Rankia Colombia Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El mercado de valores y la economía con distintas realidades (The big short 2.0)

El mercado de valores y la economía con distintas realidades (The big short 2.0)

 

 

Durante las tres últimas semanas el índice S&P 500 SPX ha subido un 12.7%, más de un 40% desde su punto más bajo en el año, el Dow Jones DJI en la misma proporción y el Nasdaq IXIC que ha recuperado sus máximos históricos previo a la caída de febrero.

 

El mercado de valores y la economía con distintas realidades (The big short 2.0)

 

Observamos compañías como American Airlines AAL y Hertz HTZ que aumentaron entre un 100% y 200% en tan solo unas semanas, empresas que prácticamente ya se habían declarado en bancarrota; la mayoría de los índices sectoriales de los mercados accionarios en Estados Unidos han experimentado subidas vertiginosas.

 

El informe de empleos en Estados Unidos si bien fue “positivo” para los mercados, ha sido bastante confuso y ajeno a la realidad, la previsión del consenso de los analistas era una contracción de 7.5 millones en las nóminas no agrícolas, sin embargo, el dato reflejaba un aumento de 2.5 millones en el mes de mayo y una disminución de 1.4 % en la tasa de desempleo.

 

 Esto podría confirmar la economía estadounidense es altamente resistente, pero la interrogante es cómo se consiguió esa recuperación en las nóminas sin una re apertura total en la actividad económica, donde tampoco observamos una vuelta a la normalidad en la economía más grande del mundo.

 

La que es un hecho es que el mercado accionario vive un presente distinto a la realidad económica, que si bien hay una controversia entre economistas, financieros y expertos de la relación entre el mercado de valores la economía, durante la historia de los ciclos económicos y bursátiles se ha demostrado que si poseen un paralelismo ya que la bolsa se alimenta de expectativas económicas y cuando se ha presentado una divergencia como la que vivimos actualmente, es reflejo de que estamos presenciando una burbuja de activos en los mercados.

 

Los mercados siguen impulsados no por la oferta y demanda de los inversionistas, en esta coyuntura es el presidente Trump y su presión hacia la Reserva Federal con medidas sumamente agresivas que iniciaron incluso antes de la pandemia, estas políticas también las adoptaron frente a la contingencia los distintos bancos centrales los que han inflado a los mercados con una enorme cantidad de dinero.

 

La excesiva inyección de liquidez en marzo y abril específicamente para contener el colapso financiero, ha superado al QE en 2008, no perdamos de vista el contexto actual, mundo se encuentra ante un escenario inflación monetaria que definitivamente traerá consecuencias.

 

En un entorno de crisis, la Reserva Federal posee libertad total para reducir las tasas, "imprimir dinero", intervenir agresivamente en los mercados y emplear innumerables programas de financiación, siendo el único banco central que cuenta con esa flexibilidad.

 

Estamos en medio de una extraordinaria dislocación del mercado global al alza. Pocas veces en la historia habíamos presenciado un ritmo tan feroz en los distintos mercados financieros como el accionario, crediticio, divisas, deuda corporativa y gubernamental etc., para el optimismo de algunos especuladores es emocionante ver un repunte así en el mercado de valores, la radiografía actual de los principales índices podría reflejar que el mercado ya ha descontado la recesión o lo peor de la pandemia.

 

Desde mi perspectiva creo que el mercado en su escenario actual ya haya descontado la coyuntura económica, como lo he mencionado anteriormente estamos observando una subida especulativa que se acentúa más por la velocidad de su recuperación.

 

Nos encontramos ante un escenario similar al de septiembre de 2019, la Reserva Federal sigue impulsando al mercado accionario con su inmenso arsenal de liquidez, volviendo a inflar la burbuja que solo sufrió un moderado pinchazo a fines de febrero de este año, la exagerada flexibilización cuantitativa solo aumenta el riesgo que llevaría a un escenario de desapalancamiento  y que ante el contexto actual sólo agudizaría la crisis.

 

 

Si bien los indicadores muestran fortaleza técnica, analizando el contexto económico podemos observar que nos encontramos ante un mercado inflado, altamente especulativo y separado de la realidad económica.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar