Rankia Colombia
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Todo sobre cuentas bancarias: corrientes, ahorro y nómina

¿Cómo aprender a ahorrar en 21 días?

¿Conoces la regla de los 21 días? Muchos expertos aseguran que cuando repites una acción cotidiana durante 21 días ininterrumpidos, dicha acción se convierte en un hábito, por lo que si quieres desarrollar uno en particular esta regla te puede ayudar. ¡Y qué mejor hábito para tu vida diaria y mejorar tus finanzas personales que ahorrar! Por eso este post está dedicado a mostrarte cómo aprender a ahorrar en 21 días.

 

¿Cómo aprender a ahorrar en 21 días?

 

 

¿Cómo aprender a ahorrar en 21 días?

Existen hábitos que los realizamos casi de manera inconsciente debido a que los hemos repetido una y otra vez por mucho tiempo, por ejemplo, colocarte el cinturón de seguridad. Pero existen hábitos que desarrollamos de manera consciente y que se convierten en parte de nuestra vida cotidiana una vez que los hemos desarrollado. A este respecto, el doctor Maxwell Maltz (1889 – 1975), reconocido cirujano plástico de la Universidad de Columbia en los 50’s comenzó a observar que a sus pacientes les tomaba 21 días acostumbrarse a su nueva imagen luego de una cirugía. De manera que esto sirvió de base para que estableciera que la mente humana necesita al menos de 21 días para adaptarse a un nuevo cambio.

Más tarde, William James, uno de los padres de la psicología científica moderna, escribió un artículo titulado “El hábito”, en el que exponía que son necesarios 21 días para crear un nuevo hábito. Dada esta premisa, muchas personas han empleado la regla de los 21 días  para crear nuevos hábitos saludables y beneficiosos. En esta oportunidad veremos cómo aprender a ahorrar en 21 días.

 

Aprender a ahorrar en 21 días

Para aprender a ahorrar en 21 días, así como desarrollar otro hábito, es necesario tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Tener una buena motivación: Al momento de aprender a ahorrar, la motivación principal puede ser alcanzar una meta específica o comprar algo en el futuro. Sin embargo, la principal motivación debe ser mejorar tus finanzas personales y tu economía familiar. Debes verlo como algo importante en tu vida. ¿No te gustaría cambiar tus hábitos financieros y dejar de vivir al día con tu quincena? ¿Quieres tener un respaldo financiero que cubra esas necesidades que surgen de improvisto sin tener que dejar de dormir por preocuparte cómo lo pagarás?
  • Ser constante: Tras determinar cuánto y cómo ahorrarás durante los 21 días para crear el hábito, lo que debes hacer es ser constante. Recuerda que es menos probable que se convierta en un hábito permanente si te saltas un día. Si dejas de hacerlo por un día debes comenzar tu cuenta de los 21 días nuevamente. Así hasta que no te falte ni uno. Cuando te des cuenta, habrás creado un hábito que harás de manera casi automática.
  • El proceso conlleva cierta ansiedad: Desarrollar un nuevo hábito implica cambiar o tratar de crear una nueva costumbre, lo que significa que ya sales de tu zona de confort anterior. Es por esto que puede que falles en el primer intento y te saltes uno o dos días, lo que, como mencionamos antes, hace necesario que inicies el conteo de los 21 días de nuevo. Pero que esto no te desanime, recuerda que tu motivación es tener un buen hábito y unas mejores fianzas personales.
  • Desarrolla un método: Muchos deciden comenzar su proceso de aprender a ahorrar en 21 días fijándose una cantidad fija de dinero que ponen en una hucha todos los días a determinada hora. Otros deciden ahorrar el equivalente a un gasto cotidiano y sustituir este gasto por algo más práctico. Otros lo hacen por escalas, es decir, el día 1 ahorran 100 pesos, el día 2 200 pesos, y cuando llegan a cierto tope se mantienen allí hasta finalizar el período de los 21 días. Cuando termina, se ha creado el hábito y todos los días coloca en su hucha la cantidad que establecieron como diaria.
  • Desarrollar disciplina: De nuevo, la constancia es la clave. Con la regla de crear un hábito en 21 días, notarás que te vuelves más disciplinado en el hábito de ahorrar. Ya no lo ves como una obligación sino algo que haces porque te gusta hacer. Y cuando ves los resultados esto aumenta tu motivación de continuarlo todos los días. Es cierto que pueden ocurrir circunstancias que nos impidan ahorrar nuestra cantidad acostumbrada cierto día, pero así como un hábito se gana en 21 días, también se puede perder en ese tiempo.
  • Lleva un registro: Otra cosa que te puede ayudar a aprender a ahorrar en 21 días es llevar un registro de tu ahorro, sea que hallas establecido una cantidad fija u otro método. Escribe en una libreta el día, la fecha, lo que ahorraste  lo que llevas acumulado. Verás que mientras más crece tu hucha más motivado estarás. Si te saltas un día, haz una nueva lista, no dejes espacios en blanco.

 

Ahora que sabes cómo aprender a ahorrar en 21 días es hora de ponerte manos a la obra. Comienza a desarrollar el hábito de ahorrar siguiendo la regla de los 21 días y mejora tu economía. No vivas al día o te endeudes cada vez que necesites pagar algo. Ahorrar es el mejor hábito financiero que podrás desarrollar. Además, puedes aplicar este mismo método para enseñarles a tus hijos este hábito y que lo conserven en su vida adulta.

 


Preguntas frecuentes


Es un contrato entre el banco y una persona/empresa, donde el banco nos permite depositar nuestro dinero.


Con las cuentas bancarias podemos realizas transferencias, pagar en comercios o en internet con nuestra tarjeta, recibir el salario y retiros de dinero en cajeros automáticos, entre otras.


Cuentas corrientes

Cuentas de ahorros

Cuentas nómina

Sí, aunque normalmente es necesario cumplir una serie de requisitos.