficio son realmente pérdidas. El motivo es el efecto del paso del tiempo y la volatilidad.

Imagina la compra de una Call45 (ATM) esperando una subida en los próximos 30 días, pagando una prima de 1,29€ por contrato. Podemos observar el desarrollo del precio del subyacente y del precio de la opción a lo largo de los siguientes 30 días en los gráficos anteriores.

El precio del subyacente ha estado por encima del strike de la opción y sin embargo, el valor de la opción no ha dejado de caer. Debemos tener claro que el precio de las opciones depende de más de una variable y es sensible al paso del tiempo (theta) y a los cambios de su volatilidad implícita (vega).

Ambas variables no solo son independientes entre sí, sino que también son independientes del movimiento del precio del subyacente y de la sensibilidad que tienen las opciones a ese precio (delta).

En el ejemplo, la delta de la opción no hizo ganar dinero a medida que el subyacente subía. El problema es seleccionar una opción con alta sensibilidad al tiempo y a la volatilidad y cuya combinación supere el valor creado por la delta.

Cuando vayamos a usar opciones en lugar de acciones para realizar una jugada direccional, debemos buscar comprar opciones ITM con una delta alrededor de 80-85, ya que son mucho menos sensibles a los efectos adversos del tiempo y la volatilidad e imitan el subyacente muy de cerca.

8)    No forzar estrategias preseleccionadas en cada oportunidad del mercado.


Un error que considero común es aprender a operar exclusivamente con una estrategia sobre opciones y aplicarla a todo subyacente que se acerque o se ajuste al perfil.

Imaginemos el carpintero que solo tiene en su cinturón de herramientas un martillo. El martillo es una gran herramienta, sin duda, pero no se puede usar en todas las situaciones, no se puede cortar madera, no se puede labrar la madera, entre otras muchas cosas. Por este motivo, de igual manera, existen multitud de estrategias diferentes que se pueden usar en las circunstancias correctas. No hay una única estrategia que funcione todo el tiempo en todas las condiciones del mercado.

Primero debemos encontrar una oportunidad (cualquiera que sea), luego aplicamos la estrategia adecuada que se ajusta a esa oportunidad.

9)    No pensar que lo barato o caro de las opciones, lo determinada su coste.


Efectivamente, una opción no es cara o barata según el valor de su prima. Pues debemos fijarnos que su coste se basa, entre otras cosas, en el strike.

Las opciones con strike diferentes tienen valores diferentes y estas diferentes opciones tienen diferentes deltas asociadas a ellas.

Recordad que podemos equiparar a las deltas con los porcentajes de probabilidad de estar en el dinero al vencimiento y por tanto, sus valores serán diferentes. Todo esto significa que las opciones que son ITM tienen una mayor oportunidad de terminar en el dinero y, por lo tanto, son mas caras. Las opciones OTM al tener menos probabilidades de terminar ITM, serán mas baratas. Por todo esto, el strike de la opción nos determinará lo caro o barato de una opción.

La volatilidad implícita (IV) es la única forma de determinar si una opción es cara o barata, ya que aunque las opciones con diferentes strikes y vencimientos son diferentes entre sí, sin embargo, son similares bajo la volatilidad implícita.

Mayor volatilidad implícita significa mayor coste de la opción. En resumen, la volatilidad implícita es el factor unificador y común entre el precio de las opciones. Es importante analizar y comprender la relación entre la volatilidad implícita y su media histórica.

10) Tener establecido el plan de escape. 


Ya lo he repetido multitud de veces. Operar en cualquier mercado financiero requiere un plan. Al operar con opciones no es menos, además de la estrategia, siempre debería ser obligatorio tener un plan que nos haga controlar las emociones.

Siempre deberíamos tener un plan y trabajar con un plan, que aunque sea flexible, nos debería servir para no desviarnos del objetivo alejándonos de nuestras emociones.

Planificar una salida no significa minimizar las pérdidas a la baja si el mercado se desarrolla en contra de nuestro objetivo. Debe ser una salida planificada incluso cuando la operación se desarrolla a nuestro favor, es decir, tener previsto el punto de salida tanto al alza como a la baja, lógicamente planificando el período de tiempo de cada una de las salidas, pues no debemos olvidar que invertir en opciones es invertir en un activo en descomposición acelerada cuando nos acercamos a su fecha de vencimiento, aunque como sabemos, no siempre perjudica.

La opción saldrá beneficiada, si se puede conservar la prima recibida con una venta de opciones, pero hemos de tener en cuenta que esta prima es el beneficio máximo por esa posición corta de la opción y que existe un riesgo potencialmente fuerte si se desarrolla mal.

Por lo tanto, no debemos esperar por codicia en operaciones rentables, ni esperar demasiado tiempo en posiciones perdedoras para ver si se recuperan. A esto nos ayuda mantener un plan con unos patrones de negociación establecidos y que deberemos seguir. Este plan lo crearemos, sin duda, con nuestra experiencia. Cualquier inversión debe tratarse con un plan con no solo trate de obtener maravilla en un solo golpe.

11) Entender la Gestión del Riesgo.


Establecer un plan también nos ayuda a Gestionar el Riesgo de las operaciones.

Es curioso, observar las veces que el mercado se ha movido en nuestra contra, ha tocado nuestro límite (stop-loss si lo tenemos) y a continuación ha seguido la senda que teníamos prevista para esa operación. También es curioso observar, la veces que al operar sin un plan, mantenemos la posición a la espera de que el mercado se de la vuelta si continúa en nuestra contra, y seguir pensando que es el mercado el que se encuentra equivocado.

Quizás hayas leído, escuchado o incluso operado, “duplicando la inversión para reducir pérdidas y actualizarse”, es lógico pensar que si una inversión te gustó a 10 euros, te gustará mucho más a 8 euros y por lo tanto, puede ser tentador volver a invertir al nuevo precio reduciendo el coste medio, pero las “estrategias de la Martingala” no dejan de ser un proceso de duplicidad del riesgo y se ha de tener mucho cuidado, ya que lo que puede tener sentido en una inversión a largo plazo, no funciona en el mercado de opciones, donde duplicar una estrategia casi nunca funciona.

Entender el momento que se debe cerrar una posición debe formar parte del plan y a partir de ese momento, buscar una oportunidad diferente que tenga sentido, es mucho mas inteligente aceptar una pérdida en este momento que prepararse para una posible catástrofe más adelante.

De igual forma, considero arriesgado el error o la falta de previsión para estar listo y dispuesto a realizar una recompra anticipada en estrategias cortas. Incluso cuando el mercado vaya a nuestro favor, es muy fácil que gire y cambie su sentido.

“Seguro que el contrato caducará sin valor”, “No quiero pagar la comisión por cerrar la posición”, “Si espero un poco tiempo obtengo más beneficio”,….., y así podría poner una interminable lista de excusas que nos podemos plantear en nuestra inversiones.

Si la opción corta se sale del dinero y se puede comprar para eliminar el riesgo de una manera rentable, no dudes en hacerlo. Analizar el riesgo/recompensa siempre está en el buen camino.

Todos los mandamientos se resumen en uno: EXPERIENCIA.

Me despido de vosotros con un ¡¡¡ Hasta Pronto !!!, pues comienza el verano y quiero dedicarlo a escribir un resumen sobre el mercado de opciones financieras que será un recopilatorio de todo lo que hemos conocido y del que por supuesto os quiero hacer partícipes, por lo que a todos aquellos que sigáis suscritos al blog, espero poder hacéroslo llegar como regalo.

Los próximos post, a mi vuelta, irán dedicados al último de los mercados financieros en los que he operado, bueno, en el que actualmente estoy operando desde hace más de 6 años, el Mercado de Forex o de Divisas, para mí, el más complejo de todos los mercados financieros.

Como siempre, mis mejores deseos para todas vuestras inversiones y nos volvemos a leer en Septiembre.

Un saludo de @inversenjuego.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!