¿Qué necesito saber para iniciar a invertir en acciones, criptomonedas y divisas?

Mercedes Urías

Actualmente existen diversos instrumentos de inversión al alcance de todos, lo que hace que tener nuestro dinero en una alcancía o en una cuenta de banco ya no sea la opción más conveniente. Por ejemplo, por el solo hecho de tener cien mil pesos guardados, este año estarías perdiendo aproximadamente 6% de su valor por la inflación. Aunque es cierto que algunas veces es necesario ahorrar para adentrarnos en este mundo, debemos dar ese salto al que muchos le tienen miedo.

No existe una fórmula mágica ni una respuesta absoluta que te asegure obtener tus resultados deseados, por lo que el riesgo a tomar una decisión errónea que exponga nuestro capital siempre existirá. Sin embargo, hay estrategias que nos permiten mitigar este riesgo y asegurar una ganancia.

Una de ellas es contar con un portafolio de inversiones. Si no estás familiarizado con el término, tal vez es momento de cambiar la forma en que administras tu dinero. Un portafolio de inversiones es un conjunto de activos e instrumentos financieros en los cuales el inversionista tiene su capital, estos van desde acciones hasta bonos, divisas y criptomonedas.

Uno de los errores más comunes que se cometen al invertir es el hacerlo a ciegas, ya que estas deben de seguir una estrategia y una dirección clara, por lo que contar con un portafolio diversificado es una forma de evitarlo. Sin importar cual sea tu perfil, contar con este te permitirá tomar decisiones fundamentadas, alcanzar tus objetivos financieros y proteger tu capital.

¿Cómo creo mi portafolio?

Este puede hacerse de dos formas: personal y profesionalmente. Si eliges contratar el apoyo profesional de un gestor es recomendable asegurarse de que sea alguien certificado y con la experiencia necesaria para evitar una mala experiencia.

Por otro lado, si buscas hacer tu portafolio personalmente, es recomendable seguir los siguientes pasos:

1. Determina tus objetivos
Al comenzar hay que establecer nuestros objetivos y nuestras metas, las cuales pueden ser de rentabilidad, tiempo o estimación de crecimiento de valor. Como ya fue mencionado, nuestras inversiones deben de seguir una estrategia y una dirección clara.

Bajo estos objetivos podremos establecer nuestro perfil de riesgo y así elegir los instrumentos en los que invertiremos.

2. Define tu perfil de riesgo
Antes de iniciar a invertir es necesario establecer tu perfil de riesgo dependiendo de la tolerancia que tengas a las pérdidas. Entre más alto el perfil de riesgo, más probabilidad de pérdidas habrá.

Existen 3 tipos de perfiles:
  • Conservador: Normalmente los inversionistas que están dispuestos a tener inversiones a largo plazo tienen este perfil, ya que por lo general los instrumentos son más seguros.
  • Moderado: Quienes tienen un perfil medio están dispuestos a invertir en modelos de negocios y mercados más innovadores, por lo que su riesgo de pérdida es un poco más alto. Generalmente se sienten cómodos tomando decisiones más osadas para generar un rendimiento a mediano plazo.
  • Arriesgado: Este tipo de inversionistas suelen ser quienes tienen más tolerancia a la pérdida, ya que están dispuestos a apostar mayormente en instrumentos de renta variable. Su riesgo tiene recompensa si su estrategia es la correcta, ya que tienen un gran índice de rentabilidad en poco tiempo.

3. Compara instrumentos
Una vez que ya sepas tu perfil de riesgo, es momento de comparar instrumentos. Dependiendo de esto sabrás en qué instrumentos te es más conveniente invertir según tus objetivos. Por ejemplo: Si eres de perfil conservador los instrumentos de renta fija serán más atractivos para ti, como los Cetes y Bonos de gobierno. Por otro lado, si tu perfil de riesgo es arriesgado los instrumentos de renta variable, el mercado de valores y las criptomonedas podrían ser para ti.

4. Diversifica
“No poner los huevos en una sola canasta” te permitirá tener una balanza entre tus pérdidas y ganancias, protegiendo tu capital inicial. Para diversificar puedes seguir los siguientes consejos:
  • Calidad sobre cantidad. Enfócate en dos factores muy importantes a la hora de invertir: el valor y el crecimiento. Algunas inversiones son lucrativas por su valor, otras por su potencial de crecimiento.
  • Invierte una parte de tu capital en activos con liquidez, esto te ofrecerá seguridad y estabilidad ante circunstancias no previstas.
  • Cuenta con activos tanto de renta fija como variable en tu portafolio.
  • Busca productos que tengan diferente plazo de vencimiento.
  • Arma tu portafolio con activos de distintos sectores económicos, así si se ve afectado alguno, el riesgo sobre el capital disminuye.

5. Mide la rentabilidad de los activos
Monitorea el comportamiento de tus activos y busca estar siempre al corriente de la situación económica mundial y de las empresas para tomar las decisiones necesarias en caso de que el mercado sufra un gran cambio. Existen muchos sitios web en donde te puedes mantener informado de los mercados financieros de forma veraz y segura, como Bloomberg, Investing y Yahoo Finanzas.

6. Mide la rentabilidad de tu portafolio
De igual forma monitorea tu portafolio completo. Es normal que algunas inversiones lleven ganancias y otras pérdidas, sin embargo debes asegurarte de que el riesgo esté mitigado.

Es importante considerar que el porcentaje de pérdida que estés dispuesto a aceptar dependerá de tu perfil de inversionista.

Recuerda tener siempre en mente que el mercado es muy volátil, ya que se ve afectado por las distintas variables económicas, políticas y sociales, por lo que el portafolio ideal debe de ser una herramienta que amortice las bajas inesperadas para no exponer nuestro patrimonio y asegurar su crecimiento.

Sigue estos pasos para iniciar tu portafolio, pero tranquilo… Como dice Sofía Macías: “No comas ansias, las inversiones requieren paciencia y el mejor activo que puedes invertir es tu tiempo”. Así que si es tu primera vez explorando este mundo, ve armando tu cartera poco a poco para que te vayas familiarizando con el funcionamiento del mercado y sus instrumentos y así, con el paso del tiempo, hacerte un experto.


Fuentes:

Reilly, F. K., & Brown, K. C. (2011). Investment Analysis and Portfolio Management (Text Only). Cengage Learning.

Bringas Alcalde, H. A., & Castro Horna, Y. K. (2021). La diversificación y su incidencia en el riesgo de un portafolio de inversión de cinco activos financieros internacionales 2015-2019.

Sofía Macías. (2015). La diferencia entre el ahorro y la inversión. Por qué no es «enchílame otra». 13 de mayo de 2021, de Pequeño Cerdo Capitalista Sitio web: https://www.pequenocerdocapitalista.com/por-donde-empezar-a-invertir/


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!