¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Análisis fundamental de empresas cotizadas
Mercados financieros al día con Probuen

Meliá Hotels: Una posible inversión bursátil

melia-probuen

MELIÁ HOTELS es la primera cadena hotelera Española, con presencia en 43 naciones de cuatro continentes, estando su negocio fundamentalmente ligado al desarrollo turístico.

Opera bajo tres líneas de trabajo:

  • Gestión Hotelera: Se basa en los ingresos que obtiene la cadena bajo el régimen de franquicia o resultados de gestión. Aproximadamente representa el 60% de las habitaciones que gestiona MELIÁ HOTELS y también es la que aporta mayores resultados a la cuenta de resultados, concretamente el 39% en el ratio calculado sobre el EBI. Requiere menores inversiones y las próximas aperturas están basadas en fomentar este tipo de negocio.
  • Negocio Hotelero: Consiste en la gestión de sus propios hoteles o de aquellos que mantiene en alquiler. El ratio se reduce considerablemente, hasta el 11%. También es la causante de la mayor parte del endeudamiento de la compañía, 950 millones de euros. Aún así el LTV de los activos con respecto a su endeudamiento está por debajo del 50%. Esto puede permitirle una política de venta de complejos, donde es posible retener la gestión y así conseguir liberar recursos, bajando su endeudamiento y mejorando márgenes.
  • Casinos, Real Estate y Club MELIÁ. Es un negocio marginal en sus cuentas, pero permite atraer clientes en zonas turísticas, desprenderse de negocios inmobiliarios complementarios a la explotación turística y logra fidelidad entre su cartera de clientes.

En total MELIÁ HOTELS gestiona más de 80 mil habitaciones en los países donde opera. Una cifra muy importante, pero lejos del más de 1 millón de habitaciones bajo la gestión del líder mundial, la cadena americana MARRIOT. MELIÁ HOTELS tiene un plan previsto de crecimiento de 16 mil habitaciones en los próximos años.

La cadena está controlada por la Familia ESCARRER, que fue su fundadora. Empezó su actividad en los años 60 bajo la marca HOTELES MALLORQUINES ASOCIADOS, con la gestión de un primer hotel en Mallorca y creció rápidamente a lo largo de los años 70, cuando cambio su denominación a HOTELES SOL. Un paso importante para su crecimiento fue la adquisición de la Compañía HOTASA, que agrupaba los 32 hoteles bajo la gestión del GRUPO RUMASA, en el 1982, año de su intervención. La cadena MELIÁ complementó su tamaño con la adquisición en el año 2000, de los HOTELES TRYP, que le aportaron la entrada en el segmento de hoteles de ciudad con gran prestigio.

 

La capitalización actual de la compañía es de 2.733 millones de euros

 

Las adquisiciones y el ritmo de crecimiento fueron lo que provocó su salida a bolsa como una forma de afianzar su solidez. A esta operación se unieron socios como la CAJA DE AHORROS DEL MEDITERRANEO, que llegó a poseer el 6% y que tuvo que desinvertir en el momento de su intervención.

Otro error cometido por el grupo fue la unión bajo la marca MIA, de todo su patrimonio en América del Sur, para su posterior salida a bolsa. La operación resultó un fracaso para los inversores que acudieron y SOL MELIÁ tuvo que volver a integrar la sociedad dentro del grupo.

La capitalización actual de la compañía es de 2.733 millones de euros, en un recorrido donde las acciones han pasado de un precio de 7 euros hace cinco años a los actuales 12. El grado medio de ocupación de las habitaciones se encuentra en un 71% y el RevPAR se sitúa en 80 euros, en consonancia con sus competidores nacionales.

En cuanto a los datos del ejercicio 2017, con respecto a los obtenidos en el 2016, muestra ligeras mejorías. La facturación crece un 4,72% hasta alcanzar la cifra de 1.885 millones de euros. El beneficio crece un 28% hasta llegar a los 128 millones. Sin embargo este crecimiento del margen no lo es por el negocio en sí. Sube en mayor medida el coste de personal que es compensado con unos costos financieros mucho menores y una diferencia positiva en el cambio de la moneda a diferencia del año anterior.

Los fondos propios se mantienen estables, al igual que la cotización en los últimos meses, lo que hace prever una repetición de dividendo.

Factores a favor de la compañía son su tamaño, la complementariedad entre sus socios dominantes y la gestión, el incremento del turismo en España y su trayectoria a lo largo de los años. Se muestra como una compañía firme que puede incrementar su valor con la venta de activos, cambio en los modelos de gestión y abundar en su expansión internacional en alianza con fondos e inversores que realicen los proyectos y MELIÁ HOTELS los pueda gestionar. En cualquier caso, por el tipo de negocio, sus resultados reales se verán en un periodo entre 3/5 años con tendencia al largo plazo, lo que puede ser una oportunidad, siempre tomando precauciones y haciendo seguimiento de sus resultados y ratios, para inversiones a largo plazo. Su capitalización le sitúa entre los mayores valores del Mercado Continuo.