Tips para evitar errores relacionados con los márgenes

Tips para evitar errores relacionados con los márgenes

En trading, el margen es la cantidad de dinero requerida por el bróker para abrir una posición operando con apalancamiento mediante un CFD. Es decir, si usas apalancamiento solo necesitarás colocar un porcentaje de tu depósito y el resto te lo prestará el bróker, lo cual puede multiplicar tus ganancias, pero también tus pérdidas, por lo que debes ser muy cuidadoso al operar con margen. Veamos algunos tipos para evitar errores relacionados con los márgenes.

Tips para evitar errores relacionados con los márgenes

 

 

Errores al operar con margen y tips para evitarlos

Operar con margen es una de las formas más usadas por los traders para obtener ganancias más rápidas haciendo trading. Pero resulta que muchas veces quienes recién inician en este mundo cometen muchos errores que les cuestan sus primeros fondos, en especial cuando usa apalancamiento.

La intención de este artículo es darte algunos consejos que te ayudarán a comenzar en el trading con más consciencia de tus acciones y de las consecuencias de las malas decisiones o de la carencia de estudio, práctica y desarrollo de estrategia. Analicemos cómo puedes evitar algunos errores relacionados con los márgenes:

 

No saber qué es el margen

Lo primero es saber que no es lo mismo operar con tu propio dinero que operar CFDs con apalancamiento, en los cuales necesitarás un margen de depósito y un margen libre. Expliquemos estos puntos resumidamente:

  • CFD: Significa Contrato por Diferencia, y se refiere a una forma de operar en la que el trader puede abrir posiciones sobre los precios que tomará un activo sin realmente poseer dicho activo. Es una manera eficiente de operar con instrumentos de alta cotización con poco dinero.
  • Apalancamiento: Es un préstamo que el bróker puede hacer al trader para que este opere con más dinero del que depositó. Así, si tu depósito es de 1.000 USD y usas un apalancamiento de 1:10, puedes operar como si tuvieras 10.000 USD.
  • Margen inicial (de depósito): Es la cantidad de dinero de tu balance que debe estar disponible para poder abrir una operación. Siguiendo con el ejemplo anterior, aunque tu depósito inicial fue de 1.000 dólares, puedes abrir una operación de 2.000 dólares, y como el apalancamiento es de 1:10, necesitas un margen de 10% de tu dinero (200 dólares) para abrir la operación, el resto lo pone el bróker para aumentar tu volumen de operación.
  • Margen de mantenimiento (libre): Es la cantidad de dinero que debe quedar disponible de tus fondos propios para mantener la operación abierta en caso de que el mercado se mueva en tu contra. En este caso, nuestro margen libre sería de 800 USD.

Entonces, el primer tip para evitar errores relacionados con los márgenes es saber qué implica operar con margen. Son posiciones en las que estás usando dinero que no es tuyo, y que para mantenerse abiertas deben tener suficiente margen libre.

Si agotas todo tu límite de margen (es decir, tus 1.000 USD de depósito), las posiciones que se muevan en tu contra se cerrarán por falta de fondos, ya que el bróker no perderá dinero. De manera que si no eres cuidadoso al calcular el margen podrías quedarte sin dinero en tu balance en una sola operación.

De manera que lo mejor para evitar este primer error al operar con márgenes es estudiar y leer información relacionada con esta forma de operación.

 

No practicar operaciones con márgenes

Otro error bastante común de los traders principiantes es practicar muy poco en la cuenta demo. En este punto es importante recalcar que una cosa es leer mucha teoría sobre cómo operar con márgenes y otra muy distinta es poner estos conocimientos en práctica.

Es por esto que las cuentas demo que ofrecen los brokers no tienen un límite de tiempo, puedes usarlas cuanto quieras (a menos que pierdas todo el depósito ficticio). No basta con practicar unas cuantas veces y obtener unos pocos resultados positivos. Es necesario ver el dinero de la cuenta demo como si fuera tu propio depósito.

Recuerda que la cuenta demo te servirá para familiarizarte con la plataforma y saber usar herramientas gráficas e indicadores técnicos. Al practicar lo suficiente como para establecer un patrón de operación, evitarás errores al operar con margen en tu cuenta real.

 

No desarrollar estrategias con márgenes

Otro error que debes evitar a toda costa es comenzar a operar sin tener una estrategia o sistema de trading bien definido. Hacer trading por impulso o solo apostando a la suerte no es para nada sensato, puede que comiences ganando, pero también puedes perderlo todo en un momento.

Para evitar cometer este error recurriremos nuevamente al consejo de usar la cuenta demo. En esta cuenta podrás experimentar varios tipos de estrategias de acuerdo a la forma en la que quieras operar, conocer los indicadores y ver cuáles te resultan más útiles y cuáles se llevan bien cuando los combinas, qué ocurre cuando abres una operación y sale mal, cómo interpretar patrones de velas japonesas.

Al hacer todo esto, podrás establecer una o varias estrategias de trading sólidas que te eviten malos momentos al operar con margen en una cuenta real. Recuerda que en la cuenta demo si abres una posición de 1.000 dólares, por ejemplo, queda mucho margen libre y es posible que veas que puedes soportar cuando el precio cambia mucho en tu contra antes de que la cotización se mueva a tu favor. Pero si tu depósito es pequeño probablemente no tengas esta misma libertad en la cuenta real.

Otro error que evitarás al tener una buena estrategia de trading es mantener operaciones perdedoras abiertas, esperando que el precio cambie, o cerrar tus posiciones ganadoras muy rápido por miedo a perder los pips que has ganado.

 

No saber usar el Stop Loss

Un tip muy útil que te ayudará a evitar errores relacionados con los márgenes es aprender a usar el Stop Loss, una orden con la que podrás limitar tus pérdidas cuando el mercado se mueva en tu contra. Te explicaremos: el secreto de usar correctamente el apalancamiento es preguntarte cuánto estás dispuesto a arriesgar en una operación, y no cuánto puedes invertir. Este error es muy común, sobre todo entre traders que quieren ganar una gran cantidad de dinero en una sola posición.

Para responderte esta pregunta, es necesario que sepas qué es el Stop Loss y cómo usarlo para evitar que el bróker deba cerrar forzosamente tu posición porque se ha consumido todo tu margen, es decir, el precio se movió tanto en tu contra que tu margen libre no pudo soportar la pérdida y cerró la operación, dejando tu balance casi en cero. Si entiendes este concepto y lo practicas lo suficiente en la cuenta demo evitarás este error tan común en el trading.

 

No llevar un control de tus operaciones

Operar de manera desordenada, en especial cuando trabajas con márgenes, no es una buena idea. El siguiente tip que te daremos está relacionado con llevar un diario de trading, es decir, un registro de todas tus operaciones, incluso desde que inicias con la cuenta demo. Anota todos los parámetros que condicionaron tu orden y el resultado que tuvieron. De esta manera, podrás ver con más claridad los errores que cometes y mejorarlos en una siguiente operación.

 

Agotar todo tu margen

Seguimos con el ejemplo anterior: abriste una cuenta real con 1.000 USD de depósito inicial y usarás apalancamiento 1:10, es decir, podrás abrir operaciones hasta 10.000 USD. ¡Pero alto! Recuerda que el margen se divide en dos, el de inicio y el de mantenimiento:

  • Si abres una operación por 2.000 USD, el margen inicial exigido será de 10%, o sea 200 dólares. Tu margen libre sería de 800 dólares.
  • Ahora abriste otra posición de 3.000 dólares, por lo que el bróker exigió un margen de 300 dólares. Ahora tu margen libre solo es de 500 dólares.
  • Si en cualquiera de las dos operaciones, o peor aún en ambas, el mercado se mueve en tu contra, es mucho más probable que pierdas ambas posiciones y tu depósito se vaya más rápido de lo que imaginaste.

En resumen, tener muchas operaciones abiertas no es sinónimo de ganar más; al contrario, puedes acelerar más tus pérdidas. Es importante que siempre tengas suficiente margen libre para soportar los movimientos adversos del mercado.

 

Operar con dinero que necesitas

Otro de los errores que debes evitar al operar con márgenes (y también si quieres operar sin apalancamiento) es invertir dinero que necesites para cubrir tus necesidades, pensando que lo lograrás recuperar en el primer de operación. Siempre debes operar con dinero que estés dispuesto a perder, no porque vayas a perderlo irremediablemente, sino porque existe una alta probabilidad de pérdidas al operar con márgenes, en especial si te apalancas demasiado.

 

Tener falsas expectativas

Otro error que cometen muchos traders principiantes es comenzar a operar pensando solo en ganar dinero y por ende apalancarse demasiado. Aunque evidentemente esto es lo que se quiere, pensar únicamente en tu saldo y en lo que estás ganando o perdiendo terminará frustrándote más temprano que tarde. Este punto está muy relacionado con la psicología del trading, por lo que en este tip te recomendamos leer sobre este tema.

El error de tener falsas expectativas puede desembocar en otro error común: el exceso de trading, en especial si tu modelo de operación es el scalping. Abrir y cerrar posiciones de forma frenética puede generar mucha ansiedad: cuando ganas quieres seguir y cuando pierdes también quieres seguir operando porque quieres recuperar lo que perdiste. Esto es un error gravísimo ya que al no pensar con claridad, tu trading se irá por un abismo y perderás de vista incluso tu propia estrategia.

 

Conclusión

Cometer errores al operar con márgenes cuando estás iniciando es muy frecuente, pero la idea es que estos errores sean corregidos en la cuenta demo con suficiente práctica e investigando todos los términos que te parezcan desconocidos. De esta manera podrás evitarlos cuando comiences a operar en una cuenta real.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!