Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

El Plan Nacional de Infraestructura puede ser un remanso de tranquilidad para los inversionistas que han estado inquietos desde que al inicio de su sexenio, Andrés Manuel López Obrador, decidió cancelar el Nuevo Aeropuerto de México.  El ambiente ha sido espeso y poco claro para los inversionistas que no se sienten con la tranquilidad de traer su dinero a México, en particular a áreas donde apremia, muy específicamente al sector energético.

 

Plan de Infraestructura Energética. Todo o nada.

 

Para Petróleos Mexicanos es apremiante definir un rumbo más claro en sus inversiones, la empresa petrolera mexicana tiene niveles de endeudamiento superiores a los 100 millones de dólares y sus mejores yacimientos tiene mucho tiempo que pasaron a la historia, además de que mucha de su logística es obsoleta y recursos subutilizados. Desde tiempo atrás Pemex corre el riesgo de que las calificadoras le bajen su calificación. Ese es el presente y el fututo tampoco es muy alentador puesto que la empresa paraestatal no ha logrado cambiar esta tendencia negativa. En todo esto el Plan de Infraestructura Energética puede ser el salvavidas que estaba esperando Pemex.

 

Toda inversión conlleva un riesgo y a cambio de eses riesgo se obtiene una ganancia. Pemex necesita invitar a los inversionistas a asumir riesgos, pero el discurso es muy importante para que el dinero fluya hacia proyectos que pueden ser productivos y también como consecuencia, rentables.  Las alianzas de largo plazo conocidas como farmouts son un esquema realista donde todos pueden ganar. El marco regulatorio bajo el que se hagan nuevas alianzas será clave. Algunos analistas piensan que los contratos bajo los que se establecerán convenios con la iniciativa privada serán contratos de servicios para que los particulares realicen actividades de exploración y extracción, eso, es lo mismo que ya se tenía en sexenios pasados y sus restricciones para que el capital privado operara campos y compartir producción fueron una limitante.

 

Este plan que gobierno estará anunciando esta semana tiene el enorme riesgo de decepcionar, si es que sólo se menciona viejos planes que ya existían y que se pretenden reactivar. Para la administración actual es un tema prioritario la inversión en materia productiva, las noticias sobre compras de bonos gubernamentales por parte de extranjeros son un bien vistas, pero ese dinero en cualquier instante pude retirarse, mientras que la inversión en materia productiva y muy específicamente en el sector energético puede construir un efecto multiplicador en toda la economía.

 

Históricamente, México ha sido un país con fuertes lazos ligados al petróleo, los hidrocarburos y otras fuentes energéticas sigue existiendo en el país, pero los tiempos cambian, es de vital importancia que los esquemas de generación energética se adapten a un mundo cambiante.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar