El miedo al despido y el uso de la energía

1 recomendaciones

Cuando tienes miedo al despido, podrías estar desencadenando el proceso para tu propio despido.  En este post voy a explicar la dinámica del problema y acciones para detener el proceso.

La cadena funciona así.

Miedo -> Estrés -> Depresión -> Despido

Dependiendo de la etapa en la que estés, es preciso ver cómo reconocer cada etapa y tratar de revertir la cadena.

MIEDO

La RAE nos dice sobre el miedo.

Miedo
1. m. Angustia por un riesgo o daño real o imaginario.
2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

La novela Dune nos arroja un poco de sabiduría sobre la naturaleza irreal del miedo.  Temes algo que viene, es una miseria por algo que no ha ocurrido.

“I must not fear. Fear is the mind-killer. Fear is the little-death that brings total obliteration. I will face my fear. I will permit it to pass over me and through me. And when it has gone past I will turn the inner eye to see its path. Where the fear has gone there will be nothing. Only I will remain.” ― Frank Herbert, Dune

Cuando vives con miedo vives mal, miserablemente.  Tu existencia desmejora, y lo peor es que esa miseria causa el estrés, el siguiente eslabon de la cadena de tu propia miseria.  El miedo paraliza, impide vivir.  Si lo que temes no ha ocurrido, ¿realmente tienes una bola de cristal para ver el futuro?  Si pudieras ver el futuro, y ves despido, lo que tendrías que hacer es prepararte, no temer.  Es que si es evitable, puedes evitarlo.  Y si no puedes evitarlo, es futil vivir miserablemente antes de que ocurra.  El miedo es un poco inútil en estos casos.

ESTRÉS

Trata de imaginar toda la energía que tienes, y en qué la gastas.  Puede ser que la gastes en amar, en trabajar, en pensar, o quizás la gastas en estar alerta frente al peligro de la amenaza inminente que trae el miedo.  El miedo nos anticipa emociones, como si el efecto viniera antes de la causa y vivimos como si lo malo ya hubiese sucedido.  No pudiste vencer el miedo con la cita de Frank Herbert.  ¿Qué hacer?

La psicología cognitiva nos ayuda a tratar ansiedad, estrés, e incluso hasta estrés post traumático.  Esencialmente nos dice que entre los eventos que nos pasan y lo que sentimos, hay una cadena de ideas, y si hay una idea que sea error cognitivo, nos sentimos mal.  

Evento => Idea 1 => Idea 2 => Cómo me siento
Evento => Idea 1 => Error => Me siento mal

El truco es desconectar errores cognitivos, identificarlos y desenchufarlos.  Estos videos te ayudarán.  Alguna gente querría que pagues por esta información de los siguientes videos, pero en este post, es gratis.

VIDEO: Una hora de psicologia cognitiva

VIDEO: Los pensamientos automáticos, Blanca Mas (Parte 1, Parte 2, Parte 3)

DEPRESION

Tristeza y depresión son cosas diametralmente diferentes:

VIDEO: What is depression? - Helen M. Farrell

La tristeza es cosa temporal, aunque la gente diga "tengo la depre".  Pasan unos días y la tristeza gasta su combustible y pasa.  Pero eso no ocurre con la depresión, que resulta del estrés continuado.

El cerebro funciona por medio de neurotransmisores.  Una señal nerviosa llega hasta las vesículas sinápticas, una especie de bolsitas llenas de moléculas neurotransmisoras (serotonina y noradrenalina) que pasan de una neurona a otra.  En la otra neurona esas moléculas se fijan a los receptores y los canales de la membrana se abren al fijarse los neurotransmisores y la señal nerviosa se transmite a la otra neurona. 

Estos neurotransmisores afectan el comportamiento, el humor y el pensamiento.  El cerebro es una computadora bioquímica, y cuando la bioquímica falla, porque no son máquinas perfectas, vienen los problemas.  Cuando se reduce los niveles de serotonina y noradrenalina en las secciones del cerebro que controlan las emociones, viene la depresión.  Los canales de membrana no se abren y las señales nerviosas no se transmiten.

Se ha visto que hay una conexión entre hipotálamo, hipófisis y adrenal, que se conoce como el eje HPA que regula las respuestas corporales al estrés.  En personas deprimidas funciona de manera anómala, excesiva, hiperactiva.  El hipotálamo aumenta la liberación de FLC (corticotropina) cuando la persona está bajo amenaza.  La hipófisis aumenta la producción hormonal con el FLC y las glandulas adrenales se preparan para acción defensiva.  Si este eje HPA permanece con exceso de actividad debido a un evento traumático, se detona la depresión.

Si tienes depresión, vas a necesitar ir donde un psiquiatra.  No es que estés loco, es que el psiquiatra es un doctor que prescribe medicamentos, no da consejos, y la depresión requiere medicamentos para restaurar el equilibrio en tu cerebro.  Dicho de otra manera, no es que estés loco, es que necesitas ir por medicina para curar tu indigestión cerebral.  Es que el estrés no funciona bien en el sistema digestivo cerebral.  Si te van a juzgar por ir al psiquiatra, solamente no le cuentas a nadie, que lo que importa es que recibas ayuda, y sanar.

DESPIDO

¿Cómo es que la depresión lleva al despido?  Dejas de dar un buen rendimiento.  Si no atendiste nada de lo anterior, lo que viene es el despido como efecto de todo, no es porque tuviera que suceder.

Las empresas enfrentan un problema obvio: un trabajador deprimido rinde mucho peor que un trabajador sano, y la disminución de su productividad contribuye a que su empresa sufra pérdidas que pueden ser globalmente muy considerables. - España deprimida: Tristeza, ansiedad y bajas médicas... ¿simulación o un problema real?

Si ya llegaste aquí, has tocado fondo.  Más te vale empezar a arreglar el miedo y el estrés y la depresión, antes de buscar otro empleo. El desempleo es un monasterio del que te sales cuando has encontrado paz interior.  Si estás en la depresión, adivina adonde te vas a quedar.  Sería bueno que aunque haya presiones deprimentes, logres sacar momentos para hacer aquello que disfrutas para ganar la vitalidad que necesitas para hacer todo lo demás.

¿QUE HACER PARA SALIR DEL AGUJERO?

Hay dos posibles escenarios:

  • Agente estresante:  Si tienes gente que maltrata, hace la vida dificil a los demás, tal vez deberías alejarte del agente estresante.  Sabes que es así, porque al estar ausente el agente estresante, te sientes bien, y cuando llega y hace de las suyas, te sientes mal.  Es como apagar un interruptor.  Si el agente estresante está en tu trabajo, tendrías que cambiar de empleo.  Hay que hacer una distinción aquí, porque a veces nos imaginamos que no nos quieren, pero eso es ilusión bioquímica del cerebro.  Cuando estés 100% feliz es cuando debes identificar al agente estresante, de lo contrario puedes estar respondiendo emocionalmente y mal a una realidad que no era tal.
  • Autoinfringido: Normalmente si no fuiste capaz de salirte con los trucos que he mencionado, es porque te autosaboteas.  Personas en tu niñez te hacían sentirte culpable de cosas que no eran tu problema o que tú no causaste, y te castigabas a tí mismo.  Hoy en día sigues castigándote.  ¿Acaso no podrías tener un poco de misericordia y compasión hacia tí mismo?  Es que si no te lo das, no vas a poder darlo tampoco.  ¿Puedes hacer las paces contigo mismo y perdonarte?  Es que sea lo que fuera lo que haya desatado la culpa en la niñez, estoy seguro de que ya pasó, y no hay razón para castigo alguno.  Es cierto, hubo llanto y tristeza en la niñez, pero ya no necesitas más de eso.  Si miras alrededor, ya todo lo que pasó no existe.  El jefe en el trabajo no es ninguno de tus padres, y tus compañeros no son tus hermanos, y la empresa es donde trabajas, y no una familia para reproducir esquemas del pasado.  Ya el pasado no existe.
  • Mensajes químicos: ¿Has notado cómo en el estadio se contagia el estado de ánimo?  Lo mismo sucede cuando un ambiente laboral se llena de emociones.  Hay algunas hipótesis acerca de que los humanos, igual que las hormigas nos comunicamos químicamente, y nuestros mensajes copian emociones en otros.  Es como si entraras en un lugar y respiraras "gas emocional" y te contagias de esa emoción. Te das cuenta de que la emoción no es tuya cuando sales del lugar y te sientes como nuevo, y vuelves a entrar y vuelves a sentir el ambiente pesado.  La gente lo llama "lugar con mala vibra".  Si identificas eso, trata de pensar y decidir afuera de ese lugar contaminado.  Y sería bueno que hagas un esfuerzo por llenar de "buenas vibras" el lugar, que tu química no ensucie más el lugar, sino que la limpie con tus mensajes químicos emocionales positivos.

Y ya que sabes del origen de todo, un último consejo.  Tu eres PROTAGONISTA y no VICTIMA.  En las películas tu vez al protagonista enfrentando adversidad, y a veces puede sentirse mal, pero no se queda sintiéndose como víctima.  Sería una película muy patética si así fuera.  Si te cuesta dejar de ser víctima y te cuelgas de otros para que arreglen tus problemas, y no puedes vivir sin pedir constantemente a un sacerdote o pastor que rece por tí, te tengo malas noticias: Sólo tú puedes arreglar lo que está dentro de tu mente.  Nada afuera puede arreglar permanentemente lo que tú tienes en tu interior.

Si te sirve de algo, probablemente ese sentirse VICTIMA vino de una niñez temprana cuando algo muy malo te pasó y te sentiste víctima, como un sentimiento de bebé que busca la protección de su madre.  Pero ya estás grande, y no necesitas de esa protección.  

Si eres mujer, busca en figuras como Wonder Woman esa fortaleza que necesitabas.  ¿Quieres ser como ella?  Perdónate. Quiérete.  Descubre que eres un diamante en bruto.  No te juzgues.  Wonder Woman no se juzga, ni se maltrata a ella misma, ni se siente pequeña, ni se victimiza.

Y si eres hombre, no te voy a pedir que seas hombre, sino que pediré que llores todo lo que no has llorado, y que entiendas que de este lado del internet hay alguien que quiere que te vaya bien, que vales mucho y que no necesitas de la ira para desahogarte, ni necesitas destruirte, ni necesitas control, sólo quererte a tí mismo y perdonarte.  Se que choca contra lo que nos enseñaron sobre ser hombres, pero es que la masculinidad no es pretender ser fuerte siendo débil, sino amarnos para que surja lo mejor de nosotros mismos, el lado más admirable de tí mismo.

Para terminar diré que:

  • No necesitas del desempleo.  Y por eso no vas a tener que sufrirlo.
  • Si ya lo tienes es porque necesitas sanarte interiormente antes de buscar otro empleo.
  • Tener miedo empuja al desempleo.
  • La depresión es una enfermedad, y las enfermedades se curan cin doctores.  Busca ayuda.
  • El estrés lo curas tu mismo con psicología cognitiva.  Excepto por algunas observaciones y apreciaciones de otros que pueden ayudarte, en realidad la curación te toca a tí, y no puedes colgarte de otros para que reprogramen tu cerebro.  No eres víctima, eres protagonista.
  • El pesimismo es un error cognitivo.
  • La depresión viene cuando sientes que no puedes hacer nada, que eres impotente frente al mundo.  Pero eso no es cierto.  Probablemente sea pura "mala vibra" en tu barrio o edificio, o tengas a alguna persona con mucho tiempo libre ejerciendo majadería como agente estresante.
  • El pasado ya no existe, cura al niño interior, sabiendo que la realidad de ese niño no existe a tu alrededor.
  • Si Dios o el destino (como quieras verlo) no quiere que entres al desempleo, no entrarás.  Si entras, tendrá un propósito para tí, y sólo el tiempo te lo revelará.

El miedo es como ese chico de la escuela que matoneaba y que hacía bullying.  Mira este video y reflexiona.

VIDEO: If Success & Failure Were Human Beings

¿Te ha servido este post?  ¿Cuáles tu experiencia o aprendizaje?
 

¡Sé el primero en comentar!
1 recomendaciones