2

Los mercados, al igual que las personas que los componen, son en parte entes racionales y en una parte aún mayor, seres emocionales.

Tener esto presente mejora mucho ya no solo los resultados bursátiles si no también las relaciones personales.

Siendo así pues seres emocionales nuestras realidades y percepciones lejos de ser hechos objetivos son en mayor parte el resultado de nuestro barniz personal.

Lo que para uno es una situación de alto peligro para otro es una oportunidad única, lo que para uno es un buen consejo constructivo de un amigo para otro es un atrevimiento y/o una ofensa personal imperdonable.

Como se suele decir tus percepciones y opiniones hablan bastante más de uno mismo que de los hechos/personas analizadas.

Dicho esto vayamos a lo que íbamos, la codicia y su papel (presuntamente) dominante ahora mismo en el mercado.

Recordemos que las percepciones de riesgo son algo extremadamente modulables y que el histórico propio, las experiencias y los conocimientos de cada uno son los factores que más influyen en las mismas.

Hace 13 años que (especialmente en USA) estamos en un histórico mercado alcista, muchos inversores o no han vivido o no recuerdan otra cosa que no sea que las correcciones sean oportunidades de compras.

Como en todo mercado alcista que se precie hay un mantra que ha alcanzado la categoría de dogma. Los bancos centrales siempre te van a salvar la cara, siempre harán el whatever it takes de turno para asegurar que los mercados sigan subiendo para siempre.

Tenemos por tanto la combinación perfecta, una emoción (varias de hecho, complacencia, codicia etc) con un racional intelectual que lo sostiene en momentos de duda.

Hace tiempo que los cenizos no son bienvenidos a la fiesta. Que alguien les diga que nos dejen en paz. Que tíos más coñazo, que dejen a los demás seguir enriqueciéndose tranquilos.

Pues no.

Tengan cuidado porque el paso de una emoción a otros es tremendamente sencillo. Pasar de la codicia al miedo es un salto mucho más pequeño y rápido de lo que parece.

Que no les pille desprevenidos.

Más y mejor en la newsletter: https://tulipan.substack.com/




  1. en respuesta a alfquet
    -
    #2
    20/11/21 18:49
    Hola. Ya cayó la RV bastante entre marzo y mayo de 2020 y de octubre a diciembre de 2018. Si una pandemia mundial no es suficiente excusa para ver bajadas continuadas, pues hay que seguir la tendencia obligatoriamente (que es claramente alcista). 
    Ya no sigo consejos de nadie, agoreros o no. Simplemente aprovecho las correcciones para comprar acciones con buenos fundamentales y forecast estable y subiendo. No me va mal, ya que he más que doblado lo invertido desde 2016.
    2 premisas básicas: 1- Mientras los tipos reales estén en negativo (ahora la inflación te "obliga" a invertir en renta variable" para al menos superarla) el efectivo no debe estar disponible mucho tiempo. Simplemente se debe acoplar este cash a la dinámica del mercado y tener suficiente disponible para comprar en bajadas.
    2 - Las empresas top, en si mismas, generan inflación de valor. Me explico: hay más demanda de estos títulos que oferta. Los mismos criterios para pertenecer al S&P 500 y al Nasdaq son de crecimiento trimestral de beneficios en las empresas. Creo recordar que el 80% de estas empresas superan las previsiones. En cierta forma, es una inflación amplificada que se refleja en el valor de la acción, diferente de la actual inflación debida a la rigidez de la oferta.

    Un saludo.
  2. #1
    20/11/21 03:32
    muy propio en el momento absurdo que vivimos y en que parece que hay que comprar... porque todo sube, pero por narices sabemos que caerá