Visión macroeconómica EU. Octubre mes decisivo

Después del cierre de la actividad entre los meses de febrero, marzo y abril hemos visto una evolución positiva de algunos indicadores económicos, sin embargo, los indicadores adelantados son los que nos pueden dar una señal más clara sobre el rumbo de la economía estadounidense. 

 

Un parámetro importante es la confianza del consumidor, aunque en este análisis también nos centraremos en las ventas pendientes de viviendas, el ingreso y gasto personal y algunos datos de empleo como las solicitudes de peticiones por desempleo y el informe. 

 

Visión macroeconómica EU. Octubre mes decisivo 

 

El índice de confianza del consumidor registro el mayor aumento en 17 años y de 86.3 paso a 101.8, sin embargo hasta antes del inicio de la pandemia este mismo indicador se ubicaba en 132.60 en el mes de febrero; si bien estaríamos observando una mejora, la coyuntura no refleja tanto optimismo, ya que sigue el desempleo en un nivel alto, además  de un aumento importante en los casos de contagio y posibles cierres nuevamente, aunado a que se puso un freno al tema de los estímulos, factores que podrían mermar a este índice en su siguiente dato para el mes de octubre. 

 

United States Consumer Sentiment 

 

 

Las ventas de viviendas siguen aumentando debido a la fuerte caída de las tasas de interés, las cuales se ubican por debajo del 3%, el último dato arroja un aumento de 8.8% para el mes de agosto y un 24.2% respecto al año anterior, a pesar de ser un buen dato y refleja solidez, creemos que se puede frenar este ritmo debido a la debilidad que seguimos observando en el mercado laboral.  

 

 

Respecto a los ingresos y gastos personales podemos observar que la renta real disponible se contrajo 3.5% es decir después de impuestos y el ajuste a la inflación, por su parte el gasto real de los estadounidenses tuvo una reducción de 0.70%, estos indicadores estaban presentando fortaleza en los meses anteriores gracias a los subsidios otorgados por parte del gobierno, sin embargo la reducción de estos estímulos podría afectar al ingreso y gasto de los ciudadanos debido a que ya no habrá ayudas a menos en este mes, definitivamente creemos este factor causara un efecto sobre el gasto y seguirá ralentizando la recuperación del mercado laboral. 

 

 

 

United States Personal Income 

 

  

Hemos observado un estancamiento en el mercado laboral, si bien se había presentado una mejora en las solicitudes por desempleo, este indicador viene desacelerando, el último dato nos presentó 837,000 nuevas solicitudes por desempleo más 650,000 mediante algunos programas federales, sumando 1,487,000 reclamos contra los 1,440,000 de la semana anterior. 

 

Los trabajadores que reciben subsidios por desempleo suman ya 26.5 millones, la disminución en la generación de nuevos empleos más los nuevos recortes de personal podrían repercutir en un aumento más considerable en la tasa de despidos para el último trimestre del año. 

 

 

 

El último informe de empleo nos indica que la economía estadounidense sumo 661,000 empleos en el mes de septiembre contra el consenso de los analistas que estimaban 859,000 nuevos empleos.  

La tasa de desempleo nos podría dar una señal confusa, ya que si bien observamos una caída en la tasa de paro del 8.4% al 7.9% fue debido también a una disminución en la tasa de participación de la fuerza laboral la cual se ubica ya en 61.4%. 

 

 

Desde nuestra perspectiva creemos que este último trimestre es decisivo para el rumbo de la actividad económica, la coyuntura actual nos presenta un escenario económico a nivel mundial presentando una severa recesión y un complicado tema sanitario, la segunda ola de contagios por COVID-19. 

Este aumento severo en los nuevos contagios podría obligar a los gobiernos estatales a tomar nuevamente medidas de restricción, estas complicarían la recuperación económica, a esto le sumamos el tema electoral en Estados Unidos, donde principal disputa es el tema de los estímulos, desde nuestro punto de vista si no observamos un avance importante en el tema sanitario difícilmente habrá un escenario de certidumbre para la economía y los mercados. 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!