Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Termina una semana más de confinamiento. Existen las personas que dicen que se ha ido este tiempo en un suspiro, en lo personal siento que el tiempo se ha ido muy lento, aunque si concuerdo que la cantidad de información en estos meses y la velocidad con la que se ha movido ha sido demencial. Un día estamos con los mercados de valores en máximos históricos y otro los mercados sufren descalabros históricos.

 

La adaptabilidad del ser humano será la clave para vencer la crisis económica y de salud

 

En este contexto, el banco central de los Estados Unidos, la Reserva Federal se ha reunido a medida que la economía presenta síntomas de que sale del área de terapia intensiva y entra a un estado de convalecencia más estable. Aunque el informe de empleo en la unión americana, tal vez hizo que se sobre exagerara en las mejoras de la economía, al menos existen síntomas de que las cosas no están empeorando. El miedo a perder el ingreso o verlo disminuido empieza a dejar de ser un foco entre las familias estadounidenses. 

 

Y si el miedo es la batuta que marcará el ritmo de la economía, parece ser que el miedo al Covid-19 también parece disminuir, puesto que la actividad está mejorando, incluso aunque se mantienen las tasas de infectados y personas fallecidas como el caso de México. Sin duda alguna, el miedo es lo que más ha golpeado a la economía. Como suele suceder, los mercados financieros, al inicio, subestimaron la capacidad de recuperación y la capacidad de adaptación de las personas ante una crisis. 

 

El hecho de que la especie humana haya prevalecido hasta la actualidad no es fortuito, desde que nuestros tatarabuelos neanderthales vivian en cuevas y atravesaron las aguas congeladas de un continente hacia otro, las inclemencias del clima, de salud y un innumerable etcétera ha sido parte de nuestro milenario aprendizaje. Si bien es cierto, que no será sencillo este enorme bache en la historia de nuestra especie, también tengo pleno convencimiento de que en nuestro ADN existe la capacidad para solventar la crisis económica y de salud pública global más grande de nuestro tiempo.
 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar