La insoportable retorica corporativa

En esta crisis las empresas han desplazado a los políticos en materia retórica de palabras vacías.  "Vienen tiempos emocionantes" "pasión por el cliente" y de pronto un día viene el recorte (sí, muy emocionante).  No contentos con haber empezado, la costumbre de la retórica corporativa sigue inundando el mundo profesional de LinkedIn en forma de artículos vacíos.

A partir de 2008 la gente decente vio al mundo voltearse al revés, ha visto a gentes cruzar límites con descaro, y ya la gente se ha comenzado a cansar.  Se han cansado tanto de abusos e indiferencia de las élites que eligieron a Donald Trump.  Se han cansado de la deshonestidad de los bancos y por es que las Fintech ganan terreno.  Y ya se están cansando de la retórica corporativa en medio de la IV revolución industrial y eso ya está golpeando la productividad.  

La gente se está cansando de la deshonestidad detrás de la retórica, y por eso han visto con buenos ojos cuando Donald Trump en su discurso de CPAC 2017 dijo "se acabó la era de las palabras vacías".

Cómo empezó este jaleo 

De 2006 a 2011 de acuerdo con datos del US Department of Labor la productividad subió, pero a partir de 2011 hubo un descenso en la tasa de crecimiento que ha frenado las subidas de productividad.  Amy Edmondson nos habla de seguridad psicológica (psychological safety) como factor clave.

Psychological safety: shared belief held by members of a team that the team is safe for interpersonal risk-taking...It describes a team climate characterized by interpersonal trust and mutual respect in which people are comfortable being themselves)

Y en el mundo de LinkedIn miras toda clase de retóricas corporativas convertidas en artículos que en realidad se dedican a lamer botas de potenciales patronos futuros.  Los comentarios a los artículos de RRHH suelen ser de "yes man".  ¿Qué ha pasado realmente en esos años?

  • Año 2000 a 2007:  Luego de años de recibir inmigrantes, las multinacionales descubren que la deslocalización les sirve porque además de trabajadores baratos, tienen costes de servicios más baratos en otros países.  Esto hace que los incrementos en productividad no se traduzcan en aumentos de sueldo en países desarrollados.

Sede en país desarrollado --> Inaugura sede en pais barato con pocos empleados

  • Año 2008 a 2010: Viene la crisis.  Empieza un sprint de los empleados con el fin de mantener sus empleos, pero se van a países emergentes, donde la práctica normal no es aumentar productividad.  Sin embargo aún con alguna proporción de gentes de países desarrollados, se mantiene al alza la subida de productividad.

Empleos en países desarrollados --> Empleos en países emergentes

  • Año 2011 al presente: Empieza la carnicería entre países emergentes, y los más baratos empiezan a recibir empleos.  Los más baratos son los que menos práctica tienen en mejorar productividad.  China, India, Brasil y México se llevan el premio mayor en empleos, que ya se van de unos emergentes para caer en otros.

Empleos en países emergentes --> Empleos en países emergentes más baratos

A diferencia de los americanos y europeos que son sistemáticos y ordenados y la excelencia viene por orgullo, el hispano es más dado a encontrar mañas para lograr un objetivo sin demasiado método (España tiene un poco de eso también) de modo que la excelencia viene comprender otros ángulos del problema.  Pero el indio no tiene nada de eso.  Si le hablas de un problema, no te entiende, tienes que darles todo predigerido, como si se tratara de programar un ordenador humano.  Y de allí a la automatización sólo hay un paso.  China se llevó muchos empleos principalmente en manufactura.  Lo informático y servicios se fueron para India.

La treta corporativa en servicios funcionaba así:

  • País desarrollado: Se queda con los empleos con labores no estructuradas.
  • País emergente: Se queda con empleos medianamente estructurados.
  • India: Se queda con empleos de servicios totalmente estructurados.

Entonces había una cascada de empleos desde el país desarrollado que acababa en el océano de India.  El plan gerencial siempre fue mover servicios a India, pasando por otros países mientras estructuraban las labores para adaptarse a la India. Y al igual que se dijo "milagro económico argentino" cuando Argentina estaba con la crisis del FMI que dejó niños escuálidos como en África, de la misma manera se propagaba el mito del "programador genio de India".  La genialidad es que un ingeniero indio gana $300 al mes, que el despido es gratis en India, y no hay garantías para los trabajadores.  Ese mito fue promovido por los altos ejecutivos de casas matriz en los países desarrollados.

Si tan sólo fuese cosa de darle empleo a los pobres, vale.  Pero en la competencia entre país desarrollado y emergente el juego fue relativamente limpio, desempeño similar a menor coste.  Pero en la competencia entre indios y otros países, hubo muchas mañas y movidas que falsificaron métricas para los ejecutivos, no porque fuesen malvados, sino porque en su cultura falsificar situaciones es costumbre.  Es tan costumbre que los estudios de diagnóstico de la situación nacional siempre salen como si India fuera país perfecto, y eso es un problema cuando quieren hacer política pública para arreglar problemas.  ¿Suena a alegato xenofóbico?  Pues no.  Y te puedo asegurar con conocimiento de causa que las métricas corporativas que entregan son igual de dudosas.

Hoy mismo los politicos de India tratan de hacer lobby para influenciar al gobierno.  Olvídate del concepto de Rusia influenciando. Ya el 70% de las visas H-1B para especialistas se le da a indios de empresas de outsourcing (no especalistas), de modo que están influenciando los empleos en los EUA.  Hablando de drenar el pantano de lobby de países extranjeros...

Las tretas de esa competencia no tan limpia, acompañado de un nacionalismo indio (que es diplomáticamente xenofóbico), normalmente consistían en que el equipo indio le pasaba los problemas al equipo competidor, dejándose las buenas métricas y tirando la basura al vecino.  También se atribuían créditos ajenos, negaban problemas, y simplemente no hacían el trabajo que no impactara métricas.  Esto muchas veces significaba prácticas como compartir passwords, poner a todos a hacer de todo, subcontratar empresas de outsourcing familiar con procedimientos irregulares para ocultar cantidad de empleados en nómina para efectos de productvidad per cápita, y otras muchas formas.  Y cuando había fallos, siempre trataban de atribuírselos a los que estaban del otro lado del mundo, y sin experiencia para enfrentar movidas fraudulentas, los del otro lado era generalmente culpados.  Y aunque ya los de otros países han ganado experiencia en el bloqueo de fraudes, a punta de recibirlos en la cara, la solución no llegó a tiempo.  La victoria de los indios fue una victoria aplastante, donde los extranjeros se quedaron con la experiencia y el indio se queda con el empleo.  

Este párrafo anterior puede sonar xenofóbico pero no lo es.  

  • En Youtube la búsqueda de "Indian scammer" arroja 99200 resultados, señal de la magnitud del problema.  La búsqueda "IRS scammer" arroja 65900 resultados. En las estafas de ransomware los estafadores mimetizan el proceso de Microsoft, y en las estafas del IRS mimetizan la dinámica de call center, señal de que ganaron experiencia con el entrenamiento de las empresas.  Si buscas "american scammer" encuentras 67500 resultados y muchos se refieren a empresas americanas que estafan o a estafadores indios que se hacen pasar por soporte técnico americano.
  • En Youtube "hispanic scammer" arroja 1350 resultados y "latino scammer" arroja 4770 resultados e incluye a hispanos siendo víctimas de estafas. Miras el tremendo desequilibrio en la proporción de números.  India tiene 1300 millones de habitantes y el mundo hispano tiene 300 millones, por lo que las estafas de latinos se miran empequeñecidas por las de los indios.
  • Si buscas "romanian scammer" hay 2510 resultados, muy parecido a los latinos, pero no consideran que la población hispana en el mundo es similar a la población de los EUA, por lo que en tema de estafas, el hispano está muy por debajo.  Rumania tiene 19.5 millones de habtantes, menos de la mitad que España.
  • Si buscas "spanish scammer" hay 8910 resultados y muchos de ellos apuntan a españoles a los que los estafadores han tratado de engañar. Si buscas "estafador español" hay 16500 resultados y encuentras resultados con el título de una película, o documentales.  Parece que el mundo hispano no es tan estafador, tan "pícaro" como nos hicieron creer.
  • Si buscas "chinese scammer" encuentras 35300 resultados, principalmente de gente estafada en China, cuando una chica se acerca al turista ingenuo para llevarle a un lugar escogido para estafarle, o cuando un anciano se lanza contra un coche para cobrar indemnizaciones.  China tiene 1400 millones de personas, India tiene 1300 millones (algo similar), por lo que resulta impactante que las estafas de indios a extranjeros, tripliquen las estafas a turistas dentro de China, siendo que tienen población parecido.

Los hispanos fueron víctimas de competencia laboral desleal, y los americanos fueron víctimas de intentos de estafa pura y dura.  Los indios no se han hecho amar.  En LinkedIn al saberque que el 70% de las visas H-1B americanas (para especialistas) se entregan a empleados de outsourcing (no expecialistas), un alemán no se siente contento y un indio le responde...

Como puedes ver, los números indican una realidad.  Lo que pasa es que hablar de ella en los EUA no es algo políticamente correcto.  Si lo miras bien, los indios salen muy mal parados cuantitativamente y cualitativamente. Y un país como China no sale tan mal como algunos hubiesen querido.  

¿Por qué no ha subido la productividad?

Ahora que sabes la línea de tiempo de lo ocurrido en las corporaciones, puedes entender que al moverse el trabajo a India, la productividad no iba a aumentar mucho, ya sea por desmotivación causada por la retórica corporativa que causa inseguridad psicológica, o porque los indios les han tirado la basura a sus métricas.

¿Cómo vas a tomar riesgos si te van a tirar la basura?  ¿Cómo va a haber confianza y respeto si te ponen a jugar el juego de sillas musicales con tu empleo del cual depende to estilo de vida?  Es iluso pensar que la gente vaya a ir "above and beyond the call of duty" en esas circunstancias de retórica engañosa.  Cuando miras las estructuras retóricas para "inspirar" al personal, se caracterizan por estructuras más o menos definidas.  Es que a punta de retórica no sube la productividad.

¿Pura retórica?

Veamos retórica que ves en LinkedIn.  Tomas a un sujeto descrito por un sustantivo que se refiere a una persona de manera impersonal.  Pones palabras que se refieran a indicadores por lo general cuantitativos y luego un adjetivo que te haga mirar algo que se levanta o mejora o va al alza.  Y así sin mucho esfuerzo, en un artículo de verborrea vacía se obtiene elegancia de palabras vacías.

  • Employee Productivity Optimization
  • Personnel Performance Appraisal
  • Human Quotient Improvement

¿Suenan elegantes las frases?  No te engañes, aunque hable de individuo, no se refiere a una persona en particular, sino a una categoría de objetos humanos.  Nos hablan de "recursos humanos".  ¿Qué se hace con los recursos?  Igual que con los siervos medievales, que los vendes con todo y su parcela, a los empleados de hoy se les vende con todo y departamento en las "acquisitions".  Los recursos se compran y se venden.  Los recursos son reemplazables, o hasta desechables.  Si "el empleado es el activo más importante de la empresa", los activos se deprecian, y hay que hacerlos circular, y se pueden vender.  ¿Por qué no le piden a la siguiente versión de software que suba la productividad en el siguiente upgrade, como hacen con los humanos?

También puedes ver retórica que combina atributos muy positivos que verías en un mundo utópico algo así como el Nirvana de La Fuerza, un concepto muy poético que es más enajenado que la ciencia de los tiburones de Sharknado.  Le pones un adjetivo de moda que suene importante y "cool", y luego hablas de una entidad o grupo.

  • Creativity and empathy in a strategic organization
  • Trustworthiness and adaptability in a cultural globalized economy
  • Communication and competence in a digital company

Lo bueno de estas tablas es que son tan expandibles como quieras, puedes empezar a ampliar las listas descritas y armar tu propia retórica.  Intenta mirar en que espacio de la tabla caben las siguientes palabras: multidimensional, basic, relevant, transformative, applications, solutions, framework, business, growth, profitability, upgrade, success, passion.  

Ahora trata de agregar las siguientes palabras que no calzan, y seguramente te llamarán "desubicado": generosidad, compasión, amor, amistad, lealtad (hacia las personas, no hacia una personería jurídica), equilibrio.

Lo que me hace perder el interés al leer artículos retóricos, es cuando se inventan frases exóticas que parecen sacadas de un escrito de Ron Hubbard tales como "360 degree thinking" o "third space theory", que hace pensar que o han fumado bastante droga, o nos remite al Incidente II del implante R8 del muro de fuego de Hubbard.

  • El Third Space Theory te dice que cada persona es única (si no me lo dicen no me lo creo) y que su mente se llena con la interacción de los artefactos de su cultura (tanta astrofísica digital no me cabe en la cabeza).  
  • El 360 degree thinking en un call center nos dice que el pasado del cliente debe estar digerido, que en el presente das información clave al cliente, y en el futuro guías la relación con el cliente.  ¿No es más fácil decir "hacer que el cliente se sienta bien y que le resuelvan el problema" en lugar de hacer tanto derroche neuronal de político de turno?
  • Design thinking: human-centered approach (por supuesto, ¿o es que antes diseñabas para perros o gatos?) to innovation to integrate needs of people (ah claro, porque sigues diseñando para la empresa y no para la gente), possibilities of technology (a ver a qué más le metes un chip), and requirements for business success (lo que sea que eso signifique, suena bonito aunque nadie sepa qué significa, porque si éxito es aumentar ingresos y bajar gastos, vaya novedad).

Entonces podríamos de hablar de "tomar un vaso de leche al desayuno" y lo podríamos llamar "consumir en recipiente cilíndrico el líquido perlático de la consorte del toro en la primera comida del día que rompa el ayuno nocturno".

Imagino que al igual que con la retórica de género, hay gente ganando dinero dando cursos sobre design thinking o 360 degree thinking o third space theory, donde basta con buscar en Google para no pagar por asistir al recital de poesía de negocios.

¿Quién busca cuáles atributos?

En la lista previa miras un montón de atributos utópicos de la retórica corporativa, que hipotéticamente van a querer de tí.  Y te preguntas "¿y qué dan a cambio?".

  • ¿Un futuro estable?
  • ¿Muchas certificaciones en el corto plazo para mejorar tu currículum vitae?
  • ¿Un ambiente humano genial?
  • ¿Una excelente paga?

Es que si te das cuenta todos esos atributos eran los que en los 1990 eran parte de lo que se decía que un CEO tenía y en esa época el CEO era visto como un genio visionario.

Digamos que no dan nada de eso que pides, pues debes conformarte con tener empleo.  ¿Al menos vas a poder desarrollar todas esas virtudes?

  • Creativity: Apégate al procedimiento y no te salgas.
  • Thrustowrthiness: Se desarrolla mejor cuando otros se dejan el crédito y a tí te tiran la basura.
  • Empathy: Preocúpate por los demás, aunque a nadie le importe lo que te pase después del recorte, ni te llame para ver cómo estás.
  • Collaboration: Colabora con los indios.  Eso te lo van a pedir, aunque ellos no devuelvan el favor cuando les pidas ayuda.
  • Communication: Con la gente saturada de trabajo para subir métricas, no vas a hablar mucho.
  • 360 degree thinking: Lo haces porque te nace tratar bien a otro ser humano, no porque entiendas la definición corporativa, o porque te vayan a recordar o reconocer públicamente.
  • Competence: No importa que seas mejor que los demás, si tu competencia no sirve para métricas, no sirve, aunque sirva para hacer el trabajo mejor.
  • Soft skills:  Son tan suaves que nadie las nota.
  • Adaptability: Sirve para acomodarte a los caprichos de los altos ejecutivos que no entienden que con sus ocurrencias hacen más difícil el trabajo tuyo.  O te adaptas o te despiden.
  • Curiosidad:  ¿Será el CEO una buena persona?  Si tratas de conocerlo tu jefe se sentirá amenazado.
  • Self awareness: Como el filósofo, sólo sabes que no sabes nada, que te has conocido a tí mismo lo que has podido y si a alguien no le gusta, pues se puede ir a vender churros en la frontera de Sonora cuando construyan el muro.
  • Social awareness: es lo mismo que empatía, pero con otras palabras.
  • Third space: Eres único, pero la empresa necesita que seas otro ladrillo en el muro.  Puedes ser único cuando termina el día laboral.

Con la tendencia a valorar más a los ordenadores, el ser humano pierde relevancia para la gerencia.  

  • Lo irónico es que de un año a otro al empleado le piden un 20% más de productividad, y se considera que puede dar ese resultado indefinidamente porque es un vago al que cada vez se hace trabajar más, pero al software que lo reemplazará no se lo piden.  
  • ¿Cual es el punto de la existencia humana cuando las máquinas hagan el trabajo?  No vas a tener empleo, ni salario, ni manera de pagar las cuentas.

¿Cual es la tendencia aquí?  A cansarte de que te pidan y te pida y no te den.

  • El banco abusó de tí, y vino un friki informático con un servicio honesto de Fintech y te pasaste al Fintech.
  • La élite abusó de tí y se hizo rescatar con tu dinero y tu paro, y votaste por Donald Trump y devolviste el golpe.
  • Le dieron el 70% de las visas H-1B para especialistas a trabajadores baratos no especialistas a una gente de un pueblo que te llama para instalar ransomware o pedirte que le pagues para que el IRS no te lleve a la cárcel, y que tiene sus truculencias para mostrar mejores métricas aunque tu trabajo sea mejor.  Y te cansaste de que el empleo se fuera de los EUA.
  • Y también te diste cuenta de que la retórica corporativa hace hoy lo que antes hacían los políticos, prometer y no cumplir, palabras vacías.  Y a diferencia de los otros procesos que ya reventaron, este todavía acumula agua de río con la represa del castor.

Entonces lo que vemos es que un día a la corporación le va a pasar lo que le pasó a los bancos con las Fintech o a los políticos con Trump.  ¿Cuál es la tendencia?  Cuando fastidias a la gente, pasan cosas.

  • El FMI fastida a los venezolanos y dejaron niños esqueléticos en Venezuela y la gente eligió a Hugo Chávez.
  • El FMI fastida a los argentinos y dejaron niños esqueléticos en Argentina y la gente eligió a Cristina Fernández.
  • La gran duquesa Alexandra Georgievna de Rusia fastidia a un pueblo con hambre oponiéndose a todo lo que trajera alivio al ciudadano...
  • La reina Marie Antoinette de Francia fastidia a los franceses dicéndoles que coman pastelitos cuando una pieza de pan cuesta el salario de un mes...
  • El banco fastidia a los clientes, y la gente se mueve a las Fintech.
  • El político fastidia a los votantes con paro, y votan por Trump.
  • Los medios inventaron tantas noticias que se ganaron el apodo de "fake news".

Cuando miras el discurso de Trump, no cuesta ver por qué es tan popular.

But we're taking a firm, bold and decisive measure, we have to, to turn things around. The era of empty talk is over, it's over. (APPLAUSE)

But they all underestimated the power of the people: You. And the people proved them... (APPLAUSE) ... totally wrong. Never -- and -- and this is so true. And this is what's been happening. Never underestimate the people. Never.

Siento que no pasará mucho tiempo antes de que las empresas ya no sean las que se ponga exigentes, sino que será el trabajador.  Si tomas el nombre de una empresa y le agregas "review" miras páginas de Internet donde te dicen lo que es trabajar en esa empresa.  Unas dicen que tienen cereal gratis, o que te tratan como esclavo, o que a la gente le gusta ayudar a otros.  Hay de todo.  Lo que no se explica es que al reclutar haya tanta enajenación y desonexión, en un proceso que más parece un acto de seducción de un mujeriego, que realmente ofrecer tu trabajo y tu compromiso de hacer bien las cosas.

No puedo adivinar el futuro, pero viendo las señales de la historia humana, ciertamente parece que lo menos sabio en este momento para el ejecutivo o funcionario de corporación es tener palabras vacías de retórica corporativa insoportable y subestimar a la gente.  

 

¡Sé el primero en comentar!