¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas para inversionistas en formación
Información entendida y entretenida para inversionistas

Haz correr a tu dinero que te alcanza la inflación

 

La imagen es un clásico. Un anciano columpiándose en su mecedora, al lado, una cama con una colcha tejida y debajo un colchón que en sus tripas contiene toda la fortuna de una vida. Tener dinero debajo del colchón se ha vuelto una imagen clásica del folclor popular, ese concepto no sólo se vincula con tener el dinero físico envuelto en bolsas debajo de la cama, también tiene que ver con dinero que “duerme” en una cuenta bancaria, de nómina o algún instrumento bancario que no proporcione algún rendimiento.

Haz correr a tu dinero que te alcanza la inflación, Edgar Arenas

Haz correr a tu dinero que te alcanza la inflación

 

Ese dinero es presa fácil de la inflación, es decir, el dinero tiene una tasa de interés negativa, en otras palabras el dinero pierde su valor a lo largo del tiempo cuando no está invertido en un activo que tenga un rendimiento por lo menos igual al crecimiento de los precios de los productos y servicios, también conocido como el Índice de Precios al Consumidor.

 

Un mal ejemplo.

 

Hace años tuve la fortuna de conocer a Doña Rosa, fuente de inspiración para su familia por su tenacidad trabajando, había quedado viuda muy joven y su empeño por sacar adelante a una familia de 3 integrantes, 2 mujeres y un hombre (el menor de la familia) no conocía límites, trabajó de todo hasta que encontró un negocio en donde las probabilidades le jugaban en contra: Una pollería, por ser mujer era un oficio que le presentaba varios obstáculos, era un trabajo rudo, pero nada pudo más que su determinación. Durante más de 2 décadas hizo crecer de forma próspera su negocio, era la carnicería consentida de su comunidad, su dinero ahorrado no era poco, pero cometió un error. Tomó en cuenta la ilusión de la seguridad que ofrece una cuenta en el banco: Una cuenta bancaria es lo más seguro que existe, le dijeron, lamentablemente hizo caso del consejo y durante años (casi 20) su dinero permaneció dormido sin producir un solo peso de rendimiento. Cuando se dio cuenta de que su dinero estaba seguro pero se había depreciado a lo largo de los años por el crecimiento de la inflación… no pudo hacer nada.

 

 

Un buen ejemplo.

 

Iker, joven y entusiasta, no ha cambiado mucho desde le conocí, su trabajo como ingeniero en aeromátuica, lo orilló a preguntar dónde podía poner el dinero que le sobraba en la quincena. Es un buen ahorrador, de forma disciplinada al inicio de cada quincena destina una parte de su sueldo a un ahorro consistente, a veces era un poco más a veces era un poco menos, pero tenía la firme convicción de que el peor ahorro es el que no se hace y con esa intención inició un “guardadito” que se fue incrementando hasta que pudo calificar para acceder a abrir una cuenta en una casa de bolsa en línea. Entendía bien un concepto fundamental:

 

Rendimiento de mi inversión > a inflación = Tasa real positiva, mi dinero crece.

Rendimiento de mi inversión < a inflación = Tasa real negativa, mi dinero se deprecia.

 

Invertir es ganarle la carrera a la inflación. Es sencillo si lo visualizamos como una carrera, si la inflación corre más veloz que el rendimiento de nuestro dinero, estamos perdiendo dinero, si esto lo multiplicamos por un periodo de años, el dinero simplemente se esfuma. 10 años de una inflación promedio de 5% cada año equivale a perder la mitad del poder adquisitivo del dinero guardado. Hoy su pequeña cuenta de inversión es una suma importante de dinero, su diversificación entre activos de deuda, renta variable y fondos de inversión dolarizados lo tiene con un rendimiento promedio de un 14% desde hace varios años, obviamente con años buenos y años malos, pero con un horizonte de largo plazo, a Iker no le importa mucho revisar su cuenta de forma diaria, el largo plazo paga y paga bien, pero sobre todo la inflación le hace, como decía mi abuela, “lo que el viento a Juarez”.

 

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis

Autor del blog

  • Edgar Arenas

    Economista y casabolsero con 18 años de experiencia. Gerente comercial en Estrategias de Inversión de CI Banco. Profesor de Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sígueme a través de Twitter: @garoarenas

Envía tu consulta