Cuando hablamos de oferta y demanda enseguida pensamos en la economía de mercado, y es que, precisamente son estos dos factores los que la conforman, estableciéndose como un principio que relaciona un servicio o producto con el público consumidor. Cabe mencionar que, la Ley de oferta y demanda no está regulada por algún ente gubernamental o privado, puesto que los precios de bienes y servicios están dados por la relación que existe entre demandantes y oferentes.

¿Qué es la ley de oferta y demanda?

 

 

¿Qué es la Ley de oferta y demanda?

La economía tiene como objetivo satisfacer las necesidades materiales e inmateriales que presenta una sociedad, lo que puede ser un pequeño grupo de personas, un país, un continente, etc… es entonces donde se establece la economía mercado, donde son los mismos oferentes los que evalúan la necesidad del cliente para satisfacerla, o cumplir con el deseo de adquirir un servicio, producto o bien.

Dicha ley es el reflejo de la relación entre la demanda de bienes o servicios y la cantidad ofrecida de estos, tomando en cuenta el precio de venta. Se debe considerar que el mercado en el que se desarrolla esta relación es de libre competencia, es decir, que el precio será establecido por la cantidad solicitada por los consumidores y la cantidad ofrecida por los productores. Esto genera un punto de equilibrio en donde los consumidores están dispuestos a comprar las mismas unidades que los oferentes ponen a la venta.

Siendo así, la Ley de oferta y demanda se presenta como un principio bajo el cual actúa la economía de mercado, la cual le permite al oferente determinar la cantidad de bien o servicio necesita producir, así como el precio al que será positivamente recibido.

En pocas palabras, la Ley de oferta y demanda es la relación que existe dentro de la economía de mercado entre la oferta, es decir, la cantidad y precio del bien o servicio que será vendido o suministrado, y la demanda, es decir, la necesidad del público por adquirir ese bien o servicio.

De la ley de oferta y demanda surgen dos leyes:

  • Ley de la oferta: La oferta tiene una relación directa con el precio, es decir, a mayor precio de un bien, será mayor la cantidad ofrecida de dicho bien.
  • Ley de la demanda: Cuando el precio de un bien aumenta su demanda disminuye.

Estas dos leyes dan lugar al comportamiento que pueden tomar los precios de productos y servicios en la economía. Por ejemplo, si el precio de un producto  es muy alto en consecuencia los consumidores dejaran de demandarlo y así los oferentes deberán bajar el precio de dicho producto, para evitar que este quede en stock.

Por otro lado si el precio de un bien es muy bajo, este bien obtendrá demasiados consumidores que harán elevar su demanda, por lo tanto provocará que los productores aumenten su precio para evitar una escases de este bien.

 

Gráfica de la ley de oferta y demanda

La curva de oferta (O) es creciente, mientras que la curva de demanda (D) es decreciente. Existe un punto donde ambas curvas se cruzan, llamado equilibrio de mercado.

 

CURVA DE OFERTA Y DEMANDA

 

La ley de oferta y demanda abre varias interrogantes para los empresarios pues se debe saber ¿qué producir? ¿Cómo producir? Y ¿Cómo distribuir? ya que la demanda de un producto o servicio que pueda generar una persona, una familia o los consumidores en general depende de un sinfín de factores socioculturales.

 

Fundamentos de la Ley de oferta y demanda

Aunque esta Ley no se encuentra regulada por entes gubernamentales o instituciones financieras, si tiene un sistema por el cual guiarse que está directamente influenciado por el precio, y este es que, en el mercado, cuando un producto, bien o servicio se vende a un precio elevado la oferta del mismo disminuye y la demanda aumenta. Entonces:

  • A mayor precio, menor demanda y mayor oferta.

  • A menor precio, mayor demanda y menor oferta.

Tomando en consideración que, la economía de mercado de encuentra en un estado constante de volatilidad, es decir; los precios, la oferta y la demanda suben y bajan, existe el denominado “punto de equilibro” donde la oferta abarca a totalidad la demanda, manteniendo los precios en una tarifa estándar y funcional para ambas partes.

 

¿Por qué es importante la Ley de oferta y demanda?

La Ley de oferta y demanda demuestra su importancia al momento de definir la producción de los bienes y servicios para una comunidad específica, ya que la misma ayuda al oferente a determinar la necesidad del producto que presentan los clientes, un precio accesible para los mismos, el público al que será dirigido, la cantidad de producto a fabricar, la calidad, y muchos otros factores para los cuales debe tomar en consideración la situación económica, política y social de la comunidad.

Por otra parte, es importante comprender que, a pesar de que la economía de mercado evalúe y determine su volatilidad por la relación presente entre la oferta y demanda, no quiere decir que sea una economía totalmente “libre” pues el precio de algunos productos y servicios se ve regulado por el Estado y el Sistema Financiero del país, como lo son los alimentos de cesta básica.

 

  1. #1
    Valentinnan3

    Excelente aporte, realmente la ley de oferta y demanda, es una de las principales a tomar en cuenta en la administración de un negocio.
    Saludos

    1 recomendaciones